Saltar al contenido

¿Por qué nos gusta tanto bailar?

Los zapatos de buen gusto siempre aman un buen hilo de ritmos, una vueltecita con sabor a música y un movimiento coordinado,  y es que ¿A quien no le gusta bailar? Es común encontrarnos con personas que le huyen a la pista, pero te puedo asegurar que no es cuestión de gusto si no de practica, muchas  de ellas se rehúsan a bailar porque temen no hacerlo bien o simplemente no saben como mover los pies y las caderas.

¡Nos gusta bailar!

por que nos gusta tanto bailar

Para bailar no necesitamos ser expertos, ni mucho menos tener un master en ritmos, si bien es cierto que existe una gran cantidad de academias de baile,  todos sabemos bailar, solo que debemos pulirlo, bailar es innato en los seres humanos, esta en nuestro código genético.

¿Quien no ha visto a un bebe reírse a carcajadas con solo escuchar una música movida? Resulta tan agraciado ver a un pequeñito moviendo las manos y los pies al ritmo de la música,  normalmente los niños copian todo lo que ven y de seguro han visto a sus padres danzar, a sus hermanitos, o simplemente siguen el ritmo.

Para bailar no necesitamos un motivo simplemente un buen equipo de sonido, un buen repertorio de nuestra música preferida, y  unos buenos pies, hay diferentes formas de bailar, se puede hacer en pareja, en grupo, y la preferida ¡podemos bailar con nosotros mismos!, podemos bailar sentados, parados, es fácil mover la cabeza con un buen song.

¿Por qué nos gusta tanto bailar?

A una que otra persona le aficiona el baile. Pero más allá de un buen gusto sobran los motivos y las razones por la cual nos gusta tanto un baile:

  • Bailamos desde antes de nacer: Ese movimiento que realizamos en el vientre materno, es una danza en donde le demostramos a mama que estamos llenos de vida y energía, y que pronto llegaremos para irradiar los días.
  • Bailamos porque vemos a nuestra familia bailar: Es normal provenir de una familia que celebra hasta el cumpleaños del gato, para celebrar la vida no se necesita una ocasión especial, hay familias en donde se reúnen frecuentemente para distraerse de la pesada rutina de obligaciones.

Si desde pequeños vivimos en un ambiente lleno de ritmos, en donde vemos  el abuelo bailar a sus 70 años, es común que adoptemos estas típicas costumbres y nos encante el baile.

  • Bailamos por amor: ¿Para eso están las canciones románticas no? Bailar acurrucaditos a nuestra pareja con la música romántica de fondo, ¡nos encanta!, y esto es porque gracias al baile podemos enlazar las emociones con nuestro cuerpo.
  • Bailamos para mantenernos en forma: El baile es un ejercicio completo, cada vez mas salas de gimnasio adoptan a sus rutinas de ejercicio, el baile. Es común ver en sus programas la salsa casino o la bailo-terapia. Estas salas generalmente están llenas de energía y personas a las que les gusta bailar, y aprovechan para ejercitarse a un ritmo divertido.

Bailamos por placer, para alegrarnos el día, para divertir a los amigos, para llenarnos de energía, existe un sinfín de razones por las que bailamos. Pero la verdad es que bailar sin razónes ¡entretenido y liberador!

Es admirable ver a nuestros abuelitos mover los pies, nos encanta verlos llenos de energía y de pasión por la vida, los viejitos al bailar reviven sus tiempos de juventud, y de seguro uno que otro recuerdo les llega la escuchar una buena música.

Es allí donde debemos vernos reflejados, en el baile del mañana, aprovechemos la energía de la juventud para disfrutar la vida, para liberarnos ¡bailando sin razón, bailando de corazón!