Cáncer digestivo

El cáncer digestivo es una de las enfermedades que azotan nuestra cotidianidad con más frecuencia de la que creemos. También conocido como cáncer de estómago, es básicamente un crecimiento anormal de las células del estómago. A continuación te presentaremos las características de este cáncer y sus síntomas. Si tienes alguna sospecha, no dudes en consultar a tu médico.

¿Qué es el estómago?

Parece una tontería explicarlo, pero es necesario conocer este importante órgano digestivo para comprender la complejidad del asunto. El estómago es un saco muscular que se ubica cerca del abdomen, en su parte superior. Este órgano es el encargado, en conjunto con otros, descomponer y digerir la comida. Por ende, este también se encarga de recibirla y retenerla.

¿Qué partes del estómago se ven afectadas por el cáncer digestivo?

El estómago, aunque es un órgano relativamente grande, tiene distintas partes. Normalmente el cáncer puede alojarse en la parte principal del estómago. También se le conoce a esta parte como “el cuerpo” del estómago. Pero en algunos países, según el tipo de alimentación que llevan, puede alojarse en la unión gastroesofágica.

Puntos importantes sobre el cáncer digestivo

Cáncer digestivo

En primer lugar: es una enfermedad que se forma por células malignas (cancerosas) en el revestimiento estomacal. También es bueno saber que la edad, la alimentación y enfermedades estomacales influyen en su desarrollo. Solo puede ser diagnosticado con pruebas médicas y científicas. Y por último: ciertos factores afectan el pronóstico y tipo de tratamiento.

Síntomas del cáncer digestivo

A continuación te mostraremos como se manifiesta cada síntoma además de nombrarlo. Los síntomas del cáncer digestivo son los siguientes

  • Dificultad para tragar: también llamada disfagia. Significa que tienes problemas para el descenso de alimentos o líquidos por la garganta luego de ingerirlos. Algunas personas puede tener tos o arcadas (ganas de vomitar) o se ahogan al intentar tragar. Otras puede sentir que la comida se queda atascada en la garganta
  • Sensación de hinchazón después de comer: también llamada distensión abdominal. Se siente como si hubieras comido en exceso. Puede sentir como si estuvieras lleno de aire o hubieran líquidos acumulados en el abdomen.
  • Sensación de saciedad después de comer pequeñas cantidades de comida.
  • Acidez estomacal: Es un dolor ardiente o incomodidad en la garganta, cuello o pecho. Se vive incómodamente y puede empeorar al recostarse
  • Indigestión: se experimenta como un malestar en la parte superior del abdomen en general. Se describe como una sensación de ardor, aunque algunas veces como hinchazón o gaseosidad. Puede estar acompañado de nauseas o sensación de saciedad repentina.
  • Dolor Estomacal: se experimenta como un dolor desde el interior del abdomen o la pared muscular externa. Puede ser leve o temporal o intenso y recurrente. En este último caso amerita atención médica.
  • Pérdida de peso involuntaria: Se caracteriza, en el cáncer digestivo, cuando se pierden involuntariamente 4.5 kilos. O en su caso, el 5% de su peso corporal normal en 6 a 12 meses.
  • Vómitos y nauseas: Se experimenta como si tuvieras el estómago revuelto. Aumentan la saliva, el mareo, el aturdimiento y temperatura de piel elevada. Puede pasar también que tengas el ritmo cardiaco acelerado. Se vive con profundo malestar.

Estadios del Cáncer digestivo

Los estadios del cáncer digestivo son 5 en total. El carcinoma in situ, denominado Estadio 0. Luego avanza en cuatro estadios: I, II, III y IV. Es algo muy común que si no se trata a tiempo el cáncer se disemine en todo el cuerpo. Puede llegar a cualquier parte del cuerpo desde el punto de origen. Por ello es primordial estar en los estadios más cercanos al 0.

Opciones de tratamiento

Cáncer digestivo

Para el cáncer digestivo existen múltiples tratamiento. Dependerá de la fase del cáncer, las posibilidades del paciente, su edad e historia clínica. Entre ellos iremos destacando cada uno. Pero en general son siete tipos de tratamientos. Destacan entre ellos: cirugía, quimioterapia y radioterapia, quimiorradición, inmunoterapia, terapia dirigida y resección endoscópica de mucosa.

Cirugía

Es la típica cirugía de extracción de material canceroso en el estómago. Se puede hacer en cualquier estadio, aunque su eficacia reduce a medida de aumentar el estadio. Existe: Gastrectomía subtotal y total. Si el tumor obstruye el estómago entonces habrá que hacer otros procedimientos. Entre ellos destacan: colocación de enuprótesis endoluminal, terapia laser enluminal o gastroyeyunostomía.

Resección endoscópica de mucosa

Es un procedimiento sin cirugía donde un endoscopio extirpa el cáncer en estadio temprano y los bultos precancerosos. Todo esto sucede en los revestimientos del tubo digestivo. Un endoscopio es un instrumento delgado en forma tubular, con luz y una lente para observar. Cuenta con una herramienta para extraer bultos, lo cual hace el trabajo más fácil.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento que usa medicamentos para interrumpir la formación de células cancerosas. Estos medicamentos o destruyen las células o impiden su multiplicación. Se divide si es un tratamiento intravenoso y oral (sistémico), si es puesta en el líquido cefalorraquídeo en el abdomen (regional). También está la intraperitoneal, donde se administra de manera directa con un tubo delgado en la cavidad peritoneal.

Radioterapia

Es un tratamiento que usa rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas. En la radioterapia externa se usan grandes maquinas que emiten la radiación de forma concéntrica. Es la forma más común de tratamiento para el cáncer en conjunto con la quimioterapia.

Quimiorradicación

En este tratamiento se combina quimioterapia y radioterapia para aumentar efectos del tratamiento. Cuando es aplicada después de la cirugía de extracción se denomina terapia adyuvante. Es para poder evitar que el cáncer vuelva a crecer.

Terapia asistida

Es un tipo de tratamiento donde se utilizan medicamentos u otras sustancias para atacar células cancerosas sin dañar otras células normales. Por lo general este tratamiento genera menos daño a las células normales que la quimioterapia o radioterapia. Los medicamentos más comunes son los anticuerpos monoclonales y los inhibidores de multicinasa.

Inmunoterapia

La inmunoterapia es un tratamiento en el que se usa el sistema inmunológico del paciente para combatir el cáncer. Se usan sustancias en laboratorio (o del propio paciente) para impulsar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo. Es un tipo de terapia biológica. La terapia más común es la que incluye inhibidores de puntos de control inmunitario.

Opciones de tratamiento alternativas

Además de las tradicionales que acabamos de mencionar, también se encuentran otras no tan estándar. Su poca aparición en la escena es producto es por encontrarse en fase de ensayo clínico. Un ensayo clínico es un estudio de investigación que busca mejorar tratamientos vigentes y tratamientos nuevos. Aquí te los mostramos a continuación.

Es importante recordar: efectos secundarios

Cáncer digestivo

Todo tratamiento, absolutamente todos tienen efectos secundarios que hay que tomar en cuenta. Estos tratamientos no son tan concéntricos como se cree. Inclusive la cirugía, que se asume como la más enfocada, amerita vincularse con otros tratamientos. Los efectos secundarios más comunes son los siguientes.

Efectos secundarios más comunes del Cáncer digestivo

Anemia, alopecia, cambios en piel o uñas, cuestiones de fecundidad en hombres y mujeres. También puede aparecer diarrea, dolor, estreñimiento, falta de apetito y fatiga. Edemas, linfedema, infección y neutropenia o inflamación de órganos. Neuropatías, delirios, problemas de memoria o concentración, insomnio, problemas de salud sexual. Los más comunes pueden ser las náuseas y vómitos, problemas de vejiga y urinarios.

En síntesis sobre el cáncer digestivo

Para el cáncer digestivo, la prevención es la clave. Hay muchas señales cuando una persona está desarrollando un cáncer digestivo. Por ello acudir al médico es fundamental y hacerse chequeos periódicos. El cáncer digestivo no se cura sino con medicina y método científico. Por ende es fundamental acudir a especialistas.

Deja un comentario