Saltar al contenido

Piernas espectaculares con 6 pasos

De la misma forma en que una mirada puede arrancar la chispa de un poema en un hombre, las piernas pueden provocar un piropo, y hasta una canción. ¿A qué mujer no le gusta un piropo, que sea pícaro pero sin llegar a la grosería, acerca de su caminar? Creo que a todas, aunque la mayoría no lo reconozca.

Piernas espectaculares con 6 pasos

Piernas espectaculares con 6 pasos

 

Ahora en serio, dejando el cubaneo a un lado, las piernas en la era moderna se han convertido en uno de los símbolos representativos de la sensualidad y el orgullo de una gran cantidad de mujeres. Junto a los senos o los ojos, las piernas son las abanderadas de la femineidad, y no hay mujer que no guste de tenerlas saludables, y firmes.

Quizás a ti en lo personal no te interesa que te piropeen, y puede que no necesites unas piernas como las de Marilyn Monroe para ser feliz. Sea cual sea tu caso, la principal razón para tener unas piernas divinas es sobre todo tu salud, y por supuesto no hablo sólo de la salud estética. El correcto funcionamiento de tus piernas repercutirá sin duda en tu día a día, pues recuerda que son ellas quienes te llevan a todas partes, y contribuyen a hacer de ti la mujer que eres, ya seas muy ágil o no.

Vamos a ver qué puedes hacer para tenerlas más saludables a la par que bonitas. ¿Qué necesitas?, ¡poner de tu parte y nada más! Veamos.

Sigue nuestros pasos

Las piernas soportan toda la carga de nuestro cuerpo durante toda nuestra vida, son órganos que casi no tienen descanso y esto se puede ver reflejado en tu bienestar si no las cuidas y las mimas. ¿Qué hacer?

  1. Hay algunas medidas relacionadas con el vestir y el calzado que puedes tomar ahora mismo. Hoy en día se usan mucho los pantalones apretados, en ocasiones demasiado. Esto puede impedir que tu sangre circule con normalidad, provocando dolor y fatiga muscular. Si vas a usar pantalones estrechos, trata de que no te aprieten tanto. Ahora, con respecto a tu calzado, debieras comprarlos teniendo en cuenta los que más cómodos sean o tu número. La moda de los tacones demasiado altos puede no sólo afectar la salud de tus piernas sino de tu columna vertebral.
  2. A ninguna mujer le gustan las várices. Estas son consecuencia de una pobre circulación de la sangre a mediano y largo plazo. ¿Cómo prevenirlas?, muy fácil. No te duches durante demasiado rato, ni con agua muy caliente, lo mejor son las duchas frías.
  3. Sería bueno que te hicieras frecuentemente una pedicura, puedes prevenir así uñeros, callosidades. Vendría muy bien agregarle a esto un poco de crema en toda el área de las pantorrillas y los tobillos, masajeando suavemente, preferiblemente de almendras.
  4. Puedes darte un baño nutritivo en las piernas con aceites esenciales como el melón, o el germen de trigo, con relativa periodicidad, los efectos en el tono y la suavidad son geniales.
  5. Diariamente échate agua fría sobre las piernas durante cinco minutos aproximadamente. Coge tu crema humectante favorita y aplícala inmediatamente sobre tu piel, así ayudas a prevenir una piel áspera.
  1. ¡El divino ejercicio! Ya sabemos que no hay un solo ámbito de nuestra salud en la que el ejercicio no juegue un rol fundamental. Tus piernas no son la excepción. Puedes hacer variadísimas rutinas de ejercicio incluyendo sentadillas y elevaciones de talón. Opciones hay muchísimas, pero desde aquí te recomendamos correr o caminar. La mejor y más completa forma de poner a ejercitar tus piernas es corriendo o con una caminata bien movida. Actúa todo tu cuerpo en sinergia con tus piernas y esto repercutirá en una salud de acero.

¿Viste qué fácil?

Si combinas disciplinadamente nuestros consejos y una constancia férrea verás los efectos de gozar de unas piernas no sólo hermosas sino saludables. Así, por demás, estarás ayudando a evitar muchas enfermedades como la artritis y el reumatismo, entre otras. ¡Tú también puedes lucir unas piernas espectaculares!