Saltar al contenido

Cómo reparar el cabello dañado

El pelo, en ocasiones resulta ser afectado por diversos factores. En esta ocasión, te vamos a enseñar cómo reparar el cabello dañado.

Los cabellos también sufren

Reparar el cabello dañado

Si nuestra cabellera hablara, de seguro nos pediría a gritos un cuidado especial. De cierto modo, los cabellos también sufren. Por diversos factores, resultan afectados. Es fácil, notar cuando el pelo esta deteriorado.

En realidad, a nuestro pelo, le toca aguantar muchas cosas. Son variados los productos que no le vienen bien a nuestra cabellera. Por tal motivo, antes de aprender a reparar el cabello dañado, debemos conocer qué es lo que causa su deterioro.

¿Qué causa el deterioro del cabello?

En general, el cabello se puede deteriorar por diversos motivos. Quizás, sea por hábitos incorrectos. Para conocerlos, te indicaremos algunas de las posibles causas, que  pudieran están afectando tu cabello:

  • Forzar el largo: Es verdad, que un cabello largo se ve hermoso. Pero esto solo aplica para aquellas cabelleras bien cuidadas. Si tu caso es, que le huyes a la tijera para conservar su largo. Debes saber que estas cometiendo un grave error. Con esto solo dejaras ver las puntas quebradas.
  • Pasarte con el calor: Al  pelo no le viene bien el excesivo calor producto de la plancha o el secador. Es hora que dejes de hacerlo. No conseguirás reparar el cabello dañado, si sigues pasándote con el calor.
  • Adicción al cepillo: Es normal, conservar un cepillo en la cartera, para peinarnos de vez en cuando. Pero cuando te pasas, esta mal. Con esto, solo consigues debilitarlo.
  • Abusar con las bandas: Cuando las bandas elásticas no están recubiertas con alguna tela, generan daños en el cabello, pues al quitártelas, fácilmente logras desprender alguno que otro pelito.

Cómo reparar el cabello dañado

Cómo reparar el cabello dañado

Para reparar el cabello dañado, debes comenzar con modificar algunos hábitos. Te animamos a tomar en cuenta los siguientes consejos, que le vendrán muy bien a tu cabellera:

  • Visita con frecuencia a la peluquería: Tu cabello necesita que lo corten. Claro, no estamos hablando de pasar la maquina completa. Nos referimos a las puntas, con esto su renovación será más rápida, y crecerá sano.
  • El shampoo que mejor le viene a tu pelo: No todos los cabellos son iguales, hay diferentes tipos de pelo. Para cada característica, existe un producto en particular. Te recomendamos optar por marcas reconocidas, que contengan vitaminas, y se adapten a tu tipo de  cabello.
  • Permítele respirar: El cabello debe respirar, para ello déjalo descansar por un tiempo del calor, guarda tu plancha y secador por unas cuantas semanas. Bríndale la posibilidad de estar al aire libre, sin ganchos, ni ligas.
  • No le huyas al agua fría: Si estas acostumbrada a ducharte con agua caliente, tu cabello pudiera estar sufriendo las consecuencias. La temperatura elevada del agua, hace que el pelo se reseque.  Para ayudarlo, intenta lavarlo con agua fría.
  • Lavado cada dos o tres días: Te recomendamos, no extremar con el lavado del cabello. No necesitas aplicarle shampoo todos los días, al hacerlo, solo lograrás un aspecto áspero y seco.
  • Tratamientos intensivos: Para reparar el cabello dañado, debes realizar semanalmente tratamientos de hidratación intensiva.

Reparar el cabello dañado con la ayuda de la naturaleza

Existen muchos aceites naturales que pueden ayudar a recuperar la vitalidad de nuestro cabello. Uno de los más comunes, es el aceite de oliva con coco, debes aplicarlo sobre el cabello húmedo, y cubrir con un gorro térmico. Esto aportara suavidad y brillo a tu cabellera.

También, el aceite de argán es muy favorecedor para tu pelo. Con la ayuda de este aceite, puedes humectar tu pelo, logrando una hidratación intensiva.

Entabla amistad con el cepillo

Al igual que cualquier parte del cuerpo, el cabello necesita que lo trates con cuidado. Debes olvidarte de peinar tu cabellera con apuro. Es conveniente,  que tu cabello entable amistad con el cepillo. Con calma, sin prisa.