Saltar al contenido

Remedios caseros para eliminar la acidez

Sé perfectamente lo que sientes: un ardor que te quema por dentro, desde el estómago hasta la garganta. Es la famosa acidez estomacal, y se produce cuando el ácido del estómago sube hacia el esófago, por distintas causas. Afortunadamente, los remedios caseros para la acidez están allí para ayudarte a aliviar ese malestar. Por lo general, la acidez es más frecuente en mujeres embarazadas, personas con hernia de hiato, fumadoras o con exceso de peso. También pueden influir comidas abundantes, o ciertos alimentos, e incluso algunos medicamentos como la aspirina, antibióticos o antidepresivos. Sea cual fuera el motivo en tu caso, no dudes en recurrir a estas soluciones naturales para aplacar el ardor.

Remedios caseros para la acidez con resultados comprobados

remedios caseros para eliminar la acidez

Como ya mencionamos, el ardor que sientes por dentro es causado por los ácidos del estómago, que suben hacia el esófago. A veces, (y paradójicamente) basta con comer algo ácido y amargo para sentir cierto alivio. Y si bien no es una “enfermedad” peligrosa, se convierte en algo muy molesto, en especial cuando se prolonga demasiado en el tiempo, o se da con mucha frecuencia. En esos casos, la acidez comienza a tener ciertos riesgos, e incluso podría generarte un sangrado del esófago.

Por eso, en primer lugar, lo que tienes que hacer es prevenir la aparición del a acidez, tomando ciertas precauciones para evitarla. Y en segundo lugar, si ya tienes ese fuego a la altura del esternón, entonces tienes que utilizar estos remedios caseros para la acidez y tratar de frenarla de forma natural.

  • Toma un vaso lleno de agua apenas comienza a sentir el ardor que sube hacia tu garganta. Esto servirá para “lavar” el ácido y arrastrarlo nuevamente hacia el estómago.
  • En media taza de agua tibia, disuelve media cucharadita de bicarbonato y agrégale unas gotas de limón. El limón es fundamental en esta preparación, para suavizar la reacción que se produce cuando el bicarbonato actúa neutralizando al ácido estomacal.
  • Algunos vegetales como las remolachas, zanahorias, pepinos o rabanitos tienen componentes alcalinos que, al igual que el bicarbonato, ayudan a controlar la acidez. Lo ideal es tomar el jugo de estos vegetales, pero también te servirá comerlos crudos.
  • Prepara un té con una cucharadita de ralladura de jengibre fresco en una taza de agua hirviendo. Deja en remojo unos 10 minutos, y bébelo. Esto aliviará la acidez porque ayuda a relajar las paredes del estómago, evitando que estas empujen al ácido hacia arriba.
  • Otro té muy efectivo se prepara con anís, comino o semillas de hinojo. Sólo tienes que agrear 2 cucharaditas de cualquier de estos tres ingredientes dentro de una taza con agua hirviendo, lo dejas reposar 10 minutos, lo cuelas y te lo bebes.
  • La canela también sirve para aliviar ese horrible ardor. Se prepara igual que los tés que mencionamos anteriormente: agregas una cucharadita de canela en una taza de agua hirviendo, la dejas reposar, la cuelas y la bebes.

Otras alternativas a los remedios caseros para la acidez

Además de probar alguna (o todas) de las opciones que te dimos antes, hay ciertas posturas y hábitos que ayudan a controlar la acidez y a no sufrir tanto con sus síntomas:

  • No te acuestes en posición horizontal. Sé que es incómodo, pero si quieres que el ácido se quede “abajo”, tienes que tratar de mantenerte la mayor parte del tiempo en posición vertical o semi inclinado. Incluso para dormir.
  • Si el ardor por las noches te impide dormir, evita cenar inmediatamente antes de acostarte. No cenes comidas abundantes y deja pasar de 2 a 3 horas antes de ir a la cama. Y recuerda, trata de dormir semi sentado.
  • Si definitivamente no puedes dormir en esa posición casi vertical, otra alternativa es elevar la cabecera de la cama, colocando unos bloques de madera debajo de sus patas. Esto le dará cierto ángulo de inclinación a la cama, y como la ley de la gravedad es maravillosa, evitará que el ácido “suba”.
  • Un consejo válido para aliviar a las embarazadas en sus últimos meses, también sirve para controlar la acidez: dormir apoyado sobre tu lado izquierdo.
  • Por último, trata de hacer comidas más frecuentes y más pequeñas, para no sobrecargar al estómago y evitar que tenga que producir tanto ácido a la vez.
  • Reduce el consumo de café y de bebidas gasificadas. Y, si fumas, deberías proponerte como meta abandonar este hábito.

Apuesto que en tu cocina ya tienes algunos de los ingredientes para preparar tus propios remedios caseros para la acidez hoy mismo. En especial a la noche, es importante que ayudes a tu esófago para protegerlo de ese ácido, pues al estar recostado durante tantas horas, el daño que le genera la acidez es mayor al que puede sufrir durante el día.