Saltar al contenido

Tratamiento casero para cuidar tu piel, muy sencillo

Una piel cuidada y sana nos proporciona salud y una apariencia espléndida, en MujerConSalud te enseñamos a preparar un tratamiento casero para cuidar tu piel de manera muy sencilla.

Tratamiento casero para cuidar tu piel

Tratamiento casero para cuidar tu piel

La piel es muy importante desde el punto de vista biológico pues es la barrera natural que nos protege de los efectos del medio ambiente. Es nuestra primera defensa contra microbios y bacterias, contra los efectos de la luz ultravioleta y agentes externos.

Además está conectada a través de terminaciones nerviosas a nuestro cerebro para que reciba e interprete las diferentes señales del exterior como el calor, el frio o el dolor. Contiene las glándulas sudoríparas y sebáceas que son vías por las que eliminamos diferentes toxinas que son dañinas para nuestro organismo.

Una piel bella es nuestra aliada

Cuidar la piel con un tratamiento casero a diario

Desde el punto de vista estético la piel es nuestro órgano exterior más visible. Su aspecto puede influir en como las personas y nosotros mismos nos valoramos.

Así una piel sin defectos, tersa, hidratada y firme es una condición deseable y biológicamente da la sensación de que la persona que la posee es más sana y joven.

Sin embargo una piel quemada por el sol, seca, arrugada y llena de defectos es percibido inconscientemente como que la personas que la posee no es muy sana y no tiene unos hábitos higiénicos deseables.

Por ello debes cuidar tu piel de manera responsable, conocer los factores que la afectan y esforzarte por cumplir este tratamiento muy sencillo que aquí te mostramos.

Factores del deterioro de la piel

Aquí te recomendamos mucho proteger tu piel, para ello es imprescindible la limpieza diaria, usar jabones naturales, protegernos del sol, no exponernos a químicos dañinos y observar normas de seguridad al manipular objetos cortantes.

Es importante que conozcas que el deterioro prematuro de la piel puede ocurrir por factores internos o externos.

  • Los factores internos están asociados principalmente a deficiencias en la alimentación que provocan pérdidas de vitaminas o introducir en el cuerpo sustancias muy tóxicas como las provocadas por el hábito de fumar o de ingerir bebidas alcohólicas.
  • Por su parte el principal factor externo es la exposición en niveles dañinos a los rayos del sol y sobre todo a la luz ultravioleta. Se ha comprobado que altas exposiciones pueden aumentar las posibilidades de desarrollar cáncer de piel.

El envejecimiento es el principal responsable de la aparición de defectos en la piel asociado a las arrugas. Este es un factor natural que no podemos invalidar ni manipular, sin embargo si podemos incidir sobre sus efectos en nuestra piel.

Existen además otros factores que afectan la piel.  Enfermedades como la psoriasis que crea manchas de escamas blancas. También la piel se puede afectar por las cicatrices permanentes producto de accidentes o condiciones temporales como el acné.

En todos los casos antes descritos todos los efectos que sufre la piel pueden ser tratados, minimizados o empequeñecidos tratándolos con tratamientos caseros muy sencillos.

Tratamiento para proteger la piel

Un tratamiento casero muy efectivo para regenerar la piel es el puré de bananas maduras, puedes aplicarlo en toda la cara con la yema de los dedos, dejarlo hacer efecto por quince minutos y después enjuagar con abundante agua.

Te recomendamos aplicar miel a la piel por sus propiedades humectantes. Posee altos componentes que hidratan la piel y si le agregas azúcar puedes obtener un excelente exfoliador.

Otro componente con excelentes resultados es el uso del jugo de limón. Corte un limón mediano a la mitad, extraiga el jugo natural en un recipiente y agréguele una cucharada de agua fría. Prepare compresas con este y aplíquelo en la superficie de la cara y los brazos. Deje hacer efecto por varios minutos. Puede aplicar este tratamiento todos los días.

Este tratamiento para cuidar la piel de manera muy sencilla puede convertirse en un hábito, en una rutina diaria que puedes realizar en tu misma casa en muy pocos minutos. Pero que resulta muy beneficiosa a largo plazo ayudándote a obtener mejoras en la salud y el aspecto estético de tu piel.

Desde MujerConSalud esperamos que le haya sido de utilidad nuestros tratamientos caseros para  cuidar tu piel.