Comer rápido engorda y otros efectos negativos

Sabemos que comer rápido engorda, además de causar otros efectos negativos. En la actualidad, comer rápido se ha vuelto un mal hábito, bien sea por la prisa del trabajo o porque sencillamente tenemos la costumbre de hacerlo. Dicha situación si no la eliminamos de nuestra vida cotidiana, tarde o temprano nos pasará factura en la salud general. Veamos la razón a continuación.

¿Por qué comer rápido engorda?

Masticar poco, engullir y comer rápido, pueden ocasionar aumento de peso. La principal razón se debe a que en nuestro organismo, el tiempo de asumir que estamos saciados se acorta. Entonces, el cerebro recibe erróneamente una señal que indica que debemos ingerir más cantidad de alimentos y por ende almacenamos más calorías.

La rápida velocidad en el acto de ingerir alimentos, abre paso al aumento de peso y numerosos efectos negativos. Se hace frecuente ver que los médicos transmiten una actitud alarmante con respecto al tópico, pues esta simple acción provoca trastornos severos de gran importancia para el colectivo.

Efectos negativos como consecuencia de comer rápido

La acción de masticar incluye en su proceso la trituración de los alimentos así como el desarrollo de enzimas durante la digestión. Su función es facilitar el procesamiento de esos alimentos en el estómago. El comer rápido altera este ciclo, lo que ocasiona problemas simples como la indigestión y la acidez. Es probable que ésto lo superes con algunos medicamentos caseros, sin embargo, se pueden presentar de manera frecuente y pueden llegar a provocar otros efectos adversos. Entre ellos podemos nombrar los siguientes:

  • Inflamación del vientre: lo que causa distensión abdominal, pesadez y flatulencias.
  • Indigestión: llegan al estómago trozos muy grandes de alimentos, el cual se ve obligado a producir más jugos gástricos ocasionando acidez.
  • Falta de saciedad: se evita la liberación de hormonas que le indican al cerebro que estamos llenos, por lo que hay sensación de hambre.
  • Obesidad: comer más es proporcional al aumentar las calorías ingeridas, por lo tanto trae como consecuencias acumulación de grasas y alteraciones a largo plazo de la glicemia colesterol y triglicéridos.
  • Alteraciones en el metabolismo: enfermedades cardiovasculares, renales, endocrinas (diabetes tipo 2) y daños en la circulación de las piernas también son consecuencias.
  • Alteraciones en el sistema inmune: la masticación estimula la producción de Th17 que es un tipo de célula inmune que evita infecciones bacterianas y fúngicas en la boca.
  • Disminución de absorción de nutrientes: se evita que las enzimas segregadas en la saliva disuelvan los alimentos imposibilitando la absorción de los nutrientes.
  • Poca percepción de los sabores: disminución de la actividad de las papilas gustativas.

Comer rápido engorda

Consejos para evitar comer rápido

Una vez conocidas las consecuencias negativas que conlleva comer rápido, es necesario tomar en cuenta ciertos consejos para eliminar este mal hábito. Así evitarás engordar y alterar el funcionamiento adecuado de tu organismo. Se recomienda comer lentamente para mejorar la digestión y esto se puede llevando a cabo los siguientes consejos:

  • Dedicar un mínimo de 20 minutos a comer.
  • Estar en un lugar tranquilo evitando distracciones, como por ejemplo ver televisión, ya que esto causa la sensación de no estar saciado.
  • Evitar reírse, hablar o discutir mientras se mastica.
  • Masticar un mínimo de 20 veces los alimentos, sobre todo aquellos que son muy sólidos
  • Tomar 1 vaso con agua y evitar tomar jugos pasteurizados y refrescos.

Todos estos consejos para no masticar rápido protegerán a nuestro cerebro, ya que el masticar bien activa el hipocampo, el cual se asocia con la orientación espacial, la memoria y el estado emocional. Además, como comer rápido engorda, aplicando estos consejos te ayudará a delgazar.

Deja un comentario

Completa la siguiente suma *