Saltar al contenido

11 Poderosos remedios caseros para el herpes

Con el auge de los tratamientos naturales y esa búsqueda de soluciones menos agresivas para el organismo, es muy normal que nos consulten sobre la existencia de remedios caseros para el herpes. Afortunadamente hay varias alternativas que puedes utilizar sin riesgos y aliviar así los síntomas e incluso hacer que dejen de aparecer de forma permanente. El herpes labial muchas veces es contagiado por un beso o por usar utensilios, herramientas o productos contaminados como las toallas, labiales, maquillaje, etc. Entre los síntomas más visibles de esta afección se encuentran: la picazón, el ardor, el dolor y las odiosas y antiestéticas ampollas muchas veces de un color rojo junto a los labios con un líquido interno de color amarillo. También puede producirse fiebre localizada. Veamos entonces cómo puedes aplacar estas molestias con la ayuda de ingredientes naturales.

Manos a la obra: prepara tus propios remedios caseros para el herpes

11 Poderosos remedios caseros para el herpes

Como ya mencionamos anteriormente, las soluciones alternativas y naturales para distintas afecciones, incluyendo el herpes, son realmente efectivas, económicas y no tienen efectos secundarios o agresivos para tu organismo como ciertos medicamentos. Además, este tipo de terapias van acompañadas por una serie de cambios en el estilo de vida, y hacen que se conviertan en soluciones permanentes y no en simples recursos para pasar el momento.

Entre los mejores remedios caseros para el herpes que puedes preparar hoy mismo con ingredientes que probablemente ya tengas en tu hogar, se encuentran:

  • El hielo. Esto tiene la propiedad de relajar y desinflamar. Debes colocar el hielo en una bolsa o en todo caso envolverlo en una tela o toalla y después colocarlo sobre el herpes, verás como se desinflama y te quita el molesto hormigueo.
  • El té. Especialmente el té negro puede ayudarte aliviar el dolor y ardor que el herpes produce. Colócalo sobre las ampollas cuantas veces sea necesario y cuando sientas comezón o ardor.
  • El tomate. Esto ayuda a limpiar el herpes y mantenerlo protegido de las impurezas y radicales libres, aplicándole de paso vitaminas que ayudarán en su desaparición.
  • El aloe. Esta planta tiene la propiedad de secar el herpes más rápido que cualquier otro de los remedios existentes. Para mejores resultados es recomendable usarlo todos los días hasta que el mal se haya ido. Deja que el aloe se seque en el herpes, no lo enjuagues.
  • El aceite de ricino. Este es uno de los remedios que ayuda a desaparecer el herpes de manera natural y rápida. Lo único que tienes que hacer es empapar una tela con tres cucharadas de este aceite y después sobar la parte afectada con movimientos circulares muy delicados para evitar el sangrado.
  • El jugo de limón. Es otra de remedios caseros para el herpes que ayudan a secar las ampollas y frenar la picazón. Aunque su aplicación no es muy placentera y hasta tal vez es un poco dolorosa, es muy efectiva para hacer desaparecer el herpes desde su raíz, de la manera más natural posible. Aplícalo todos los días, por lo menos dos o tres veces.
  • Los garbanzos. El agua del garbanzo ayuda bastante, lo que debes hacer es remojar una cantidad de garbanzos en un tazón por lo menos 12 o 14 horas, después con una tela o algodón aplica esta agua a la parte afectada por el herpes.
  • El yogur. Especialmente si está muy frío puede relajar bastante la parte afectada por el herpes. Además es muy fácil de aplicar: coloca directamente el yogur sobre la parte afectada, deja secar y después enjuaga con agua muy fría.
  • La miel y el vinagre. Este es otro de los preparados caseros más efectivos contra el herpes, por su gran contenido vitamínico. Se deben combinar ambos ingredientes y aplicarlos con un algodón o tela en la parte afectada. Úsalo cuantas veces te sea posible.
  • El agua oxigenada. Otro remedio que puede aliviar y desinfectar el herpes. Aplícalo cuantas veces sea necesario, es indispensable tener limpia siempre la parte afectada.
  • El bicarbonato de sodio. En especial si se combina con el tomate verde ayuda a desaparecer el herpes lo antes posible sin dolor alguno.