¿Cómo combatir el reflujo gástrico?

Hoy en día es frecuente que escuchemos a las personas quejarse por un reflujo gástrico. Está condición puede permanecer o aparecer esporádicamente. Por eso, si sufres frecuentemente o apenas comienzas a experimentar el reflujo. Te invitamos a leer este artículo para obtener más información de cómo combatir el reflujo gástrico.

¿Qué es el reflujo gástrico?

Clínicamente, es conocido como enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE). Asimismo, ésta patología surge en el movimiento del contenido de la cavidad estomacal. Por lo que, altera o relaja la válvula (médicamente conocida como esfínter esofágico inferior o EEI) que evita dichos problemas. Pues, el EEI puede abrirse frecuentemente ocasionando como resultado, la irritación y molestia de la mucosa del esófago, causado por los ácidos estomacales.

En términos más sencillos, el reflujo gástrico surge cuando los alimentos que ingerimos se devuelven del estómago hacia arriba. Lo que, provoca en la mayoría de las veces una acidez enorme.
Básicamente, esta molestia no es una complicación grave, a menos que se vuelva un problema crónico. Pero, esto puede ocurrir por una mala posición o por el exceso a la hora de ingerir alimentos. Por suerte, hoy mencionaremos algunos tips de cómo combatir el reflujo gástrico.

¿Tienes estos síntomas? ¡Cuidado puedes padecer de reflujo gástrico!

  • Acidez.
  • Ardor de estómago.
  • Dificultad para respirar.
  • Disminución de peso.
  • Dolor abdominal.
  • Exceso de eructos.
  • Fatiga.
  • Malestar de garganta.
  • Pesadez después de las comidas.
  • Sensación de que la comida está atrapada en la garganta.
  • Sensación de fuego en el pecho después de comer en abundancia.
  • Tos seca.

Si padeces de estos síntomas te recomendamos continuar leyendo para descubrir cómo combatir el reflujo gástrico.

Causas del reflujo gástrico

A continuación, te presentaremos una lista para que estés más precavido y evitar esta molestia. Ya que, existen malos hábitos que pueden llegar a producir estas causas.

  • Acostarse inmediatamente después de las comidas.
  • Alcohol.
  • Cafeína.
  • Ciertos medicamentos.
  • Comidas en exceso, rápidas, con abundantes grasas y picantes.
  • Sobrepeso.
  • Tabaquismo.

Efectos o consecuencias del reflujo gástrico

Seguidamente, estas consecuencias afectan la rutina diaria de cada individuo. Puesto que, se limitan a consumir alimentos por miedo al reflujo y a sus síntomas tan molestos.

  • Cáncer de esófago.
  • Problema para tragar saliva o alimentos.
  • Dolencia en el esófago por los ácidos cuando se regresan del estómago.
  • Enfermedad del esófago.
  • Irritación en la garganta.
  • Sabor amargo en la boca.
  • Temor de consumir algunos alimentos.

¿ Cómo combatir el reflujo gástrico?

Ciertamente, este tipo de molestias, como se dijo anteriormente, no es un problema médicamente grave, esto tiene solución, se puede controlar con remedios naturales, o fármacos de venta libre. A continuación, te diremos cómo combatir el reflujo gástrico de manera fácil y rápida.

  • Mejora tu rutina al comer: Evita comer durante 2 a 3 horas. Cambia la cantidad que comes, reduce tu comida a una cantidad moderada. También, procura comer lentamente, así los alimentos se digieren con más facilidad.
  • Examina cuáles alimentos te hacen más daño: Empieza realizando un listado de los alimentos que consumas. De esta manera, llevara un control de los mismos. Por lo tanto, sabrás cuáles eliminar de tu dieta. En este caso los alimentos líquidos son nocivos, cuando se tiene este padecimiento.
  • Atrévete a cambiar: Para sacar de tu vida esta dolencia, es recomendable examinarte a ti mismo y ver qué te provoca el reflujo. Por eso, elimina toda ropa ajustada o cinturones. Ya que, estas prendas causan presión en tu estómago.
  • Asimismo, intenta poco a poco dejar el cigarrillo. Debido a que, este genera ácidos que tu estómago no tolera.
  • Previamente, ejercítate y come saludable para bajar de peso, esto aliviara tu reflujo gástrico.
  • Cuida tus posiciones: Sabemos que estos reflujos son más frecuentes en la madrugada, quizás por las malas posiciones, que nos altera este problema. Por eso, si este es tu caso puedes levantar la cabecera de tu cama para así evitar los reflujos. También, puedes intentar colocando dos o tres almohadas más, para que tu cabeza quede elevada.
  • Cuando vayas a dormir: Recuerda no irte a la cama con el estómago lleno. Además, reduce tu comida en la cena. Evita de cualquier forma inclinarte después de comer.

Tratamiento natural para el hipotiroidismo

Igualmente, anota estos otros consejos

Vive mejor con un buen estado de ánimo: El estado de ánimo es esencial en nuestra vida, deja el estrés de un lado. Puedes probar distintas técnicas de relajación acudiendo a una terapia familiar.

  • Evita bebidas con gases: No tomes refrescos, ya que dichos gases se concentran en el intestino causando distensión de intestino, provocándote reflujo.
  • Utiliza más verduras: En las comidas, sustituye los condimentos por verduras, le darán un mejor sabor y comerás más sano.
  • Asiste a tu médico de confianza: Si tu problema no es tan grave y lo padeces ocasionalmente, puedes probar con remedios naturales como el té. Finalmente, si los métodos anteriormente mencionados no te funcionan, tu médico podrá colocarte los fármacos recomendados que te ayudarán.

Mantén una vida saludable

Para finalizar, sigue cuidadosamente y al pie de la letra estas recomendaciones que hemos preparado para ti. Pues, te ayudarán a combatir el reflujo gástrico y/o prevenirlo de la manera más sana. Pero, es importante resaltar que, este problema daña tanto a niños como a adultos.

Deja un comentario