Aceite de oliva, un alimento 10

Los aceites vegetales son mezclas orgánicas que se adquieren de semillas u otras partes de algunas plantas. Son grasas más saludables para el consumo humano que la grasa animal. Uno de los aceites vegetales que más destaca es el aceite de oliva. Tanto por sus beneficios, nivel nutricional y propiedades, se encuentra entre los aceites más populares y saludables.

El aceite de oliva

Es un aceite vegetal que se obtiene del fruto del olivo (oliva o aceituna). Es, en su mayoría, un aceite puro, extraído de la molienda o compresión de las aceitunas. En general, tiene un proceso simple, debido a que las aceitunas están compuestas por, al menos, tres partes de aceite. Se obtiene de aceitunas maduras, recolectadas al final del otoño, cuando presentan su máxima cantidad de aceite. Su uso es bastante variado desde la antigüedad. Culinario, cosmético, medicinal y hasta para lámparas de aceite, es versátil y beneficioso.

Se debe tener presente que no todos los aceites de este tipo son iguales. Es por ello que es importante establecer su clasificación:

  • Extra virgen. Es un aceite de excelente calidad extraído de aceitunas en perfectas condiciones. Su proceso es totalmente mecánico, sin alteraciones algunas. Su sabor y olor son intachables y está, básicamente, libre de defectos.
  • Virgen. Este tipo cumple los mismos parámetros del extra virgen, con la única diferencia que presenta defectos imperceptibles para los consumidores.
  • Procesado. Es un aceite que presenta defectos y que puede ser obtenido de aceitunas con imperfecciones (Caídas, rotas, congeladas,…). Debido a los defectos presentados, su procesamiento debe ser mecánico, químico y térmico. Su principal característica es la de no ser apto para el consumo, debido a su baja calidad.
  • Simple. Para ser comestible, el aceite procesado se mezcla con virgen o extra virgen, dando como resultado un aceite simple. En esta unión también entran los aceites extraídos en procesos anteriores que no hayan pasado las pruebas de pureza. No es considerado un verdadero aceite procedente de la oliva, más bien es un zumo de los aceites vírgenes.

Beneficios del aceite de oliva

Siendo un aceite tan natural, posee incontables beneficios para la salud humana. Estos beneficios abarcan áreas muy distintas del cuerpo. Desde el corazón hasta los huesos se pueden ver beneficiados por su consumo.

Es importante resaltar que solo el aceite virgen y extra virgen son completamente naturales. El aceite simple de oliva tiene procesos que lo alejan de ser 100% natural. Es por ello, que al hablar de propiedades y beneficios, nos referiremos solo a los dos primeros.

A continuación, veremos algunos de sus beneficios:

  • Pérdida de peso. Debido a que su consumo produce una sensación de saciedad, ayuda a las personas que mantienen un régimen alimenticio. También controla el apetito desmedido. Asimismo, sus grasas saludables contribuyen a sentirse satisfecho sin la necesidad de comer en grandes cantidades.
  • Alivio de dolores. Dada la presencia de oleocantal (compuesto orgánico natural), este tipo de aceite es ideal contra los dolores de articulaciones y músculos. Su efecto antiinflamatorio es excelente para personas con padecimientos de estos tipos, siendo esencial su consumo regular.
  • Contra la diabetes. Entre las variadas ventajas de este aceite, se encuentra el de minimizar el riesgo de padecer diabetes. Esto es debido a que sus grasas saludables ayudan a regularizar los valores de azúcar en la sangre. De igual manera, contribuye a estimular la producción de insulina.
  • Huesos fuertes. Su consumo regular fomenta la correcta mineralización de los huesos y su desarrollo. Es por esto que se hace de gran importancia la ingesta usual de este aceite para los niños. De igual manera, en adultos, el aceite extraído de la oliva limita la pérdida de calcio presente durante el envejecimiento.

Propiedades del aceite de oliva

Al hablar del aceite extraído del olivo, aparecen incontables propiedades que se pueden obtener del mismo. Es por esto que su compra y consumo es tan numeroso alrededor del mundo. Sin embargo, aún no se han logrado descubrir en su totalidad sus propiedades. A continuación, seguiremos estableciendo sus propiedades más resaltantes:

  • Longevidad. Por la presencia de antioxidantes y grasas saludables que posee, este aceite es un colaborador directo a la longevidad. Previene enfermedades, aporta beneficios en la absorción de minerales, regula algunas funciones corporales y evita el deterioro del mismo.
  • Deterioro mental. El consumo regular de este tipo de aceite natural en particular, ha demostrado ser beneficioso contra el deterioro mental. Por sus elevados niveles de grasas monoinsaturadas es el aliado ideal. Retrasa y evita el deterioro mental que se vincula con las enfermedades del envejecimiento cerebral, como el alzhéimer.
  • Propiedades anticancerígenas. Posee un alto nivel de ácido oleico, el cual contribuye a la prevención de este padecimiento. Además de la presencia de antioxidantes, flavonoides, polifenoles y escualenos, que son claves para ellos.
  • Fortalece el sistema inmunológico. Siendo el garante de las defensas del cuerpo, el sistema inmunológico es primordial para el organismo. El aceite extraído del olivo se encarga de reforzarlo debido a sus antioxidantes y la presencia de otros nutrientes esenciales.
  • Disminuye la presión arterial. Este beneficio se debe a la presencia de sus grasas saludables que ayudan a mantener limpias las arterias.
  • Controla el colesterol. Sus grasas monoinsaturadas son las encargadas de mantener estable el colesterol total del cuerpo. Esto se debe a que aumentan el colesterol bueno y favorecen a la eliminación del colesterol malo. En consecuencia, contribuyen a evitar que ocurran afecciones cardiovasculares.

Otras propiedades del aceite de oliva

  • Protege de los radicales libres. Una de las causas del envejecimiento prematuro de las células, es el embate de los radicales libres. El consumo de este aceite es fundamental para contrarrestar su efecto nocivo. Con sus antioxidantes y nutrientes esenciales, el aceite extraído del olivo es genial para la protección de las células.
  • Hígado sano. El consumo regular de este aceite contribuye a mejorar las funciones del hígado. Uno de los procesos más beneficiados es la producción de la bilis. Ayudando así a la eliminación de toxinas del cuerpo y al bienestar en general.
  • Función digestiva. Las grasas naturales de la oliva ayudan a promover una buena digestión. De igual manera, ayuda a controlar la segregación de ácidos gástricos, previniendo enfermedades digestivas. Asimismo, para personas con problemas con úlceras estomacales, es ideal, debido a que controla los efectos de este padecimiento.
  • Desechos orgánicos. Ingerir aceite de oliva de manera regular ayuda a contrarrestar los incómodos efectos del estreñimiento. De igual manera, promueven la correcta absorción de los nutrientes.
  • Sistema nervioso. Para el sistema nervioso, este aceite tiene buenos beneficios. En los niños, los ayuda a su desarrollo correcto. En los adultos protege y refuerza al sistema nervioso central para su buen funcionamiento.

Aceite de oliva para el cabello

Aunque el consumo de este aceite es beneficioso para el organismo en general, existen aplicaciones externas que también generan beneficios. Tal es la cuestión del cabello. Debido a sus grasas saludables, el aceite extraído de la oliva es ideal para tener un cabello sano y hermoso.

Da brillo, nutre y repara las fibras del cabello, así como también el cuero cabelludo. Promueve el sano crecimiento del mismo, con fuerza y evita el molesto problema de las puntas abiertas.

Su aplicación es rápida y sencilla. A continuación nombraremos algunas:

  • Para nutrir el cabello. Se rocía y se masajea el cabello de la raíz a la punta. Se cubre en su totalidad con una toalla caliente por 5 minutos. Luego se enjuaga el cabello. Este proceso debe repetirse cada 15 días para resultados a largo plazo.
  • Mascarilla revitalizante. Mezclando 4 cucharadas de aceite con un huevo batido obtendremos una magnifica mascarilla para el cabello. Se cubre completamente el cabello y el cuero cabelludo. Dejar actuar por 15 minutos y enjuagar con agua templada. Para resultados visibles, realizarlo cada semana.
  • Tratamiento regenerador. Se debe dejar macerando 24 horas la mezcla de 3 cucharadas de aceite de olivo con 1 cuchara de miel. Luego, se aplica en el cabello previamente limpio y humedecido. Se deja actuar durante 15 minutos y se aclara con agua templada.
  • Puntas abiertas. Aplicando el aceite en las puntas y dejándolo durante toda la noche, podemos prevenir y corregir este problema. Lavar con agua templada al levantarse. Realizarlo cada dos días.

Aceite de oliva para cara

Al igual que para el cabello, el aceite extraído del olivo es ideal para cuidar y suavizar la piel. Este producto es de especial importancia para pieles sensibles y para áreas delicadas. Tal es el caso del rostro.

Como preservar la tez del rostro es un tema difícil de tratar. Existen productos que ofrecen resultados que no se obtienen o que, al final, terminan dañando la piel de la cara. Sin embargo, este aceite es 100% efectivo y, al ser natural, es casi imposible que ocasione daños.

Seguidamente enlistaremos algunas opciones para el uso del aceite de oliva en la cara:

  • Suavizante. Para darle suavidad al rostro, se aplica el aceite y se deja actuar durante toda la noche. Al despertar, se enjuaga con abundante agua.
  • Curativa. Se puede utilizar sobre heridas leves. Contiene propiedades que contribuyen a regenerar la piel. Suaviza y tonifica.
  • Exfoliante. Mezclando partes iguales de agua y aceite se obtiene un excelente exfoliante para la cara.
  • Lavados. Se rocía un poco de aceite en el rostro antes del baño o el lavado normal. Esto ayuda a suavizar y nutrir el rostro, al igual que a exfoliarlo.
  • Crema facial. Agregando unas cuantas gotas de aceite a su crema facial de preferencia se aportan los beneficios del mismo fácilmente. Con ello se mantiene la piel del rostro suave y radiante.
  • Desmaquillante. Una clave para un rostro radiante es el de nunca dormir con maquillaje. Por ello se hace ideal utilizar este aceite como desmaquillante. Se toma una bolita de algodón o una toallita con un poco de aceite y se aplica por toda el área. Una vez terminado, se puede dejar el aceite hasta el día siguiente o se procede a enjuagarlo con abundante agua.

Otras aplicaciones del aceite de oliva sobre la piel

  • Antiarrugas. Con una mezcla de agua y aceite se puede hacer un tónico ideal para los ojos y las líneas de expresión. Si se aplica con determinación, evita y minimiza la presencia de líneas de expresión y marcas de la edad.
  • Mascarilla hidratante. Se toma una yema de huevo, una cucharada de aceite, jugo de limón y azúcar y se mezclan bien. Se aplica por todo el contorno del rostro, cubriendo muy bien. Dejar actuar de 6 a 11 minutos y lavar con agua fría.

Estas mascarillas y tratamientos con aceite, pueden ser utilizados en cualquier parte del cuerpo. Especialmente en lugares secos como los codos y las rodillas. Los pies y las manos también son objetivos ideales para estos métodos.

Aceite de oliva en ayunas

El tomar ciertas cosas en ayunas puede favorecer al organismo. Este es el caso del aceite de oliva. Algunos de los beneficios de ingerir este aceite en ayunas son:

  • Fortalece el aparato digestivo. Tomar un vaso de agua templada con zumo de limón y 1 cucharada de aceite es ideal para darle fuerza al sistema digestivo.
  • Vesícula de oro. Ingerir aceite de oliva con limón en ayunas contribuye con la vesícula y su funcionamiento. Previene los cálculos y, de existir, ayuda a su expulsión.
  • Adelgazar. Debido a su efecto saciante, este aceite es ideal para bajar de peso.
  • Antiinflamatorio natural. Personas con artritis, reuma y enfermedades similares pueden beneficiarse del consumo en ayunas de este producto natural.
  • Desintoxica y depura el organismo. Tomar aceite con limón ayuda a liberar el organismo de residuos y desechos que no necesita.
  • Evitar la resaca. Ingerir este aceite en ayunas puede evitar la terrible resaca. Esto se debe a que su componente evita que el alcohol se adhiera en el organismo y pueda ser liberado.
  • Dejar de fumar. La ingesta de aceite extraído de la oliva en ayunas, puede favorecer el dejar de fumar. Evita la ansiedad y reduce el deseo de fumar.

Aceite de oliva para cocinar

El aceite de oliva es un producto ideal para cocinar. Puede utilizarse tanto para aliñar (crudo) o para freír, guisar o saltear (cocido). Su valor nutricional aporta beneficios a los alimentos preparados y su sabor le da gusto. Es muy popular debido a su ligereza y a su sabor propio de la aceituna. Asimismo, su oleocantal le proporciona un ligero sabor picante, muy placentero.

Existen personas que creen que utilizar este aceite para cocinar es una pérdida (dado que solo debería utilizarse crudo). No obstante, es un aceite ideal para cocinar, debido a que no aporta valores de colesterol demasiado elevados. Es más sano y más ligero.

En resumen, un producto magnífico para cualquier preparación.

¿Es recomendable tomar aceite de canola?

Contraindicaciones del aceite de oliva

El aceite de oliva, siendo un producto natural, posee muy pocas contraindicaciones de consumo. Sin embargo, se debe utilizar con mucho cuidado y con moderación, debido a sus efectos en el organismo. Su efecto laxante puede presentarse por el consumo reiterado e indiscriminado de este tipo de aceite. Asimismo, posee un elevado porcentaje de calorías que podrían ser perjudiciales si se ingiere en exceso.

No obstante, mientras su consumo sea regular pero moderado, no deberían existir ningunas contraindicaciones.

Más que un alimento 10

Siendo de múltiples usos y para todos los gustos, el aceite de oliva es mucho más que un alimento 10. Su sabor, su textura, su valor nutricional y sus propiedades lo hace un aliado genial para casi cualquier aventura. Siempre teniendo en cuenta que el aceite de calidad debe ser virgen o extra virgen, 100% naturales y con los beneficios intactos.

Deja un comentario

Completa la siguiente suma *