Saltar al contenido

Remedios caseros para el estrés

El estrés es una de las pandemias del siglo XXI y es que ¿Quién no ha tenido estrés en algún momento de su vida? Todos llevamos una vida muy atareada y nos cuesta desconectar del trabajo, es ahí cuando aparece uno de los mayores enemigos de la salud tanto física como mental, el estrés. Aquí veremos remedios caseros para el estrés.

Los mejores remedios caseros para el estrés

Remedios caseros para el estrés

El estrés tiene múltiples manifestaciones, una de ellas la ansiedad que los que la padecen sabrán lo molesta e incómoda que es. Por ello ofrecemos en este artículo una serie de remedios caseros para el estrés. Estos remedios caseros te permitirán vivir más relajado y por tanto tener una mejor calidad de vida.

Infusión de valeriana con albahaca: combinado anti-estrés

Sin duda es un gran remedio casero para el estrés. La valeriana genera un efecto relajante casi instantáneo por lo que una infusión con albahaca es la mejor solución posible para el estrés.

Su preparación es muy sencilla, se hierve agua se añaden tres gotas de valeriana se deja dos minutos y pasados estos dos minutos se añade la albahaca dejándose hervir otros dos minutos más.

Se recomienda tomarla antes de ir a dormir, te dormirás al instante.

Música suave para reducir el estrés

La música siempre nos provoca un gran impacto, no obstante, este impacto puede ser o estridente o relajante. Escuchar música suave te permitirá relajarte y aliviar el estrés de un duro día de trabajo. Creemos que es un gran remedio casero y además es gratuito por lo que no tendrás que gastar dinero.

Escucha música clásica o instrumental, túmbate en el sofá o la cama, cierra los ojos y prepárate para relajarte.

Meditar para eliminar el estrés

Meditar sin ninguna duda es el mejor remedio contra la ansiedad. La meditación es una forma de relajación oriental que pretende llevarnos hasta un grado de contemplación máxima. El único problema de este método es que, pese a que sus efectos son inmediatos, lleva práctica por lo que recomendamos acudir a un profesional para que nos enseñe a dar los primeros pasos.

Para empezar, siéntate en un lugar tranquila, donde haya silencio, ponte cómodo, cierra los ojos y piensa en lugares relajantes o en lugares naturales bonitos. Aunque lo recomendable es no pensar en nada.

 

Hábitos saludables para paliar el estrés

Evitar comida industrial y bebidas con cafeína: todas necesitamos un café por la mañana para despertarnos, lo que no es posible es abusar de este tipo de bebidas ya que generan una gran excitación al cuerpo. Las comidas prefabricadas tampoco son un buen aliado para aliviar el estrés, por lo que además por tu salud y línea evítalas.

Actividades de ocio: no estés todo el día pensando en el trabajo. Diversos estudios demuestran que las personas que tienen ocio rinden más que las personas que están todo el día en el trabajo. Si rindes más te verás menos agobiada y por tanto con menos estrés,

Por último, es muy importante olvidar la atención de amigos y familiares, quienes nos sacan una sonrisa. El mejor remedio casero para evitar el estrés es precisamente la risa.