El Coronavirus y la desglobalización

Hablamos sobre el coronavirus y la desglobalización. Y es que la pandemia ha venido para quedarse y será un peso más con el que tendremos que vivir. Sin embargo, llegará el momento en el Covid-19 vivirá en nuestro organismo sin causar daño. El Coronavirus no sólo ha  afectado la salud del ser humano, sino que debido a que el mundo tiene sus bases en una economía de mercado y en sus trabajadores. Ahora le corresponde a todos los países y organizaciones del mundo protegernos de las diversas catástrofes que se pudieran venir, todo debido a la relación existente entre el Coronavirus y la desglobalización.

¿Cuál es una de las principales inquietudes económicas del momento?

La inquietud que nos embarga en este momento es si estamos dirigiéndonos hacia un proceso de desglobalización. Las guerras comerciales primero, y ahora la crisis ocasionada por la pandemia han traído infinidad de dudas sobre la continuidad del sistema de comercio internacional. Por lo que El Coronavirus y la desglobalización representan en la actualidad el tema de mayor interés, pues la situación socioeconómica suscitada es un desastre que debe afrontarse a la brevedad posible.

¿Inició la desglobalización con la pandemia?

Es importante señalar que la desglobalización no inició con la aparición del Covid-19, este período de la humanidad comenzó desde hace 4 años cuando Donald Trump ganó la presidencia de los EEUU, ya que desde entonces se tomaron medias que colocaron en tela de juicio la economía del mundo en donde el coronavirus y la desglobalización no tenían relación alguna.

La relación del virus y la desglobalización se ve reflejada en el impacto que ha tenido la pandemia en la economía de los continentes. Así tenemos que ha provocado la caída del 7.4% de los países europeos, según previsiones de la Comisión Europea, equivalente a toda la producción de España en un año.

Esta situación también ha afectado a EEUU, donde la caída fue de casi un 5% en el primer trimestre pudiendo llegar hasta un 40% en los meses siguientes. En América Latina la caída será de un 5% equivalente a la producción de Perú en un año. Y en China, país que había logrado subir al 6% en el 2019, se contrajo en un 6,8% en el primer trimestre, y se calcula que su crecimiento para éste año apenas será del 1%.

El Coronavirus y la desglobalización

Coronavirus, la desglobalización y sus efectos a largo plazo

Uno de los efectos a largo plazo de este fenómeno, según la analista Patricia Wynne, sería que “los países buscarán relocalizar la producción de los bienes más indispensables en sus propias fronteras o cerca de ellas. Se irá a un mayor proteccionismo, lo que favorecerá a las regiones más ricas pero desfavorecerá al resto del mundo”. Por lo que para ella se creará más pobreza y por otro lado se concentrará la riqueza.

Por su parte otro analista dice que habrá 2 efectos. El primero, está dirigido a la empresas y los cambios de estrategias. Y el segundo, baja eficiencia que luego se traduce en incremento trasladado a los productos y servicios que finalmente pagará el consumidor. Ésto como consecuencia de la estrecha relación que existe ahora entre el coronavirus y la desglobalización.

Deja un comentario

Completa la siguiente suma *