Mejorar la capacidad de resolución de conflictos

Hoy veremos como podemos mejorar nuestra capacidad de resolución de conflictos con unos simples tips. En el desarrollo de nuestras actividades diarias, nos vemos expuestos a diversas situaciones conflictivas que debemos enfrentar para mantener un ambiente equilibrado y armónico.

El resolver conflictos no siempre resulta tarea sencilla, en ocasiones el solo intentarlo de manera errada puede generar el efecto contrario al deseado, y es que nada resulta mas desagradable y angustioso que estar rodeados de un ambiente tenso e incomodo, sin embargo como seres humanos siempre tenemos la oportunidad de mejorar nuestras habilidades y aprender. Es por ello que mejorar tus capacidades para poder tratar la resolución de conflictos como todo un profesional te será de gran ayuda para cualquier situación que se te presente, ya sea en el ámbito personal o laboral.

Aprende a reconocer el origen del problema

En ocasiones una situación conflictiva cobra fuerza a medida que no se ataca la raíz del problema, generando un sinfín de complicaciones que nada tienen que ver con el motivo por el cual se inicio el conflicto. Esto hace que sea aun más difícil ponerle fin al inconveniente.

Por eso debemos aclarar a toda costa la causa que origino el problema, dejando claro a las personas involucradas, cual es el objetivo a discutir. Es importante no desviarse del tema, ya que solo lograras que se expanda como fuego y comiencen a salir rencores no curados del pasado.

¿Como mejorar nuestra capacidad resolución de conflictos?

Saber escuchar

Debemos aprender que hablar sin escuchar no es una gran idea para resolver un conflicto, y esto se debe a que es un acto que puede ser considerado como egoísta y por muchas ganas que tengamos de dejar en claro nuestro punto de vista, solo lograremos hacer enojar a la otra persona, que también desea exponer sus palabras.

Ceder la palabra, te hará ver como una persona que toma en cuenta la opinión de los demás, y que sabe escuchar, además, de esta manera podrás aportar de una manera constructiva, una posible solución que beneficie a todos los involucrados.

Generar confianza

Saber que estas dispuesto a solventar el problema, genera confianza en las personas, ya que esto determina que existirá un fin provechoso en la discusión, y que no se entrara en un circulo que no lleve a ningún lugar. Por ello es importante utilizar palabras que contribuyan a gestionar un objetivo en común.

La mejor manera de tranquilizar el ambiente, es dejando claro que estamos dispuestos a aportar lo mejor de nuestras ideas, en las que todos pueden salir beneficiados, el saber que somos personas comprensivas, generara un ambiente de seguridad y confianza.

Trabajar en la empatía

Con frecuencia de seguro hemos escuchado la frase “ponerse en los zapatos de otro”, pues cuando surge un conflicto, esta es la mejor manera de ponerla en practica, ya que al tomar en cuenta la posición de la otra persona, y cuestionar como actuaríamos o nos sentiríamos ante la misma situación, nos permitirá ser mas comprensivos y ayudara a bloquear cualquier sentimiento negativo que pudiéramos tener y que nada bueno aportaría a la discusión.

Es recomendable dejar claro a las personas que están en el círculo del conflicto que intentas ponerte en su lugar, y que entiendes como podrían sentirse estando en su posición.

Gafas Blue Block, ¿trabajas muchas horas?

Un fin común

La mejor manera de llevar a cabo la resolución de un conflicto, es establecer pautas en las que todos estén de acuerdo, por ello es importante dejar por sentado, y aclarar cualquier duda que pudiese surgir, una buena idea seria elaborar una lista de los pros y contras del problema.

Esto ayudara a buscar una rápida y común solución, que beneficiara a todos por igual. Mantener el equilibrio siempre es primordial a la hora de tratar de resolver un conflicto.

Para finalizar debemos recordar, que el control que podamos ejercer sobre cualquier situación tensa siempre dependerá de nuestras habilidades, para ello debemos trabajar en mejorar nuestra personalidad, cultivando valores como la amabilidad, la empatía y el liderazgo.

Espero que este artículo le haya sido de gran ayuda y de ahora en adelante tenga una mejor capacidad de resolución de conflictos.

Deja un comentario

Completa la siguiente suma *