Beneficios de la sandía

La sandía o como también se le conoce, patilla, es una de las frutas que más se recomiendan ingerir durante el verano o tiempos donde el calor se hace sentir. Es muy refrescante y contiene además muchos beneficios que favorecen la salud de quienes la consumen. Conoce a continuación los beneficios de la sandía.

Propiedades y beneficios

Pertenece a la familia botánica Cucurbitaceae y muchas personas la consideran una fruta muy deliciosa porque aporta agua y azúcar. Los beneficios de la sandía se reflejan en la cantidad de nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes que posee y cabe destacar que tiene bajas calorías.

Las sandías por su cualidad refrescante y su sabor dulce ayudan a las personas que la ingieren a combatir el tiempo caluroso (efecto hidratante). Mientras que para los que desean un postre sabroso sin sentirse con remordimientos, por si están haciendo dietas para perder peso, resultan ideales.

Otro de los beneficios es que por poseer vitamina C, la cual es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo, mejora el sistema inmune y previene los daños celulares. Mantiene el equilibrio oxido-reducción, permitiendo el funcionamiento celular de manera normal. Este efecto lleva el nombre en términos químicos como REDOX.

Estudios han afirmado que el contenido del licopeno de esta fruta, es un beneficio porque disminuye el riesgo de infartos tanto del corazón como cerebrales. Así mismo, el licopeno reduce el estrés oxidativo, lo que permite que haya una disminución en la acción de las células formadoras y destructoras del hueso (osteoblastos y osteoclastos), las cuales intervienen en la osteoporosis.

Su ingesta frecuente podría proteger contra diferentes tipos de cáncer, aunque hay poca evidencia al respecto. Por su alto contenido de vitamina C que es esencial para la formación de nuevo tejido conectivo, tiene efecto cicatrizante. Otro punto a favor que la hace una fruta de elección a la hora de hacer una compra.

Beneficios de la sandía

Otros beneficios de la sandía

La sandía también tiene potasio en altas cantidades, razón por la cual permite retener calcio en el cuerpo, dando como resultado huesos y articulaciones más saludables. Consumirla mejora el funcionamiento cardiovascular. Estudios llevados a cabo por la American Journal of Hypertension han demostrado que el suplemento del extracto de la patilla disminuye la presión arterial braquial y la de la carótida en personas con sobrepeso de mediana edad.

Además se recomienda ingerirla porque tiene betacaroteno, el cual se transforma en vitamina A. La cual es fundamental para que se produzcan los pigmentos en la retina del ojo. Protege contra la degeneración macular que se relaciona con la edad y también previene la ceguera nocturna.

Tiene efecto diurético, lo cual favorece al buen funcionamiento de los riñones, los protege y permite que haya un buen flujo de orina. Adicionalmente, mantiene la piel, los dientes, los tejidos esqueléticos y blandos y las membranas de las mucosas saludables. Por último y no menos importante, entre los beneficios de la sandía está la pérdida de grasa corporal. Pues, contiene citrulina que es un aminoácido que previene la acumulación de tejido graso en el cuerpo.

Deja un comentario