Saltar al contenido

El potasio, un gran mineral

El potasio es el mineral electrolito con mayor presencia en las células de nuestro cuerpo, denominado químicamente (K). En conjunto con el sodio, regula la concentración de base-acidez y agua en la sangre, para su correcto funcionamiento. El potasio coadyuva en el mantenimiento de los músculos, propiciando su elasticidad, así como la de los tejidos. Estas y otras cualidades son las que hacen del potasio, un gran mineral; continúa leyendo y conoce más sobre él.

 Potasio ¿Cómo actúa en nuestro cuerpo?

el potasio

La diferencia en la concentración de Sodio y Potasio genera un grado electroquímico conocido como potencial de membrana. Éste es necesario para la transmisión de impulsos nerviosos, la actividad cardiovascular y la formación de proteínas y otras sustancias. Por ejemplo, al crearse las proteínas el potasio entra a las células, y cuando se destruyen, sale. Cuando nuestro cuerpo está en reposo continúa generando potencial de membrana, extrayendo el sodio de las células e introduciendo potasio.

Esta función es primordial para el funcionamiento de nuestro organismo, pues contribuye en la regulación de la presión sanguínea. También, ayuda a mantener la cantidad adecuada de agua dentro del cuerpo y las células, estabilizando su estructura. El potasio, además, participa en las reacciones químicas, el metabolismo y la actividad intestinal.

El potasio ¿Dónde lo encontramos?

Está presente en diferentes cantidades en casi todas las frutas y verduras, por lo que podemos ingerirlo diariamente. Una persona adulta promedio tiene unos 160 gramos de potasio, distribuidos entre sus células y tejido óseo, principalmente. Sin embargo, es posible encontrar este mineral en otros variados alimentos, como las sardinas, yogurt, huevos e incluso el chocolate. Así, en personas desde los 15 años de edad se les recomienda ingerir unos 3500 miligramos de potasio diariamente.

¿Qué enfermedades previene y trata el potasio?

Este mineral funge como regulador de la presión arterial sanguínea, porque modera la cantidad de sal en la sangre. Así mismo, previene la retención de líquidos y con ésta la hinchazón, porque estabiliza la cantidad de agua del cuerpo. Sin embargo, su consumo está indicado para tratar afecciones específicas, como lo son la distrofia muscular, fiebre, gota, entre otras. Esto se debe a que, dadas sus cualidades, es el potasio un gran mineral para reconstituir la salud del organismo.

¿Cómo reconocer una baja de potasio?

Como se mencionó anteriormente, el potasio es de los minerales con mayor presencia dentro del organismo humano. Sin embargo, es posible que su nivel regular llegue a variar o fallar por diversas razones o circunstancias. Cuando sucede, estas suelen evidenciarse en la persona, porque presenta síntomas específicos, como debilidad muscular, fatigándose rápidamente ante cualquier actividad. También, mediante afecciones estomacales, como indigestiones recurrentes, diarreas o, al contrario, estreñimiento. Igualmente puede presentar un descenso en la presión sanguínea regular, así como arritmias o taquicardias.

Las personas que realizan actividades físicas intensas, como deportistas o trabajadores agrícolas, por ejemplo, deben vigilar sus niveles de potasio. Esto se debe a que sudan constantemente cuando están en su ejecución, y con el sudor se expulsa potasio. Considerando sus funciones y la importancia que tiene para nuestro cuerpo, es importante controlar su nivel en la sangre.

 ¿Se puede tener exceso de potasio?

Sí, es posible; sin embargo, es poco común y frecuente. Las personas con niveles muy altos de potasio suelen tener insuficiencias renales, y esto suele evidenciarse mediante afecciones cardíacas.

Un gran mineral

el potasio

Ahora conoces un poco más sobre el potasio, un mineral esencial para el funcionamiento de tu cuerpo. Además de cómo actúa en tu organismo para mantenerlo estable y nivelado. Son múltiples y variadas las opciones disponibles para incorporarlo a tu dieta, y así cuidar tu salud mediante tu alimentación.