Saltar al contenido

¿Qué es la otoplastia? Descubrela

Gracias a los avances de la cirugía cosmética, se puede acceder a la otoplastia. ¿Sabes qué es? sigue leyendo y descubrela en este informativo articulo.

Conoce la otoplastia

otoplastia

Se conoce como otoplastia, a un método quirurgico-cosmético que tiene como finalidad, corregir las deformaciones en las orejas. Generalmente, se utiliza en personas cuyo volumen es prominente. Su función, es posicionarlas de una forma que no se vean tan separadas de la cabeza. Es de resaltar, que este procedimiento, se realiza para fines estéticos, pues su aplicación no afecta la audición del paciente.

También, se puede recurrir a la otoplastia, cuando una persona presenta microtia o ausencia total de la oreja. En este caso, se realiza una reconstrucción general, que requiere un poco mas de tiempo y se realiza en diferentes sesiones. Esto, se puede realizar mediante la técnica de brent, cuyo proceso consta de varias cirugías en un plazo de dos años. Generalmente, los resultados suelen ser satisfactorios producto de un gran trabajo quirúrgico.

Cuando recurrir a la otoplastia

Comúnmente, las personas deciden aplicarse a una otoplastia por estos motivos:

  • El crecimiento de las orejas no esta proporcionado con la cabeza. Lo que se hace notable a simple vista.
  • Las orejas se encuentran muy separadas de la cabeza.
  • Ausencia total o parcial del pabellón auricular.
  • Cuando se ha sufrido un accidente, que ha alterado visiblemente la oreja.
  • En general cuando el individuo este afectado psicologicamente, por su apariencia física en cuanto a la desproporción de las orejas.

Quiénes pueden recurrir a la otoplastia

Todas las personas que requieran una reconstrucción de la estructura externa del oído, pueden recurrir a la otoplastia. Sin embargo, los niños son los que más acuden a estas reconstrucciones. Sobre todo, después de  los siete años, que es cuando el crecimiento de la oreja, ha alcanzado su punto máximo. No obstante, los adultos también pueden realizarse una otoplastia si así lo desean. De igual forma, aquellas personas que han sufrido un accidente que ha alterado la zona externa del oído.

Como se realiza la otoplastia

Esta operación, se realiza en un quirófano por un especialista en otoplastia. No tiene mayores complicaciones y es de rápida recuperación. Se realiza una anestesia local para los adultos y en el caso de los niños se aplica de forma general. La permanencia en el quirófano oscila entre dos y tres horas, aunque en casos complicados puede extenderse un poco mas.

Para realizar la otoplastia el cirujano realiza una incisión pequeña detrás de la oreja. De tal forma, que el cartílago auditivo quede expuesto. Posteriormente, se moldea el cartílago y se dobla hacia atrás, realizando costuras internas, para precisar la nueva forma. Cuando se requiera, por ser muy prominente la oreja, el médico realizará una extirpación de una parte de la misma. De esta manera, se podrá ver mas natural.

En ocasiones, cuando se realizan este tipo de operaciones, se busca mantener la simetría con las dos orejas. En caso de desproporción, se interviene la otra oreja para buscar una mejor estética y que no existan diferencias notables.

Para finalizar la intervención, se coloca una venda en las orejas. El médico recetará medicamentos para aliviar los dolores producto de la cirugía. El proceso de recuperación, es bastante satisfactorio, una vez pasados los efectos de la anestesia.

¿Dónde puedo realizarme una otoplastia?

Si vives en España estás de suerte, ya que podrás encontrar una clínica de otoplastia en Barcelona. También conocido por Instituto de cirugía plástica Dr. Fabrizio Moscatiello.

La vida luego de una otoplastia

otoplastia

Luego de la intervención quirurgica, el especialista le pautará otra cita, para cambiarle el vendaje y visualizar los avances de la operación. Generalmente, una persona puede retomar a sus actividades diarias a la semana de haberse realizado una otoplastia.

Es importante mencionar, que la otoplastia, mejora considerablemente la calidad de vida de los pacientes, aportando una autoestima elevada y disminuyendo la insatisfacción con su apariencia física.