Saltar al contenido

9 Razones para dejar de tomar refrescos

Muchos sabemos que tomar una lata de refresco equivale a consumir alrededor de 8 cucharadas de azúcar refinada y, a pesar de eso, no dejamos de tomarlo y le hacemos cada día mucho daño a nuestra salud. Por eso, hoy te daremos las razones necesarias para que dejes de tomar refresco y disfrutes de una vida saludable.

Deja los refrescos

refrescos

1.- Asma: el refresco contiene benzoato de sodio que es un preservativo que incrementa el sodio general de la dieta y reduce nuestra capacidad de absorber el potasio. Algunas de las reacciones al benzoato que contiene el refresco son urticaria recurrente, asma y eczema.

2.- Problemas de riñones: el alto contenido de ácido fosfórico que contiene cada lata de refresco se ha asociado con cálculos renales y otros problemas de los riñones, siendo mucho más común que los hombres blancos y con sobrepeso los desarrollen.

3.- Exceso de azúcar:

– 20 minutos después de beber un refresco, el nivel de azúcar en la sangre se incrementa rápidamente elevando la insulina y el hígado responde convirtiendo el azúcar en grasa.

– 40 minutos después, la absorción de la cafeína termina. Las pupilas se dilatan, la presión sube, y como respuesta, el hígado envía más azúcar a la sangre.

– 45 minutos después de haber tomado el refresco, el cuerpo incrementa la producción de dopamina.

4.- Obesidad: la relación entre la obesidad y el consumo de refresco es tan estrecha que los médicos calculan que por cada lata consumida, la probabilidad de desarrollar obesidad se incrementa 1,6 veces.

– El 73% de las enfermedades cardiacas son causadas por la obesidad.

– El 42% del cáncer de colon y de mama es diagnosticado en personas gordas.

– El 30% de operaciones de la vesícula biliar están relacionadas con la obesidad.

5.- Disuelve el esmalte dental: el azúcar y ácidos en los refrescos disuelven fácilmente el esmalte de los dientes. Cuando las caries tocan el nervio, la raíz o el área en la base del diente, éste se puede perder si no es tratado a tiempo.

6.- Enfermedades cardíacas: el refresco contiene jarabe de maíz que es alto en fructuosa y que se ha relacionado actualmente con un alto riesgo de producir diabetes y enfermedades cardiacas.

7.- Complicaciones reproductivas: la lata de refresco contiene Bisfenil-A, un químico que podría arruinar el sistema endocrino, potencialmente causando pubertad prematura, anormalidades reproductivas y cáncer.

8.- Osteoporosis: el refresco contiene ácido fosfórico, que cuando se elimina a través de la orina, jala consigo el calcio y así elimina este mineral tan esencial para el cuerpo.

9.- Diabetes: las personas que toman refresco frecuentemente tienen 80% de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.