Técnicas para ayudar a dormir a tus hijos

Lo que necesitas saber para un buen descanso son las técnicas para ayudar a dormir a tus hijos. El descanso es la parte más importante en el ser humano para recuperar energías. Las técnicas para dormir facilitarán esas idas a la cama que se pueden volver muy revoltosas.

Horas de sueño

Los niños necesitan un número de horas establecido que disminuye mientras crece. Al no presentar patologías del sueño lo demás tiene que ser dedicación y aplicación de técnicas para ayudar a dormir a tus hijos y a superar la hipnopedia.

0 – 3 meses

Entre 14 – 17 horas de sueño

4 a 1 meses

Entre 12 – 15 horas de sueño

1 – 2 años

11 – 14 horas de sueño

3 – 5 años

10 – 13 horas de sueño

6 – 13 años

9 – 11 horas de sueño

Actividad física luego del descanso de almuerzo

La actividad física es un buen canalizador de energía y mientras se presente constantemente ayudará a agotar el cuerpo. Al presentarse bajo el sol en horas de la tarde hará que el descanso sea lo más pronto posible.

¿No puede dormir solo?

Hay veces que duermen acompañados. Esto es ir a la cama un poco antes de lo habitual y hacerlo esperar un poco. Frases como “ya vengo” o “espérame un ratito” hará que el apego vaya desplazándose.

Cuando tenga miedo

Los miedos comunes en los niños es la oscuridad, monstruos, soledad. Esto se realiza hablando y acompañándolos para superar sus miedos. La exposición acompañado y la confianza devolverá el buen dormir al hijo.

Baño caliente

El baño con agua tibia o caliente ayuda a reducir la tensión muscular y relaja el cuerpo. Este baño acompañado de unos 30 minutos de inactividad ayudan a conciliar el sueño.

Técnicas para ayudar a dormir a tus hijos

La cama solamente para el sueño

Algunos se acostumbran a dar múltiples usos a la cama: Comer, jugar, ver TV. El sueño debe acostumbrarse a la cama para predisponer el cuerpo al descanso y a la no distracción.

Los ejercicios de relajación

Estos ejercicios de respiración ayudan a aliviar la tensión que pueden ser a causas de ansiedad por separación. De igual forma acostumbrar al niño o niña a dormir solo o sola desde sus primeros meses ahorran estas dificultades. Y evita el ruido blanco.

Entrenamientos

Esta técnica puede verse acompañada de todas las anteriores. Es ir modificando o disminuyendo el tiempo que se queda el representante con el niño en la habitación. De unos 20 minutos puede disminuir progresivamente a 10 minutos y luego solo decir “buenas noches” y salir.

Deja un comentario