Saltar al contenido

Malos hábitos alimenticios

En la actualidad, cada vez más son las personas que adquieren malos hábitos alimenticios. Quizás, esto se vea influenciado por la practicidad de la calle, en donde lo rápido resulta lo más buscado. Hoy queremos ayudarte a deshacerte de ese auto daño alimenticio.

La practicidad de un mal hábito alimenticio

Malos hábitos alimenticios

Poco a poco, se unen a la lista, personas que se copian de los malos hábitos alimenticios. La verdad, es que para muchos resulta más practico comer en un quiosco, que preparar la comida. Quizás, la vida misma así lo ha presentado. Tal vez, vivimos con un reloj muy apretado. Y por ello, nos arriesgamos a comer lo que más le convenga a nuestra apretada agenda.

También, se han dado casos en los que cuesta más conseguir la comida, que incluso prepararla. Esto, sucede y se ha visto en aquellos lugares que tienen limitados sus recursos alimenticios. Hablamos, de esos sitios en donde se vive de pie frente a un mostrador, para intentar conseguir lo básico de un buen plato. Si, aunque no lo creas hay lugares en donde cuesta alimentarse, y no por cuestiones de dinero, si no por poca disponibilidad.

Es entonces, cuando resulta más práctico, sentarse a comer una hamburguesa en la esquina. Como resultado, poco a poco vamos adquiriendo malos hábitos alimenticios, en estos casos por obligación. Pero, en otros es solo por decisión.

 Como le hacemos con los malos hábitos alimenticios.

Entendemos, que a veces la situación se coloca cuesta arriba. Pero, es importante siempre buscarle el lado positivo a las cosas. Para ello, es necesario recordar que somos tan prácticos como deseemos ser. De hecho, podemos estar tan sanos como decidamos. Lo mejor de todo esto, es que podemos tirar por la borda todos esos malos hábitos alimenticios que tanto daño nos hacen. A continuación, te ayudamos con una lista de opciones para derrotar ese autodaño de alimentación:

  • Planifícate: Si tu reloj, esta milimétricamente ocupado, debes pararlo por un momento. Con esto, queremos decir que debes apartar unos minutos para tu planificación. Sobre todo, cuando de alimentación se trata. Entendemos, que hay lugares en los que es una labor titánica conseguir lo básico de un plato. Sin embargo, si no lo consigues, siempre tendrás opciones naturales. Por consiguiente, bombardea tu refrigerador de tubérculos, ramas y todo tipo de vegetales.
  • Arma tu combo: Para dejar atrás los malos hábitos alimenticios, debes armar tu combo nutritivo. Para esto, puedes hacer 5 platos principales para la semana. De hecho, los puedes refrigerar. Además, intenta que este kit contenga puras cosas nutritivas, mucho verde y bastante fibra.
  • Aprende: Hay muchas opciones, fáciles y prácticas, para hacer de la comida un hábito sano. Por tal motivo, no es necesario que pases todo un día en la cocina. Incluso, si buscas en internet, una gama enorme de opciones estará a tu disposición.
  • Aléjate de malvadas tentaciones: Si tu grupo asiduo, está lleno de personas aficionadas por la grasa. Te recomendamos, alejarte un poco. Sobre todo, cuando de comer se trata. Es probable, que existan muchas personas en tu situación.

Armando un grupo contra la mala alimentación

Malos hábitos alimenticios

Si de verdad quieres alejarte de toda tentación relacionada con los errores alimenticios. Te recomendamos, armar un grupo digital en contra de los malos hábitos alimenticios. De hecho, puedes abrir un grupo de Watsapp e invitar a personas que quieran dejar el mal comer. La idea, es compartir recetas nutritivas, y apoyarse mutuamente. Además, es un excelente motivo para socializar en buena nota. De esta manera, se puede promover la buena salud. Incluso, no le caería mal a este mundo tan cargado de comida chatarra, un grupo anti-daño alimenticio.

También, queremos recordarte, que el sabor está en ti. Para darle un toque único, la naturaleza ha creado para nosotros una cantidad numerosa de alimentos contentivos de excelentes vitaminas.