Saltar al contenido

Cómo vivir una vida sexual plena sin compararte con los demás

En la actualidad existen muchos estereotipos, la televisión nos ha mostrado mujeres y hombres que parecen de otro planeta. En ocasiones, esto puede afectar nuestro desempeño en la cama. En este artículo te enseñaremos cómo vivir una vida sexual plena sin compararte con los demás.

El sexo a la vuelta de la esquina

Cómo vivir una vida sexual plena sin compararte con los demás

Hoy en día, es más común ver encuentros sexuales, ya sea en la televisión o en Internet. Se pudiera decir que el sexo se puede conseguir a la vuelta de la esquina. Con solo abrir la web podremos ver una cantidad infinita de imágenes, videos o temas sexuales.  Esto, en cierto modo no esta mal, pues todos debemos tener una buena educación sexual, que nos permita experimentar en la cama y disfrutar con nuestra pareja.

Sin embargo, este tipo de contenido, esta lleno de estereotipos que poco se asemejan a la realidad. Las producciones eróticas, muestran personas con un físico de otro mundo y con una flexibilidad increíble. Esto nos hace creer que todas las posiciones sexuales son posibles, y que para lograrlo, debemos tener el cuerpo de  los actores que protagonizan estos encuentros. No obstante, para vivir una vida sexual plena debemos dejar de compararnos con los demás.

Cómo vivir una vida sexual plena sin compararte con los demás

Te has preguntado alguna vez ¿por qué nos comparamos con los demás? La verdad, es que esto tiene que ver con nuestra autoestima, a veces nos gusta medir el éxito comparándonos con los demás. Se pudiese decir, que es como una formula de medición para saber qué somos capaces de lograr. Esto puede aplicar, de manera sana en el trabajo. Sin embargo, en cuestiones de la cama no aplican las comparaciones. Para vivir una vida sexual plena, debemos dejar de mirar lo que hacen los demás. Es necesario enfocarnos en nuestra propia satisfacción.

  • Tal cual eres: Para vivir una vida sexual plena, debemos aceptarnos como estemos, con rollitos demás, con una que otra canita. Los complejos en la cama impiden desarrollar libremente la sexualidad. Todas las personas, sin importar nuestro aspecto físico, debemos divertirnos en la cama. ¡Después de todo, eso es lo que importa!
  • La perfección es de otro mundo: En todos los aspectos de la vida, inclusive en las relaciones sexuales, la perfección no existe. Lo que vemos en la televisión, es el resultado de orgasmos fingidos y de un trabajo bien elaborado. Deja de compararte con lo que ves, si quieres practicar una posición que te llama la atención, hazlo, pero si te sale mal solo ríete y disfruta.
  • Tu compañero de cama: En este punto, debemos ser abiertos con nuestra pareja, una vida sexual plena se basa en una buena comunicación. Para disfrutar el momento, es necesario aclarar los puntos a favor, y los que a veces no nos salen tan bien.

vivir una vida sexual plena

¡A encender la luz!

¿Cuántas veces hemos dejado el cuarto oscuro, a la hora del sexo? A veces exageramos con este punto, de tal forma que impedimos que cualquier partícula de luz pueda observarse. Para vivir una vida sexual plena, debemos dejar atrás los complejos que se apoderan de la cama.

Un encuentro sexual, debe permitir una conexión mágica con nuestra pareja, el mirarnos a los ojos durante el sexo, permite establecer una integración de nuestras emociones. Para encender la luz, sigue estos consejitos que te aportaran mayor seguridad a la hora de un encuentro mágico:

  • Actitud sensual: Para ayudarte a sentirte sensual, puedes escoger una ropa sexi, que te guste a ti y que impacte a tu pareja.
  • Prepararte: Antes de ir a la cama, dedícate un tiempo, mírate al espejo y siéntete especialmente bella, lista para ¡disfrutar!

Para finalizar, debes saber que vivir una vida sexual plena depende de ti. En la cama las comparaciones no valen. Pues solo hay lugar para dos: La pareja y la pasión.