Lavar las frutas y verduras correctamente

En estos tiempos de pandemia, con depresión y desglobalización, el cómo lavar todo correctamente se ha vuelto una interrogante muy importante. En el caso de las frutas, el lavado y desinfección de frutas y verduras para el consumo es una actividad que no debemos pasar por alto. Es muy importante eliminar cualquier contaminante, pesticidas, bacterias y residuos. No importa en qué establecimiento hayan sido adquiridas, así sea de confianza las frutas no deben ser consumidas sin antes ser lavadas. A continuación, te presentamos los trucos y remedios caseros para lavar las frutas y verduras correctamente.

¿Por qué hay que desinfectar las frutas y las verduras?

La razón principal de lavar y desinfectar, es la eliminación de agentes contaminantes. Existe una gran cantidad de enfermedades provocadas por una mala lavada o por simplemente no lavarlas. Y aunque presenten una apariencia limpia, los envases en donde vienen podrían contener bacterias. Por esto y muchas razones más debemos prevenir y lavar las frutas y verduras correctamente al momento de llegar a casa luego de hacer las compras.

Recomendaciones p lavar las frutas y verduras correctamente

Una vez llegues a casa con la compra, se deben lavar antes de guardarlas en la nevera o despensa para su conservación, en especial para aquellos alimentos que su consumo será crudo. Como primer paso, hay que lavarse las manos durante aproximadamente un minuto. En seguida, procede a separarlos en los que tienen cáscara, los que deben ser pelados y los que no tienen necesidad de quitarle la piel.

Las frutas con piel o cáscaras

Las frutas con cáscara o piel son las que tienden a conservar más la tierra, es por esto que se debe lavar con bastante agua y con lejía. Se recomienda la ayuda de un cepillo especial para la cocina. Los alimentos que serán pelados se deben lavar y desinfectar con lejía, luego se procede a lavar el área o superficie donde estaban ubicadas para eliminar las bacterias y se procede a pelarla. Por último se repite el proceso, se desechan los residuos, se lava el área y los implementos utilizados. Una vez lavadas y desinfectadas las frutas, se secan ya sea con papel de cocina, toallas, o cualquier opción reutilizable. En el caso del textil, posterior a su uso debe ser lavada.

Las frutas, hortalizas y verduras que son consumidas crudas deben ser sumergidas aproximadamente 5 minutos en una taza profunda con agua y lejía. Las cantidades de lejía a utilizar dependen de los litros de agua, igualmente el producto lo debe indicar en sus especificaciones. Algunas personas también recomiendan el uso de vinagre y agua para sustituir la lejía, solamente para lavar los alimentos que serán consumidos crudos.

Es importante percatarse de no ubicar los utensilios de cocina en el área donde se están lavando las frutas. En el proceso se pueden transmitir los residuos. Al terminar de lavar las frutas y verduras correctamente, esta área debe ser desinfectada y las frutas limpias y secas se refrigeran o se ubican en el lugar de almacenamiento hasta el momento de su consumo.

Deja un comentario

Completa la siguiente suma *