Cómo limpiar la patata

Vemos cómo limpiar la patata. Las papas, son un vegetal que crece en el suelo, por ende, es muy sucia. La tierra que se adhiere a ella, puede contener ciertas bacterias, microorganismos y pesticidas. Por lo tanto se debe limpiar muy bien antes de su consumo, aunque se vayan a pelar. Solo así, evitamos consumir elementos no deseados junto con ellas. Por esa razón, te presentamos varias opciones para limpiar las patatas.

Procedimientos para la limpieza

Los químicos que este alimento nutritivo puede albergar peligrosamente, pueden eliminarse con el uso de varios elementos que facilitan su limpieza. En caso de no tener alguna de ellas, te presentamos varias opciones. Con seguridad, podrás lograr el cometido.

Primeramente, te recomendamos lavar muy bien tus manos, con agua y jabón antibacterial. De esta manera, no se transmitirán bacterias a la papa ya limpia. Algunas personas prefieren usas esponjas de fibra vegetal para limpiar sus productos, incluidas las patatas. Sino posees estas esponjas especiales, podrías utilizar las que tienen una parte áspera. Pero cuidado de no usar la misma destinada a lavar tus platos y utensilios.

Lo más importante, es que las enjuagues con suficiente agua limpia en el lavabo, para que te deshagas de todas las impurezas. Aplica fuerza y movimientos circulares para quitar el sucio cumulado, sobretodo en los huecos.

Otro dato importante, es usar agua muy fría, y no usar ningún tipo de jabón en ellas. Ademas, debes sacarles los pequeños brotecillos que a veces aparecen.

Para secarlas, usa paños o servilletas absorbentes, con eso es suficiente. Aplica pequeñas palmaditas sobre cada patata hasta que queden completamente secas.

Cómo limpiar la patata

Otros métodos fáciles de cómo limpiar la patata

Algunas personas prefieren usar los guantes exfoliantes para lograr una mejor limpieza de la patata. Estos guantes, los puedes conseguir en tiendas de cosméticos, son de nylon con superficie rugosa. Pero te recordamos, que solo debes usarlos únicamente para las patatas.

Antes que nada, debes limpiar tus manos antes de ponerte los guantes. Acto seguido, deja que el agua fría recorra las patatas y el guante exfoliador. Luego, puedes empezar a frotar cada una de ellas entre los guantes y observar como se van eliminando todas las impurezas. Una vez que la patata tenga un tono mas claro y limpio, puedes secarla.

Limpiarla finalmente, con un papel absorbente, ayuda a eliminar cualquier rastro de bacterias o suciedad que haya quedado en ellas. Y al finalizar no olvides enjuagar los guantes, o lavarlos con jabón si es necesario.

De la misma manera, puedes limpiar las patatas con un poco de agua y vinagre blanco, pues éste sirve como desinfectante. También, al pelarlas, debes remover cualquier brote o decoloración que veas en ellas. Así, evitaras enfermar al consumirlas.

Deja un comentario