Saltar al contenido

¿Sabes que es la resiliencia?

Afrontar momentos difíciles en nuestra vida siempre es será un tarea complicada. Principalmente, porque aunque sepamos que no siempre las cosas saldrán a nuestro favor, no necesariamente se está preparada para hacer frente a eventos negativos en nuestra vida, como la muerte de un ser querido, una enfermedad o la pérdida de un empleo. Y bien, ¿que tiene que ver la resiliencia con todo esto?

La resiliencia

la resiliencia

Sin embargo, con el paso del tiempo las personas logran adaptarse a esas situaciones que alteran drásticamente nuestra vida. Pero, ¿Qué les permite adaptarse? Pues, es la resiliencia, no es más que es la capacidad del ser humano para adaptarse y superar la adversidad.

De hecho, una definición más completa precisaría que se trata de la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponer a ellas. En el siguiente artículo, hemos decido conocer un poco más sobre esta cualidad tan necesaria para nuestro día a día, hablemos un poco más a fondo sobre la resiliencia.

¿Qué es la resiliencia?

La resiliencia es el proceso de adaptarse a la adversidad, a un evento traumático, tragedia, o eventos de fuerte tensión para nosotros, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud o situaciones estresantes del trabajo o financieras.

Sin embargo, esta capacidad no suele ser innata, ya que ésta se aprende en un proceso que generalmente requiere tiempo y esfuerzo y que compromete a las personas a tomar una serie de pasos.

Entonces, las personas resilientes no solo son capaces de sobreponerse a las adversidades que les ha tocado enfrentar, sino que van un paso más allá y aprenden a utilizar esas situaciones para crecer y desarrollar al máximo todo su potencial.

¿Cómo podemos ser más resilientes?

que es la resilencia

Las personas resilientes, no nacen, se hacen. De hecho, podemos decir que la resiliencia no es una cualidad innata, no está impresa en nuestros genes.

Ser resiliente no quiere decir que la persona no experimenta dificultades o angustias, posiblemente todo lo contrario, las personas resilientes han tenido que luchar con situaciones adversas y han tenido que seguir adelante a pesar de las dificultades.

Esto nos ayuda a comprender que podemos desarrollar la resiliencia a lo largo de toda nuestra vida, siempre y cuando cambiemos algunos de nuestros hábitos comunes.

Diez consejos para ser una persona más resiliente

  • Las crisis no son insuperables

Aunque, no podemos evitar que ocurran eventos negativos en nuestra vida, si podemos cambiar la forma de reaccionar ante ellos. Por eso, trate de mirar más allá del presente y piense con seguridad que en el futuro las cosas mejorarán.

  • El cambio es parte de la vida

Principalmente, aceptar las circunstancias que no puede cambiar le servirá a enfocarse en las circunstancias que si puede alterar y aprovechar para su bien.

  • Establezca relaciones

Siempre, es muy importante establecer buenas relaciones con tus seres queridos, ya que el apoyo de estas personas que nos quieren fortalece la resiliencia.

  • Enfóquese en sus metas

Debe establecerse metas que le ayudan a caminar en la dirección hacia la cual quiere dirigirse. Luego, debe ser constante, recuerde ¡la realidad no cambia de la noche a la mañana! Por lo tanto, enfócate en la constancia.

  • Aprenda a tomar decisiones

Tomar decisiones siempre será la mejor opción ante situaciones adversas que ignorar o desear que desaparezcan los problemas

  • Conózcase a si mismo

Habitualmente, las personas suelen aprender algo sobre sí mismas en su lucha personal contra la adversidad. Así que, aprovecha estas situaciones para sacar la mejor versión posible de ti.

  • Mantenga la confianza en sí mismo

Desarrollar confianza en su capacidad personal para resolver problemas y confiar en sus instintos, ayudara a construir la resiliencia.

  • Mantenga la perspectiva correcta

Aun cuando usted se enfrente a eventos muy dolorosos, trate de considerar la situación en un contexto más amplio, le permitirá mantener la perspectiva correcta ante la situación.

  • No pierda la Fe

Una visión optimista le permitirá esperar que ocurran cosas buenas en su vida. Asegurase de visualizar lo que quiere en su vida vez de preocuparse por lo que teme.

  • Cuide de sí mismo

Preste suma atención a sus propias necesidades y deseos. De hecho, cuidar de sí mismo le ayudará a mantener su mente y cuerpo listos para enfrentarse a situaciones adversas.

Un último consejo

En algunas ocasiones, las personas que ha enfrentado eventos realmente traumáticos, han conseguido alivio a través la meditación y las prácticas espirituales las cuales le han ayudado a establecer relaciones y restaurar su fe.

De todas maneras, la clave para construir un actitud positiva ante la adversidad, está en conservar la fe de que a pesar de la situación actual, en el futuro, todo estará bien.