Tensión Diastólica 100

En cuanto a salud, debemos estar atentos, entre otras condiciones, de la tensión. Para ello, debemos conocer algunos conceptos y así detectar a tiempo algún cambio inusual que esté afectando. Entonces, la presión o tensión arterial, viene dada por dos valores, tensión sistólica y diastólica. Diversos escenarios se pueden presentar en una persona, pero si has tenido tensión diastólica 100, te indicamos qué está pasando.

Presión arterial

En pocas palabras, se refiere a la presión de sangre que circula entre las paredes de los vasos sanguíneos. La presión consiste en el resultado del bombeo de sangre a través del sistema circulatorio. Cuando se quiere evaluar la presión arterial de una persona, podemos observar que se expresa en dos términos: la presión sistólica y la presión diastólica. La sistólica, es la presión máxima de un latido, mientras que la diastólica, es la presión mínima entre dos latidos de corazón. Estos dos valores se miden en milímetros de mercurio (mm Hg).

Tensión Diastólica

Como dijimos, la lectura de la cifra inferior se denomina lectura diastólica. Este número nuestra la presión de las arterias cuando el corazón descansa entre latidos. En este momento el corazón se relaja, se llena de oxígeno y sangre para volver a bombear.

La presión arterial en condiciones normales para cualquier adulto es la conformada por 120 mm Hg de tensión sistólica y diastólica en 80 mm Hg. Y cuando es igual o mayor a 140 mm Hg (sistólica) y 90 mm Hg (diastólica), se podría asumir que el paciente sufre de una tensión arterial alta.

Una persona con una tensión diastólica 100 o mayor, puede sufrir de hipertensión, aún si se encuentra la tensión sistólica normal. Los factores que pueden influir en una tensión diastólica alta pueden ser por estilo de vida, mala alimentación o factores genéticos. Los síntomas más comunes cuando se tiene una alta tensión diastólica son mareos, manchas rojas en ojos y enrojecimiento de las mejillas.

Categorías de la presión arterial

  • Óptima: se establece que la presión arterial es óptima cuando la tensión sistólica es menor a 120 y la diastólica menor a 80 milímetros de mercurio.
  • Normal: se considera normal cuando la sistólica se encuentra entre 120-129 y la diastólica entre 80-84.
  • Alta normal: cuando la sistólica se encuentra entre 130-139 y la diastólica entre 85-89.
  • Hipertensión de grado 1: cuando se obtiene una tensión sistólica entre 140-159 y una tensión diastólica entre 90-99.
  • Hipertensión de grado 2: la sistólica se encuentra entre 160-179, y la diastólica se encuentra entre 100-109.
  • Hipertensión de grado 3: cualquier número mayor a 180 para el valor de la tensión sistólica y mayor a 110, para la tensión diastólica.
  • Hipertensión sistólica aislada: cuando el valor de la sistólica se encuentra por encima de 140 y la tensión diastólica por debajo de 90.

Esta información se utiliza para categorizar los valores y obtener una respuesta ante la presión arterial. En caso que presentes una tensión diastólica 100, debes consultar al médico para un mejor diagnóstico y tratamiento. Recuerda que la hipertensión no refleja síntomas en sí, sino que va degenerando el organismo lenta y progresivamente.

Deja un comentario