Saltar al contenido

Receta para elaborar leche vegetal

¿Quieres probar la leche vegetal?, esa de la que tanto hablan y no sabes cómo hacerla. A continuación, hablaremos de sus beneficios y de la receta para elaborar leche vegetal en casa.

Leche Vegetal

Receta para elaborar leche vegetal

La leche vegetal es la que se extrae de frutos secos, semillas, cereales utilizando únicamente agua. Algunas son comercializadas por la industria, tienen adiciones como azúcar, conservantes y algunos otros químicos que la hacen duradera y menos saludable. Siendo más costosas, le resta los beneficios que puedes tener, con esta receta para elaborar leche vegetal casera.

 Beneficios de la leche vegetal

Entre los beneficios, el más significativo es que la leche vegetal es ligera y de fácil digestión. La leche de vaca es más pesada. Por algo los becerritos necesitan 8 estómagos para digerir sus alimentos.
La leche vegetal es libre de lactosa, siendo una excelente opción para personas intolerante o alérgicos a ella. Es nutritiva, aporta proteínas, calcio, vitamina B, fibra entre otras. Además, pueden ser tan variadas en sabor y en textura, que no te vas aburrir. Para todos los gustos hay, así que vas a conseguir una o varias que te agraden.

Puedes usarla para consumir sola, mezclarla con café, chocolate o tu fruta favorita. También para cocinar recetas dulces o saladas. Y cada una te dará un sabor diferente y lo más importante es que tu cuerpo se sentirá mejor.

¿Cuál es el mejor ingrediente?

Todos son buenos, cada fruto, cereal o semilla tiene un aporte distinto al cuerpo. Sin embargo, todos son nutritivos, tu cuerpo te dirá cual le sienta mejor.
Avena, arroz, almendras, coco y soja son ingredientes comunes, a la hora de pensar en una receta para elaborar leche vegetal. Son comunes no solo por los beneficios que aportan, si no por lo fácil y económico que resulta conseguirlos.
En cualquier receta para elaborar leche vegetal, puedes agregar un sabor extra. Como la vainilla, canela, etc., o si es de tu preferencia endulzarla con edulcorante, Stevia, papelón o Dátil. Aunque se recomienda guardarla sin endulzar, para que puedas utilizarlas en tus comidas.

Aportes de la leche vegetal

Leche de Avena: contiene gluten, aporta fibra, vitamina B, es fresca y relajante.
De Arroz: libre de gluten, aporta vitamina B y si tienes problemas digestivos o de gastritis, esta leche es una buena opción.
Leche de Almendras: alta en proteína vegetal, recomendada para la producción de leche materna.
De Coco: alta en fibra y ácidos grasos, especial para la cocina.
Leche de Soja: la más popular por su alto contenido de calcio. Es de gran ayuda para el periodo de menopausia.

Almacenamiento de la leche vegetal casera

Se debe tomar en cuenta, donde almacenar la leche vegetal casera. El tiempo de duración es máximo 72 horas, sin embargo, mientras más hermético sea el envase, más te durara. Probablemente esta sea la razón, para que algunos opten comprar, la leche vegetal industrial. Pero una vez familiarizada con la receta para elaborar leche vegetal, podrás hacer justo la cantidad que necesites. Además de que podrás probarlas todas en un corto tiempo.

Receta para elaborar leche vegetal de Avena.

Receta para elaborar leche vegetal

Ingredientes

  • 1 taza de avena en hojuelas finas o gruesas
  • 3-4 tazas de Agua (750 – 1000ml) depende de lo espeso que desees la leche.

Procedimiento:

  • Dejar remojar la avena en agua, toda la noche.
  • Utilizando un colador, descartar el agua del remojo y lavar la avena. Llevar a la licuadora con las 3-4 tazas de agua. En este punto puedes endulzar o agregar un toque de vainilla o canela.
  • Una vez que estén integrados todos los ingredientes, colar en tela, gasa o con un colador especial para leche. Este último puedes ubicarlos en tiendas veganas o naturistas.
  • Almacenar en un recipiente hermético, y disfrutar.

Puedes ser creativa incluyendo en tu dieta la leche vegetal. Prueba los recursos de la naturaleza y cuida tu salud.