Saltar al contenido

La vagina también va al gimnasio.

Por mantenernos en forma y vernos mejor vamos al gimnasio. Fortalecemos músculos, bajamos de talla, seguimos dietas estrictas, levantamos pesas, hacemos ejercicios cardio vasculares, trotamos, bailamos en fin, hacemos un sin fin de cosas con tal de tener un cuerpo sano e envidiable. Pero lo que no tenemos en cuenta es que no sólo nuestro cuerpo necesita ejercitarse. Aparte de de ellos debemos mantener en forma nuestros músculos vaginales.

La vagina se va de gimnasio

La vagina también va al gimnasio.Fortalecer los músculos pubocoxígeos es una práctica que hoy en día no es muy conocida en el mundo, pero que se está empezando a implementar. Los ejercicios Kegel consisten en ejercitar los músculos de la vagina a través de la contracción y la relajación de los músculos del piso pélvico.

La razón por la que se recomienda estos ejercicios es para tratar o prevenir la incontinencia urinaria, si se practican constantemente se logran espléndidos resultados en las relaciones sexuales genitales ya que obtienen mayor placer sexual, y también ayudan a facilitar el parto.

Se llaman ejercicios Kegel pues el primero en descubrir los músculos Pubocoxígeos o músculos PC fue Arnold Kegel, de allí la denominación que se le dieron a estos ejercicios. Los músculos PC son los que te ayudan a contener la orina, lo que quiere decir que cuando orinas, son estos los músculos que relajas para que la dejen salir.

Ejercicios Kegel

Ejercicios Kegel

– Cuando estés orinando trata de retener la orina por 2 o 3 segundos, luego dejas que fluya normalmente por 2 o 3 minutos, y vuelves a retener.

 

– Aprieta los músculos contrayéndolos hacia arriba y trata de retenerlos ahí mientras que cuentas hasta 5 respirando suave y lentamente.

– Después, relaja los músculos por 5 segundos, y repites este ejercicio 10 veces.

Estos ejercicios puedes practicarlos sentada, acostada o de pie, en el trabajo, mientras ves TV, al levantarte, en cualquier parte que te encuentres, todo es práctica y ya luego vas a ver lo fácil que es y vas a identificar cada uno de los músculos que allí funcionan.

Luego de que estos ejercicios sean una rutina diaria, trata de aumentar el tiempo de tu contracción y el de relajación, siempre empieza de a 5 segundos hasta tratar de alcanzar los 20 segundos, mientras más puedas contraer más fortaleces tus músculos PC.

Si quieres alcanzar un nivel más alto, prueba con los juguetes sexuales en este caso las bolas chinas te ayudan pues los ejercita y los tonifica. Del mismo modo te puedes ayudar con los dedos o dilatadores vaginales.

Puedes hacer los ejercicios de 10-15 minutos, mientras sostienes tus dedos o dilatador dentro de tu vagina. Después de un tiempo de práctica sentirás que es más fácil introducirlos y mantenerlos allí dentro cuando dejas relajar tus músculos.