Consecuencias de la falta de oxígeno en el cerebro

El cuerpo humano presenta dificultades para las investigaciones a niveles gigantes. Entre esas complejidades se encuentra el órgano que realiza las funciones principales en el cuerpo: el cerebro. Muchos dicen que el cerebro es un órgano, otros dicen que es un músculo pero eso, por ahora, no incumbe.

El cerebro es una red compleja de tejidos que regulan las actividades del cuerpo. Transmite información, procesa emociones, regula necesidades y te preparan para el medio. Así, el cerebro también se ve afectado por infecciones, enfermedades y muchas formas de daños. En este caso te señalamos las consecuencias de la falta de oxígeno en el cerebro o hipoxia.

¿Cómo se genera?

Un cerebro sano necesita nutrientes y oxígeno para funcionar. Esto hace que las neuronas del cerebro se mantengan activas y transmitiendo información.

La hipoxia puede darse por varios factores como:

  • Inhalación desmedida de humo (como los incendios)
  • Asfixia. Sería la falta del suministro total de oxígeno al cuerpo (pulmones)
  • Grandes alturas
  • Complicaciones de anestesia local
  • Patos cardíacos
  • ACV
  • Mala circulación sanguínea
  • Intoxicación

De esta forma la falta de oxígeno llega a matar las células cerebrales viéndose como consecuencia muerte o daño cerebral. El cerebro llega a consumir el 20% del oxígeno total del cuerpo. A su vez luego de 5 minutos sin recibir oxígeno ocurre lo antes mencionado: muerte de células cerebrales. Así luego de 15 minutos pudo haber muerto hasta el 95% del cerebro.

Consecuencias de la falta de oxígeno en el cerebro

Consecuencias de la falta de oxígeno en el cerebro y secuelas

De esta forma la falta de oxígeno deviene en primera instancia en falta de lucidez que llevaría al estado de coma. Si se prolonga o es acentuado puede decaer en estado vegetativo. Las características de las consecuencias se deberán a la edad y situación de salud del paciente.
Esto último es:

  • Anoxias previas (alteraciones cardiocirculatorias).
  • Localización de la muerte cerebral (que hemisferio y función ataque). Mayormente ocurre en el hipotálamo
  • Alteraciones cognitivas (perdida de memoria a corto plazo y capacidad de aprendizaje disminuido)
  • Ataxia (falta de coordinación entre músculos)
  • Apraxias (dificultades en ejecutar movimientos)
  • Debilidad en extremidades
  • Crisis epilépticas (convulsiones frecuentes)

Aparte de las alteraciones comunes, las consecuencias de la falta de oxígeno en el cerebro, puede presentarse en los neonatos. Con frecuencia, esto conlleva a la parálisis cerebral y desembocar en baja respuesta al medio ambiente.

Por último, pero no menos importante, las consecuencias psicológicas también son perjudiciales. Pues las personas necesitan una cantidad amplia de oxígeno cuando entran en estrés. Esta, es una respuesta fisiológica al exceso de palpitaciones, respiración acelerada y mayor liberación de hormonas.

Deja un comentario