Saltar al contenido

Varios consejos contra el ácido úrico

Seguramente tú conoces alguien que sufre de gota, o has escuchado hablar o leído acerca de esta enfermedad, ¿verdad? Si es así, sabrás lo perjudicial y dolorosa que es. Resulta que su principal factor, junto al hereditario, no es otro que el excesivo nivel de ácido úrico en sangre.

¿qué es el ácido úrico?

Prevenir el ácido úrico

Es una molécula orgánica presente en nuestro cuerpo, principalmente en el procesamiento y metabolismo de los desechos, por ejemplo, en las heces fecales o la orina. Además de esta enfermedad, las altas concentraciones de ácido úrico en la sangre también pueden originar cálculos y diversos problemas de salud, como artritis, entre otras. Así como ocasionar niveles demasiado elevados de pH en la sangre, dando como resultado defensas inmunológicas bajas, o fatigas. ¡Veamos algunos consejos que te serán de mucha ayuda para combatirlo!

Varios consejos contra el ácido úrico

El principal factor de riesgo que podemos controlar es la alimentación. Una correcta alimentación puede favorecer una sangre más limpia y funcional.

Es fundamental evitar los siguientes alimentos, ¡a ser posible ni probarlos!

Verduras como las espinacas, las acelgas o la col deben ser evitadas, ya que poseen oxalato, una sal que puede acumularse en la sangre junto al ácido úrico. Evita por todos los medios beber alcohol en cualquiera de sus formas, ya que es responsable de causar una insuficiente excreción de ácido úrico. Los mariscos deben ser evitados, la anchoa, el cangrejo, el atún, sobre todo algunos tipos de pescado azul. También, si te gustan mucho las setas, deberías dejar de usarlas en tu alimentación ahora mismo. Legumbres como la soja también deben ser evitadas. Las vísceras de animales deberían estar fuera de tu plato o tu menú ahora mismo, como riñones o hígado. Aparta de tu dieta también las carnes rojas, como la res. Sería prudente no ingerir alimentos en exceso que afecten el correcto funcionamiento de tus riñones, díganse la sal y el café, así como las proteínas, por mencionar tres ejemplos.

Mejora tu dieta

Pero no todo es malo, ¡veamos algunas ricas opciones que puedes integrar a tu dieta ya!, y que favorecerán tu salud controlando tu ácido úrico:

Si por casualidad no te gusta la cebolla, debieras replantearte consumirla. ¡Es perfecta! Nos permite reducir los niveles de ácido úrico y de la grasa por demás de la sangre, es muy deliciosa y versátil, ¡y la puedes preparar de muchísimas formas!

Otra que debería ser imprescindible en tu cocina es la zanahoria, pues tiene propiedades alcalinizantes, esto es, que puede eliminar las pequeñas cristalizaciones de ácido úrico por determinadas sustancias que la componen. No sólo es posible consumirla en ensaladas, o cocida, sino en jugos que pueden refrescarte la tarde, o la velada con la familia.

Ácido úrico

Agrega también la calabaza, que es un alimento altamente diurético, e irá eliminando el ácido úrico a la par que favorecerá la producción de orina. No sólo su fruto al horno o cocido será delicioso y saludable, sino que también puedes añadir las semillas, que podrás preparar de variadas formas.

De forma general, debieras favorecer beber té verde a diario de ser posible, así como otras infusiones, como la de alcachofa. Suma a esto cereales y alimentos ricos en fibra, antiinflamatorios como la cereza o el arándano, limonadas sin azúcar, y también el aceite de oliva. Bebe mucha agua. Come sandía, come plátano, te proveerán de litio y potasio.

¡Tu salud lo vale!

Es difícil tener que dejar de lado alimentos tan deliciosos y familiares como las carnes o los embutidos, por otros que quizás no nos agradan. Pero si tus niveles de ácido úrico no son los correctos y ya tu médico te ha advertido, deberías seguir nuestros consejos y documentarte acerca de lo que puedes hacer por tu salud.

Recuerda que hay muchísimas formas de preparar los alimentos y usa esto a tu favor. No tienes por qué comer calabaza siempre de la misma forma, puedes hacerla un día en aporreado, otro horneada con cebolla, y así sucesivamente. Variantes hay de sobra e ingredientes que te favorecerán también. Una correcta alimentación te recompensará con mejores estados de ánimo y más vitalidad. Pon de tu parte, ¡tu salud lo vale!