Saltar al contenido

Exfoliantes a base de frutas

Para lograr eliminar todas las células muertas que se acumulan sobre nuestra piel, es importante y necesario hacer un proceso de exfoliación. Por ello, existen diversas frutas que podrían mejorar la apariencia de nuestro rostro y limpiarlo profundamente.
Entre los alimentos naturales más utilizados para dicho proceso se encuentran: La manzana, ciruela, piña y limón.

Los mejores exfoliantes naturales

Mascarilla de frutas

A continuación, te explicaremos varias fórmulas para crear un exfoliante casero y 100% natural, el cual servirá para la piel del rostro y cuerpo.

Ciruela

  • Una ciruela muy madura, al punto que no se pueda comer
  • Una cucharadita de leche

Preparación:

Picar la ciruela y retirarle su corazón. Debes triturarla y mezclarla con la leche hasta realizar una pasta, colócala en tu cara, evitando el área de los ojos (Es recomendable tapar tus parpados con algodones mojados de leche).

Luego de 30 minutos, enjuaga la cara con agua tibia y emplea una crema humectante. Para poder observar mejores resultados y en poco tiempo, debes aplicar esta mascarilla una vez a la semana. También puedes incorporar un poco de miel, ya que esta proporciona la humedad necesaria para la piel, especialmente si se encuentra en condiciones muy secas.

Manzana

. Una manzana

  • Una cucharada de miel pura
  • Dos cucharadas de leche
  • ½ cucharadita de extracto de limón

Preparación:

Licuar la manzana junto con la miel pura, la leche y el extracto de limón. Aplícalo sobre tu rostro y déjalo reposar por 30 minutos (Evita que el sol te pegue para no manchar tu cara con los componentes del limón).

Limón

  • 1/2 cucharadita de jugo de limón
  • Una cucharadita de miel

Preparación:

Mezclar los ingredientes y untarlo la mezcla en la cara, evitando que toque el área de los ojos. Déjalo actuar entre 15 y 20 minutos, luego retíralo con agua tibia o fría.

Naranja

  • media tacita de levadura de cerveza
  • Jugo de naranja (la suficiente para que quede espesa)
  • 1 cuarto de taza de harina de avena molida
  • Agua purificada

Preparación:

Mezcla bien la levadura y la harina de avena molida, cuando la mezcla esté pastosa añade el jugo de naranja (Es importante no verter mucho jugo de naranja), déjalo actuar por unos 15 minutos para que se compacte mejor.

Con tus dedos agarra una porción pequeña y restriégalo en tu cara, mediante masajes circulares y muy suaves. Espera a que se seque por 20 minutos y retíralo con agua fría.

Piña

  • Una cucharada de zumo fresco de piña
  • Una rebanada de piña fresca y pelada
  • Una cucharada de harina de semillas de girasol

Preparación:

Realiza un puré con la rebanada de piña. Luego junta todos los ingredientes hasta formar una pasta.

Utiliza tus dedos para masajear la cara, garganta y el pecho con la mezcla obtenida. Mantenlo en tu piel durante 10 minutos.