Cómo sacar agua del oído

Te explicamos cómo sacar agua del oído. Y es que en algunas ocasiones al sumergir la cabeza en la playa o en la piscina se puede meter agua en el oído. Esto en principio no es peligroso. Sin embargo, la audición puede afectarse. Te mostraremos a continuación algunos consejos para librarte de esa molesta sensación de tapón. ¡Y no te olvides de revisar tu audición!

Diferentes maneras para sacar agua del oído

Esta situación le puede ocurrir a cualquiera no es grave pero molesta bastante. Debido que al mover la cabeza se puede sentir como un cosquilleo dentro de los oídos. De hecho, a veces puede producir trastornos de audición.

Generalmente, el agua sale por si sola. Sin embargo, al quedar atrapada pudiera provocar una infección en el oído.

A continuación, se expondrán varias formas caseras que pueden ayudar a liberar el agua del oído.

Mueve el lóbulo de la oreja

Inclinar la cabeza del lado donde el oído tiene agua y de forma suave se tira del lóbulo de la oreja. Asimismo, se puede sacudir la cabeza de un lado a otro mientras se este es esa posición.

Tratar que la gravedad haga el trabajo

Acostarse de lado por unos minutos, con la cabeza sobre una toalla. El agua se drenará lentamente.

El uso de gotas de peróxido de hidrógeno

Esta solución de peróxido de hidrógeno ayuda a eliminar los residuos como exceso de cera y agua contenida en el oído.

Se debe utilizar un gotero limpio, se colocan en cuatro gotas de peróxido de hidrógeno Luego se dirige la cabeza hacia abajo del lado afectado,
aproximadamente por unos 3 minutos. De esa manera el agua se drenará.

Este método debe evitarse en el caso que se tenga una infección en el oído externo o tímpano perforado.

Cómo sacar agua del oído

Prueba el aceite de oliva para sacar agua del oído

Este procedimiento puede ayudar a sacar el agua o en el caso de una infección.

Se calienta el aceite de oliva, posteriormente con un gotero limpio se colocan unas gotas en el oído afectado. La persona debe acostarse del lado opuesto por unos 10 minutos y luego sentarse e inclinar la oreja hacia abajo. El aceite y el agua deben salir.

Maniobra de Valsalva

Procedimiento que puede ayudar ya que al hacerla abre las trompas de Eustaquio cerradas y libera el agua del oído. Se debe ser cuidadoso cuando se hace ya que puede dañar el tímpano.

Se hace de la forma siguiente: Con la boca cerrada se aprieta suavemente las fosas nasales. Luego se respira profundo y se expulsa suavemente el aire de la nariz. Al escuchar un sonido que parece un estallido, significa que las trompas de Eustaquio se abrieron. Se inclina la cabeza y así se permite sacar agua del oído.

Deja un comentario