¿Cómo saciar el hambre de manera natural?

Sentir hambre entre las comidas es muy común cuando se presentan insuficiencias dietéticas o algún tipo de ansiedad. Por lo tanto, conocer cómo saciar el hambre de manera natural, será de gran ayuda para la salud, sobretodo para no engordar. Tenemos algunos alimentos que sacian más, para poder mantener la línea.

¿Por qué sentimos hambre después de comer?

Tener hambre es la forma natural del organismo para avisar que el cuerpo precisa ciertos nutrientes para cumplir con sus funciones. Muchas veces la sensación de hambre está presente durante casi todo el día, incluso minutos después de comer. Estas ganas de comer siempre, se deben principalmente a un déficit en las dietas o a trastornos de ansiedad.

En las personas que hacen dietas para adelgazar, es común quedar con hambre después de cada comida o sentirla al rato. Esto se debe a que ya no se ingieren las mismas cantidades de grasas y calorías a los que estaba habituado. También puede suceder que la dieta que realiza no está correctamente equilibrada con respecto a las calorías diarias necesarias.

La misma sensación de hambre ocurre incluso después de consumir productos con hidratos de carbono simples, como los dulces. Estos tienen un gran contenido calórico, pero el organismo los procesa con más velocidad.

Por otra parte está el hambre por ansiedad, lo cual aumenta los niveles de adrenalina generando cambios en el metabolismo. Personas con ansiedad, estrés, nerviosismo, con algún trastorno compulsivo e incluso aburrimiento, son propensas a sentir hambre en cada momento.

¿Cómo calmar el hambre sin comer?

Existen algunos métodos para saciar el hambre de manera natural sin tener que comer a cada rato.

  • Comer cinco veces al día. Los especialistas recomiendan desayunar, merendar a media mañana, almorzar, merendar en la tarde y cenar. Es innecesario servirse comida en abundancia, ya que con porciones medianas que contengan los alimentos adecuados será más que suficiente. Los platos deben contener variadamente frutos frescos y secos, carnes, lácteos, cereales y vegetales.
  • Mantener un horario para las comidas. Comer en periodos de dos o tres horas marcará la diferencia en tus hábitos alimenticios. De tal forma cubrirás los requerimientos nutricionales diarios necesarios para que el cuerpo ejecute sus funciones.
  • Desayunar bien. El desayuno es para el cuerpo como la gasolina es para los automóviles. El cuerpo necesita energía para dar inicio a la jornada diaria con un rendimiento óptimo. Esta energía el cuerpo la extrae de los nutrientes presentes en los alimentos que se consuman a primera hora. Por eso deben elegirse productos ricos en fibras, proteínas y azucares naturales, como cereales, frutos secos, lácteos y frutas frescas.
  • Comer despacio y masticar bien. Al comer despacio y masticar bien los alimentos, el cerebro tendrá más tiempo para recibir el mensaje que el estomago le envía. El estómago al asimilar los nutrientes le avisa al cerebro que ya se encuentra satisfecho y no es necesario comer más.
  • Hidratación. La cantidad de líquido sugerida para consumir diariamente es de 2litros u 8 vasos. Antes de cada comida se pueden tomar dos vasos de agua a temperatura ambiente. También pueden beberse infusiones, leche u otros lácteos bajos en grasa.
  • Tiempo ocupado. Si la mente se encuentra ocupada en diversas actividades durante el día, se tendrá menos tiempo para pensar en la comida.

¿Qué quita el hambre sin engordar?

Saciar el hambre de manera natural es sencillo mediante la inclusión a la dieta de ciertos alimentos. Una dieta proporcionada saciará más el apetito que el consumo de alimentos abundantes en azúcar y grasas que pueden engordar. Además, respetando el régimen de porciones y horarios es posible mantener controlada la sensación de hambre entre comidas. Algunos de los alimentos que no engordarán si se comen de manera consciente son:

  • Verduras. Pueden consumirse en porciones medianas a grandes, ya que por su contenido de agua y fibras ayudan a llenar el estómago. Verduras como tomates, zanahorias, repollo, lechugas, acelga, palitos de apio, espinacas y berros es mejor consumirlas crudas. Mientras que los que requieran cocción como los espárragos, el brócoli, las setas, la calabaza, entre otros, deben cocinarse sin grasa.
  • Huevos y lácteos cero grasas. Contienen abundantes proteínas y son inhibidores del hambre. Los quesos Cottage, ricota o requesón se degradan en el estómago de forma lenta y permanecerás satisfecho por un periodo más largo. Los quesos descremados o lights también ayudarán a saciar el hambre de manera natural y sin engordar.
  • Sopas. Las sopas de verduras tienen abundante contenido fibroso y muy bajo contenido calórico además de ocupar gran espacio en el estómago. Consumir un plato de sopa antes de la comida lo hará sentir lleno, por lo que consumirá menos en el plato principal.
  • Agua. A veces se confunde las ansias de sed con el hambre. Es por eso que cuando se presente la sensación de hambre, es recomendable tomar un vaso de agua o frutas que contengan mucha agua.
  • Alimentos integrales. Alimentos como el arroz, pan, harina, entre otros, en presentaciones integrales, permitirán sentirse llenos durante más tiempo.

Frutas que quitan el hambre

Las frutas y semillas, son grandes portadoras de azucares naturales, vitaminas, minerales y hasta proteínas. Solas o combinadas con otro componente, funcionan como el snack ideal para saciar el hambre de manera natural.

  • Manzanas. Por su contenido de pectina y fibras, inhibe la percepción del hambre.
  • Nueces o frutos secos. Poseen muchas fibras que el estómago asimila lentamente, siendo más prolongada su estancia en el mismo. También son portadores de grasas saludables que ayudan a mantener estables los valores del colesterol.
  • Cítricos. Las naranjas, el limón, toronjas, fresas, con su acidez inhiben las ansias de comer dulces. Además mantiene balanceada el azúcar en la sangre.
  • Semillas. Las semillas de lino aumentan la producción de una hormona moderadora del hambre llamada Colecistoquinuna. También posee fibras y omega 3, lo que genera sensación de saciedad. Igualmente las semillas de soja, las cuales aportan grasa, proteínas y carbohidratos, ayudando a regular el apetito.
  • Chocolate. Aunque parezca mentira, el chocolate es un gran aliado para saciar el hambre de manera natural. El chocolate estimula la producción de serotonina, permitiendo disminuir los niveles de estrés y ansiedad que puedan ocasionar hambre.
  • Aguacate. Se pueden consumir en ensaladas, como acompañante y hasta como batido o postre. Sus grasas monosaturadas ayudan a saciar el hambre de manera natural.

Infusiones para saciar el hambre de manera natural

Tomar una infusión o una taza de té caliente luego de cada comida, es un complemento ideal en las dietas. Generan una buena digestión, mejora el metabolismo y no sufrirá de hambre al menos por dos horas por beber agua caliente.

Además, si el hambre constante es producto de la ansiedad y el estrés, estas bebidas son la forma idónea para combatirlos.
Existen algunas plantas indicadas especialmente para saciar el hambre de manera natural, las cuales pueden consumirse en forma de té o infusión.

  • Té verde. Acrecienta la fabricación de Colecistoquinina, lo que ayuda a regular el apetito.
  • Menta. Por su rico y fresco aroma ayuda en la relajación y es un eliminador natural del hambre.
  • Alga fucus. Contiene carotenoides, vitamina C y es antioxidante, por lo cual es muy utilizada para bajar de peso y conservarnos saciados.
  • Cáscara de manzana. Aporta muchos beneficios al cuerpo, ya que acelera el metabolismo, es excelente digestivo, buena para el corazón y ayuda a perder grasa. Además de eso, genera sensación de llenura luego de consumirla.
  • Cola de caballo. Aparte de ayudar a sentir saciedad al tomarlo, también tiene ventajas como vitaminas, es desintoxicante y diurético.
  • Raíz de bardana. Previene la retención de líquidos, la inflamación del cuerpo y hace bien en la digestión.

¿Cómo saciar el hambre de manera natural?

Medicamentos para saciar el hambre

Con el avance de la medicina, se han creado medicamentos que sirven para eliminar grasa, bajar de peso y suprimir el apetito. Existen muchas personas que no cuentan con la suficiente fuerza de voluntad para llevar un estilo de vida saludable. Es mucho trabajo para ellas mantener un régimen dietético adecuado acompañado de ejercicios diarios, por lo que utilizan dichas pastillas.

Los medicamentos supresores del apetito más populares son la sibutramina y el rimonabant. Sin embargo, consumir estos medicamentos no es la manera más recomendada para saciar el hambre de manera natural.

De la misma forma, se han creado medicamentos para saciar el hambre donde su componente base son ingredientes naturales. El hoodia gordonii, la esencia de fucoxantina y otras plantas conjuntamente con el té verde, son los más utilizados.
Es imperativo recordar que antes de utilizar estas medicinas, debe consultar a un médico especialista y no auto medicarse.

Controla la mente

La forma más eficaz para saciar el hambre de manera natural, se puede lograr controlando la mente. Por supuesto que es importante y fundamental llevar una dieta y una rutina de ejercicios diarios y adecuados. Sin embargo, todo esto será posible si se tiene la suficiente fuerza de voluntad para mantenerse firmes y respetar los límites. No caer ni dejarse vencer por las tentaciones, conservar la constancia, controlar los pensamientos que generen estrés y ansiedad. Ninguna dieta, ningún ejercicio, y mucho menos un medicamento podrá lograr lo que la mente si hará. Sentirse bien consigo mismo física y emocionalmente.

 

Deja un comentario