Saltar al contenido

¿ Cómo consumir valeriana ?

¿ Cómo consumir valeriana? es una pregunta  frecuente. Muchas personas están conscientes que es un remedio natural, el cual ayuda a calmar el sistema nervioso. Entre sus usos más comunes están el tratamiento para el estrés, nervios, insomnios, entre otros. Quizás por ello, el interés en encontrar la mejor forma de prepararla.

¿Qué es la valeriana?

Cómo consumir valeriana

Ha sido una conocida planta desde que los griegos y romanos hacían uso de ella. Con el objeto de calmar problemas digestivos y algunos inconvenientes con las vías urinarias. Es cierto que la planta tiene propiedades para atacar dichos problemas. Sin embargo, los elementos que contiene, los cuales son útiles para relajarse, es lo que la ha hecho muy solicitada.
Es originaria tanto de Europa como de Asia Occidental. Afortunadamente, en la actualidad puede cultivarse en cualquier región y clima del planeta. Por lo regular, crece aproximadamente unos 60 centímetros de altura y produce ramas de flores pequeñas, pero con fragancia.

¿Cómo se prepara y cómo consumir valeriana como planta medicinal?

Sin duda alguna, es una de las plantas medicinales con más propiedades relajantes y terapéuticas. Fue usada por nuestros ancestros y hoy sigue siendo aprovechada, al máximo, por quienes buscan calmar los nervios. Beber una infusión hecha con esta planta, permite no recurrir a químicos y remedios adictivos. Es utilizada, principalmente para dormir mejor.
Ahora bien, ¿cómo consumir valeriana?, pues es conveniente listar a continuación la gran variedad existente para ingerirla:

  • Pastillas o cápsula
    Se pueden tomar 2 cápsulas diarias, como dosis, si en realidad se requiere y si un especialista lo recomienda. Lo común es, tomarlo 2 horas antes de ir a descansar.
  • En extracto o gotas
    Esta presentación existe y lo normal, según los galenos, es ingerir entre 1 a 2 gramos al día. Ahora bien, si son gotas, lo aconsejable son 20 en cada toma, pero no más de 2 veces al día.
  • Como aceite
    Esta presentación es ideal, porque concentra más sus propiedades, debido a que es elaborado con la raíz. Es imprescindible consultar al médico, no es recomendable auto medicarse, su poder de relajación es fuerte. Es probable que el galeno le indique no más de 20 gotas por toma, pero solamente 2 veces al día.
  • Té o infusión
    Se añade, en una taza con agua, una bolsa de té o una cucharada. Se espera a que se diluyan sus propiedades, en el líquido, para luego tomarla. Es posible consumirla una o tres veces por día.

Para poder disfrutar de los beneficios del té, es imprescindible saber la forma de prepararlo para aprovechar al máximo sus propiedades. Como ingredientes, se debe utilizar agua de filtro o embotellada y 20 gramos, aproximadamente, de valeriana. Hervir el agua y luego colocar la valeriana, colarla y agregar el endulzante preferido.

Contraindicaciones

Cómo consumir valeriana

Como cualquier medicina, sea natural o no, puede presentar molestias o efectos secundarios en señal de rechazo. Por ello, es imprescindible saber cómo consumir valeriana, para evitar contratiempos. A continuación se listan una serie de contraindicaciones para estar alertas:

  • Nunca debe tomarse durante el día, si exista la posibilidad de que va a conducir.
  • Imposible mezclarla con bebidas alcohólicas.
  • No debe suministrársele a niños menores de 10 años.
  • No es recomendable ingerirla si se tiene un tratamiento, por ejemplo, si se está tomando algún tranquilizante.
  • Es aconsejable que no se use durante el embarazo y menos si está lactando. Puede tener repercusiones en el bebé.

Para finalizar, es conveniente señalar que al conocer cómo consumir valeriana, se deben tener precauciones. Afortunadamente no causa adicción, se puede tomar durante un período amplio de tiempo. Pero todo en su justa medida, según expertos no es recomendable tomarla por un período mayor a los 1012 días.
Hay que recordar que todos los productos medicinales tienen algunos efectos secundarios. Más aún aquellos que tratan de tranquilizar los nervios, por ello es oportuno visitar al especialista. Debido a que es quien debe dictar las pautas a seguir en cuanto a la dosis y duración del tratamiento.