Trufas de chocolate

Hay bocadillos que pueden servir para amenizar los más distintos eventos como las trufas de chocolate. Desde la merienda de la tarde para los más pequeños hasta formar parte de las mesas de dulces de una fiesta, cualquier cosa con chocolate son de las favoritas. Hoy te ofrecemos diferentes variedades para que hagas de tus eventos un espacio inolvidable.

Origen de las trufas de chocolate

Desde Francia, y con una rápida expansión mundial, surgieron estos suculentos bocados hacia finales de los años 1800. Louis Dufour, conocedor y chocolatero de excelencia, decidió probar armando pequeñas bolitas de chocolate siendo espolvoreadas con cacao. Aún cuando muchas culturas reconocen este como el inicio del camino, otros se atribuyen la creación como propia. No obstante, la realidad nos muestra que su autor apostó alto y sus resultados se encuentran hoy en todo el mundo. Así como en casi todos los tipos de recetas, existen variantes que pueden tener influencias culturales o de accesibilidad a los ingredientes. Por eso, hoy te ofrecemos dos variantes de este deseable manjar.

Trufas de chocolate en base a galletitas dulces

Esta sencilla receta ofrece la posibilidad de hacerla con los más pequeños. Requiere pocos ingredientes y facilidad para el armado. Observémosla a continuación:

Ingredientes:

  • 1 lata de leche condensada
  • Un paquete de galletas dulces
  • Una tableta grande de chocolate
  • Media cucharada de mantequilla sin sal
  • Lluvia de chocolate para decorar

Preparación:

Para iniciar la preparación se procederá a triturar las galletas dulces. Pueden colocarse en un procesador de alimentos o en una bolsa hermética con poco aire, golpeando con algo duro. Estas migas se colocarán en una fuente honda y se reserva.

El chocolate deberá fundirse antes de utilizarlo junto con la mantequilla. Para facilitar el trabajo se podrá partir en pedazos y colocarlos en un envase pequeño que soporte microondas. Se calentará con paciencia colocando de 30 en 30 segundos. Al culminar cada sesión debe sacarse el envase y remover con un instrumento de madera hasta que esté totalmente líquido.

Con el chocolate en el estado adecuado, se procede a incorporarlo a las migas de galletas removiendo con mucho cuidado. Se le agrega la leche condensada y se remueve también. Podrán observar que la consistencia es un poco pastosa pero esto no es motivo de preocupación. Se arman las bolitas y se pasan por la lluvia de chocolate. Las trufas ya armadas se dejan en el refrigerador el tiempo necesario.

Trufas de chocolate

Trufas de chocolate con base de bizcocho

Estas sabrosísimas trufas también pueden realizarse con la miga interna de un bizcocho de chocolate de varios días. Sólo hace falta tener la disposición de animarse a hacerlos.

Ingredientes:

  • Miga de bizcocho de chocolate
  • Chocolate de cobertura fundido
  • Leche condensada en cantidad necesaria
  • Cacao en polvo o lluvia de chocolate para decorar

Preparación:

Esta receta de trufas maneja una preparación similar a la del apartado anterior. Su diferencia es que el bizcocho deberá ser desmigajado con las manos en las proporciones más pequeñas posibles. La leche condensada permitirá que se compacte la mezcla, sin embargo, la humedad del bizcocho servirá para su maleabilidad. Esta se incorporará de a poco, cuidando no sobrepasarse y dejar la masa muy líquida. Se arman las bolitas y se pasan con mucho cuidado, primero por el chocolate y luego por la lluvia de chocolate. Cuando los postrecitos estén armados se llevan a refrigerar el tiempo que sea necesario.

Otras variantes

Las trufas de chocolate pueden hacerse con topping de chocolate o cacao en polvo. Sin embargo, existen variantes para todos los gustos y posibilidades. Se podrán armar algunos con coco rallado, caramelitos de colores, maní picado, entre otros. Lo cierto es que ni adultos ni niños pueden resistirse a disfrutar de estos elegantes, y sobre todo, exquisitos pasapalos dulces. Atrévete a hacerlos, aunque no conozcas nada del mundo de la repostería, estas son recetas sin muchas probabilidades para equivocarse.

Deja un comentario