Saltar al contenido

Las claves sobre el consumo de la fibra alimentaria

El consumo de la fibra alimentaria, nos ayuda a digerir mejor los alimentos, que el sistema digestivo no asimila con facilidad. Por esa razón, es fundamental ingerirla, ya que su trabajo es importante en la flora intestinal.

¿Qué es la fibra alimentaria?

 Las claves sobre el consumo de la fibra alimentaria

La fibra alimentaria, es un hidrato de carbono, que nos aporta muchísimos beneficios para nuestro organismo. En ella encontramos, los mismos nutrientes que contienen los vegetales, pero que nuestro aparato digestivo rechaza. Debido, a que el estómago del cuerpo humano, no tiene las enzimas que se requiere para poder hidrolizarla. En este caso, la flora intestinal de nuestro intestino la convierte en una sustancia asimilable.

Los diferentes tipos de fibra

Hoy por hoy, según los estudios en materia nutricional, existen dos tipos de fibra alimentaria: la insoluble y la soluble. Es importante tomar en cuenta, la composición y el origen que esta tenga. Por lo tanto, al digerirla tendrá cada una diferentes beneficios y consecuencias. En este artículo, te explicaremos la importancia del consumo de la fibra alimentaria: Soluble y la insoluble.

Propiedades y características de la fibra soluble

Este tipo de fibra llamada soluble, se caracteriza por absorber todo el líquido que se requiere. Mejorando de forma natural el tránsito intestinal. De esta manera, el volumen de heces fecales es mucho mayor. Por lo general, la encontramos en algunas frutas, verduras y legumbres.

Por otra parte, disminuye las grasas saturadas y los azucares de ciertos alimentos. De este modo, genera equilibrio en los niveles de colesterol y la azúcar en la sangre. Por esta razón, el consumo de la fibra alimentaria soluble, es vital para fortalecer nuestro proceso de digestión.

Características y propiedades de la fibra insoluble

Generalmente, se encuentra en los alimentos como cereales, pastas, panes blancos y sus otros derivados.  Se conoce como fibra insoluble, aquella que no es fácil de disolverse o solubilizarse en el agua. Aunque, si es capaz de reservar muy pocas cantidades de agua, generando aumento de tamaño en ella. Este tipo de fibra, cumple como función, limpiar todo el sistema digestivo, especialmente el transito intestinal.

De igual manera, la fibra insoluble mejora la cantidad de heces fecales. También, nos mantiene alejados de trastornos a nivel digestivo, como el estreñimiento. Además, se fermenta rápidamente y aumenta de manera feroz, la flora intestinal.

consumo de la fibra alimentaria

Importancia del consumo de la fibra alimentaria

Es necesario consumir una cierta porción de fibra alimentaria, para fortalecer nuestro organismo. Al mismo tiempo, purificar nuestro sistema digestivo, mejorando la flora intestinal. Asimismo, ayuda a mantener adecuadamente el nivel de glucosa y del colesterol.

Además, aporta un efecto saciante, que hace sentir a la persona plenamente sin hambre. Esto se debe, a que gastamos muchas calorías al consumir la fibra alimentaria. Por lo que, se necesita mucho más tiempo al masticar y la fibra aumenta de tamaño cuando hace contacto con el agua.

El consumo de la fibra alimenticia en la dieta

Cuando estamos pasando un régimen dietético, es recomendable consumir alimentos ricos en fibras como los frutos secos, los cereales integrales, las verduras y legumbres. Ya que, aportan la cantidad necesaria que el cuerpo necesita.

Previene el cáncer de colon

Uno de los beneficios esenciales que brinda el consumo de la fibra alimentaria, es la prevención del cáncer de colon. Debido a que, elimina totalmente las células cancerígenas que poseamos en nuestro organismo. Además, no permiten que las mismas  perduren mucho tiempo en el sistema digestivo y tenga acercamiento con la mucosa intestinal. Al mismo tiempo, su consumo nos mantiene alejados de trastornos intestinales.

¡Consume fibra!

Para finalizar, es importante destacar que la fibra es una sustancia esencial para mejorar el transito intestinal. Además, nos aporta la cantidad que requiere el organismo de nutrientes. No cabe duda, que incluirla en nuestro plan de alimentación sería beneficioso para optimizar nuestra calidad de vida. Por esa razón ¡Consume fibra, en los alimentos ya recomendados!