Saltar al contenido

Maquillaje roto: cómo arreglarlo

Seguro que te ha pasado más de una vez que ese colorete en polvo o sombra de ojos que tanto te gusta se te ha caído sin querer y se ha roto en mil pedazos, o uno de tus labiales favoritos se ha partido debido al calor o por presionar demasiado al pintarte.  Lo primero que has pensado es en tirarlo y comprar otro, pero a partir de ahora ya no lo tendrás que hacer porque vamos a enseñarte unos trucos para que recuperes tu maquillaje roto y sigas utilizándolo hasta que se agote.

¿Cómo arreglar maquillaje en polvo?Maquillaje roto: cómo arreglarlo

Vamos a intentar que tus productos de maquillaje en polvo queden como nuevos una vez sigas estos pasos:

  1. Pica completamente el colorete o sombra hasta dejarlo con una textura polvo.  Lo puedes hacer en su contenedor original. Ves aplicando poco a poco gotas de alcohol sobre los polvos y deja que lo absorba.
  2. Remueve hasta obtener una pasta espesa y homogénea, de ahí la importancia de ir a poco a poco con el alcohol para no pasarnos.
  3. Aplasta la pasta con una cuchara o con la yema de los dedos hasta dejarla completamente igualada y compacta.
  4. Para absorber el alcohol, colocamos encima una servilleta y hacemos un poco más de presión.
  5. Ahora hay que dejarlo destapado para que se seque.  Es conveniente que repose por un espacio mínimo de 24 horas para que el alcohol restante se evapore y quede completamente seco.
  6. El resultado es bastante bueno y ya no tendrás que deshacerte de tu colorete o sombra favorita sólo porque se haya hecho trizas.

 ¿Cómo arreglar un pintalabios roto?

Maquillaje roto: cómo arreglarlo

Tu labial favorito se ha partido pero no te preocupes porque lo podemos recuperar.  Sigue estos pasos:

  1. Primero de todo preparamos los utensilios, necesitarás: guantes de látex, un trapo limpio o servilleta, un mechero o vela y el pintalabios roto.
  2. Ponte los guantes y retira el trozo de labial que se ha partido.
  3. Coloca la barra de labios encima del trapo o servilleta que hayas puesto en un lugar estable.
  4. Acerca el mechero o vela al trozo de pintalabios roto y suavemente derrite el área rota (no lo acerques mucho para que no se derrita por completo).
  5. Acerca el trozo de labial roto a la base del pintalabios y mira de encajar las dos partes perfectamente presionando ligeramente.
  6. Con la ayuda de un palillo ves igualando los bordes para que queden lo más lisos posible e integrados en una sola pieza.
  7. Introduce el labial en el frigorífico por un mínimo de 8 horas.
  8. Conseguirás que tu labial quede como nuevo y no tendrás que tirarlo.

¿Qué te han parecido estos trucos para “salvar” tu maquillaje roto? ¿Conoces otros métodos que quieras compartir con nosotras?.

Daros las gracias por leernos una semana más.

¡Hasta la próxima!