Saltar al contenido

Como hacer tu propio exfoliante casero natural

La exfoliación de la piel se puede inducir para obtener un cutis delicado, limpio y claro, aquí en MujerConSalud te mostramos como hacer tu propio exfoliante casero.

Como hacer tu propio exfoliante casero

exfoliante casero natural

La exfoliación consiste en un proceso natural mediante el cual en un ciclo de 28 días se produce la renovación de la piel mediante el desprendimiento de las células muertas. Con el paso de los años se va haciendo más lento el proceso y se acumulan estas células, grasa, restos de maquillaje y suciedad que hacen que el rostro pierda brillo y belleza.

Cómo funciona la exfoliación

En cosmética se utilizan procesos artificiales para inducir la exfoliación completa y lograr el rejuvenecimiento facial, mejorar el aspecto de la piel, disminuir las marcas de las arrugas, las cicatrices del acné y eliminar manchas. Es común el uso de químicos o la acción de agentes físicos.

Se realiza principalmente en la cara y los brazos debido a que son zonas muy expuestas al sol y los factores externos. Los químicos usados son muy riesgosos y los tratamientos deben ser aplicados por especialistas bajo medidas muy específicas.

Por otro lado se está volviendo más popular el uso de exfoliantes caseros, libres de químicos son más saludables, baratos, efectivos y nos ayudan a que nuestra piel alcance su balance natural.

Es importante que conozcas que la exfoliación al ser un proceso natural necesita de tiempo para la regeneración por lo cual te recomendamos aplicarlo no más de una a dos veces en la semana, en función de tu tipo de piel y tu apreciación.

No exfolies la piel alrededor de los ojos y boca, realiza siempre movimientos circulares, trata de que no se irrite la piel. Al usar productos naturales ten la piel hidratada, usa las yemas de los dedos para aplicarla y retira con agua templada.

Formas de realizar tu exfoliante casero

El proceso de exfoliado natural más sencillo que existe es aplicarse un cepillado en seco en la piel. Para esto no te sirve cualquier cepillo sino uno que sea de cerdas suaves y abundantes.

Practica el cepillado comenzando por el cuello, realizando círculos y termina en la cara. También puedes aplicarlo a todo el cuerpo. Pronto verás resultados positivos.

Para pieles sensibles la avena puede resultar muy beneficiosa. Puedes preparar una mezcla de una parte de avena triturada por dos de agua. Aplícate esta pasta sobre la cara por cinco minutos.

Para preparar un excelente exfoliador de abrasivos naturales puedes usar como base el aceite de jojoba y como gránulos puedes agregar sal fina, azúcar, bicarbonato o canela molida. Mezclas la base con el granulo escogido hasta obtener una consistencia pastosa.

Si tu piel necesita enriquecerse con nutrientes y vitaminas, puedes usar una pasta a base de 4 partes de aceite de oliva por una parte de azúcar.

Para pieles secas es probable que te resulte más efectivo alguno de estos dos preparados. Preparar una pasta con un plátano maduro licuado y agregarle una cucharada de harina de maíz. Otra puede ser una pasta de 4 partes de miel de abeja por una de leche en polvo, en caso de quedar muy espesa puedes agregarle agua.

Para pieles grasas el limón resulta muy efectivo, puedes mezclar el zumo de un limón con una cucharita de sal o bicarbonato, recuerda nunca exponerte al sol porque el limón puede propiciar que aparezcan manchas. También puedes preparar un exfoliante casero y natural con 1 pepino licuado y agregarle 1 cucharada de sal o azúcar.

Recomendaciones finales

Te recordamos que cada piel tiene sus propias características y diferentes niveles de exposición al medio ambiente en función de tu salud, edad, estilo de vida y genes, por eso para encontrar tu tratamiento ideal es recomendable que pruebes los efectos de los diferentes exfoliantes caseros y naturales que te hemos recomendado. No hay problemas, son naturales y no tendrán ningún efecto negativo en tu salud.