Saltar al contenido

Trucos para reducir grasa y calorías al cocinar

Los mejores trucos para reducir grasa y calorías al cocinar lo encontrarás en este articulo.

Cocina inteligentemente

como-adelgazar-barriga2«Si bien nos pueda parecer una labor imposible, reducir grasa y calorías en nuestro día tras día es fácil si proseguimos unas pautas y nos mentalizamos»

Si buscas la mejor forma de reducir grasa y calorías en tu dieta, lo más conveniente es que cocines mismo tus propias comidas.

Esto te deja supervisar los ingredientes que incluyes en tus recetas y el tamaño de la porción que vas a consumir cada vez.

Mas, aun en las comidas caseras puedes localizarte con preparaciones y también ingredientes que si no tienes el debido cuidado engordan.

Con los próximos consejos hallarás una forma más saludable de preparar tus comidas y conseguir tu objetivo de pérdida de peso.

Ten en tu cocina herramientas que te asistan con tu propósito

Aceite de oliva, el más saludable

Existen múltiples aparejos que pueden ser de mucha utilidad si tu propósito es reducir grasa y calorías de tu dieta.

Los sartenes antiadherentes te dejan suprimir la materia grasa al preparar tus comestibles. Esto dejará que tus comidas no se peguen en el proceso de cocción.

Otro buen elemento en tu cocina si deseas añadir grasas saludables es el aceite de oliva para progresar el sabor de tus comestibles.

Si mides las porciones precisas que puedes comer de cada comestible, vas a estar usando otro buen procedimiento de reducir grasa y calorías en tu dieta. Para ello precisas la ayuda de una balanza digital.

Busca técnicas nuevas de cocción

Puedes reducir grasa y calorías de tus comidas si buscas formas más sanas de preparar los comestibles. Una forma ingeniosa de eludir las calorías es consumir comestibles frescos que aporten más volumen, agua y nutrientes.

Los batidos de frutas y vegetales y las preparaciones como los suflés agregan aire y aumentan el volumen sin mudar el tamaño de la porción.

Reemplaza comidas caloríficas por otras más sanas

Los bocadillos horneados caseros son exquisitos, mas muchos de ellos están repletos de grasas trans que agregan calorías y hacen que tu colesterol aumente.

Una buena opción para reemplazar la mantequilla o bien aceite en tus bocadillos es emplear el puré de manzana. Esto reducirá la grasa y calorías, si bien es posible que cambie un tanto la textura de tu producto final.

Esta alternativa acostumbra a ser más viable en magdalenas, pasteles e inclusive ciertas recetas de galletas. Todo está en que experimentes hasta el momento en que te sientas conforme con el resultado.

Si es realmente difícil para ti eludir el empleo del aceite, puedes reducir grasa y calorías sustituyéndolo con caldo de pollo o bien verduras en los platillos salobres.

Así, tus comestibles se sostendrán más húmedos. Aun, ciertos conseguirán texturas mantecosas, van a tener un mejor sabor y no se van a pegar a la sartén.

Las judías blancas aportan textura mantecosa

Otra buena consideración que debes tener en cuenta para reducir grasa y calorías de tu dieta es separarte de la crema o bien leche entera.

Para conseguir la consistencia compacta puedes emplear puré de judías blancas. Es igualmente simple que preparar tu crema preferida de calabaza, zanahoria o bien papa como habitúas.

Entonces, en vez de añadir crema, agrega poquito a poco pequeñas cantidades de puré de judías hasta lograr el espesor que desees.

Cocina para toda la semana

La vagancia o bien falta de tiempo puede ser tu peor oponente si lo que buscas es comer de forma más saludable y reducir grasa y calorías. Por esta razón es conveniente que guardes en diferentes recipientes comidas de una porción.

Puedes preparar una receta grande y guardar tu comida dividida en porciones. De esta forma evitarás ingerir de más en el momento de comer. Este consejo es realmente útil si se trata de verduras, sopas y cremas.

Es posible que se te complique prepararte una comida completa y consumir la cantidad adecuada de verduras a diario. Al tener tus porciones de verduras listas para calentar y servir, no vas a tener disculpas para no comerlas.

Come a tiempo y con calma

Cuando llevas una vida muy atareada, es normal eludir tomar el desayuno o bien tener que comer de forma apurada.

Tu cuerpo consume continuamente calorías, aun cuando duermes. Las calorías que se gastan mientras que tu cuerpo “descansa” no se restituyen. El ayuno siguiente a cuando despiertas no debe alargarse.

Comer en la mañana ayuda a tu cuerpo a sostener tu metabolismo encendido y quemando calorías. De la misma forma, el resto comidas del día asimismo son esenciales.

Solo recuerda que, si no desayunas, tu metabolismo se vuelve más lento y te va a costar considerablemente más reducir grasa y calorías, no solo al cocinar, sino más bien a lo largo del día.

Considera asimismo que si comes de forma apurada, no le das el tiempo preciso a tu cerebro a fin de que asimile que tu estómago está lleno. Esto causará que ingieras más comida de la que debes.

Es bueno que, cuando comas, te concentres en tu comida. Si estás distraído con otras cosas, como la TV, vas a comer todo cuanto esté en tu plato más veloz de lo que te imaginas.

Tal vez ni te des cuenta de dónde se fue tu comida.

Todo esto asemejarte realmente difícil de poner en práctica. No obstante, conforme prosigas estos consejos, te percatarás de que es fácil reducir grasa y calorías.