Los pasos básicos para una sonrisa perfecta

¿Quién no quiere lucir una sonrisa perfecta? Seguro que también te gustaría poder sonreír abiertamente y que todos tus dientes luzcan con ese color blanco de estrella de Hollywood, perfectamente alineados y todos sanos. Sí, dicho así hasta parece un sueño pero los sueños se cumplen cuando se les persigue sin descanso.

De ahí que hoy te vamos a dejar las pautas o los pasos perfectos para poder conseguir esa sonrisa perfecta que ya se está dibujando en tu rostro. Quizás algunos ya los sepas, pero hay que ponerlos en práctica y de manera constante…¡Ya sabes, perseguir sueños! ¡Comenzamos!

Un correcto cepillado de dientes

Parece de lo más evidente, pero es cierto que seguimos cometiendo muchos errores a la hora de cepillarnos los dientes. Quizás por las prisas o porque no lo tenemos demasiado claro. De ahí que conviene preguntar a nuestro dentista de confianza. Algo que sucede en clínicas como Dental Company que además de realizar todo tipo de tratamientos, la cercanía con los pacientes es vital. Dicho esto, debemos saber que cuando nos vamos a cepillar, el cepillo se coloca a unos 45º con respecto a las encías. Los movimientos tienen que ser cortos pero que impliquen toda la superficie del diente. No solo por la parte exterior, sino que también tenemos que hacer una pasada por la interior. Además de que no nos debemos olvidar de la lengua, una de las partes principales que también necesita de su cuidado. Todo cepillado correcto de dientes termina con un enjuague. Así la boca quedará totalmente limpia y fresca.

Estética dental

¿Sabías que también existe la estética dental? Pues sí, es un tratamiento que abarca varias opciones y que como es lógico nos permitirá lucir una sonrisa más que perfecta. Dentro de la misma podemos optar por el blanqueamiento dental o alinear los dientes y optar por las carillas dentales que también nos ayudan en cuanto a color y hasta tamaño de los dientes. Ya que uno de los motivos de recurrir siempre a los tratamientos de estética dental es poder ver cómo nuestros dientes tienen una forma regular, para trazar un bonito equilibrio. A partir de ello, sí que es importante el color como bien comentamos. Porque una tonalidad blanca con brillo en ellos, dejará una sonrisa con más expresividad. Aunque siempre se nos aconseja que no debemos obsesionarnos con este tema porque no en todos resaltan de igual manera, ya que también la piel tiene mucho qué decir.

Usa hilo dental o cepillo interdental

Como bien sabemos, el hilo dental se usa para poder llegar a todas esas zonas donde el cepillo no puede, por diversos motivos. El fin del mismo es poder eliminar todo tipo de restos de alimentos. Debemos de hacer movimientos suaves entre los dientes, para decir adiós a todos esos posibles restos. Pero también tienes otra alternativa que es el cepillo interdental. Se trata de un cepillo más pequeño y con una parte superior alargada y fina. Aunque es cierto que lo podrás encontrar en varios grosores. En este caso es más adecuado cuando hay mayor separación entre dientes o cuando existe un problema de encías, que se van retrayendo. Es el momento de ir introduciendo dicho cepillo por cada hueco, con el fin de que la boca quede más limpia y sin posibilidad de infección. Porque ya sabemos que las bacterias se pueden acumular en ellas y sin enterarnos.

Los pasos básicos para una sonrisa perfecta

Una vez al año, una limpieza bucal

Si es que a veces lo vamos dejando y no pensamos realmente en la importancia que tiene para nuestra bonita sonrisa. Los dientes, debido a ciertos alimentos o hábitos, se pueden ir deteriorando y perdiendo ese color que los caracteriza. Por eso, nuestros amigos dentistas estarán ahí para ayudarnos en todo lo que necesitemos. Porque además del color en sí, también nos ayuda a prevenir futuras enfermedades más complicadas como pueden ser la gingivitis o la pérdida de alguna pieza dental por culpa de problemas como este. Así que, pensándolo bien, es mejor pasar por tu dentista una vez al año y evitar todo tipo de complicaciones futuras. Claro que si ya tienes algún tipo de problema de encías, entonces sí que el tiempo entre limpiezas puede variar y acortarse. 

Cuida tus labios

En todo momento hablamos de los dientes porque son los grandes protagonistas, pero no podemos olvidarnos de los labios que vienen siempre pisando fuerte. También ellos son parte de esa sonrisa perfecta que buscamos. Así que, debes mantenerlos siempre hidratados. Quizás en épocas de frío todavía debemos tenerlo más en cuenta. Porque pueden llegar a agrietarse. Así que, un poco de vaselina va a prevenir este tipo de problemas. Además, una vez por semana puedes exfoliarlos. ¿Cómo? Pues con un poquito de azúcar o sal y un poquito de vaselina la pasarás por toda la zona. Esto hará que podamos decir adiós a las células muertas. Luego, retiramos con agua y aplicamos un poco de cacao para labios y listo.

Blanqueamiento dental

Aunque ya venimos hablando de él, no podíamos dejar escapar la oportunidad de hablar de manera más concisa sobre el blanqueamiento dental. Es otra de las opciones que necesitamos para la sonrisa perfecta. Es cierto que dentro de él hay varias opciones, pero la más general es la que consigue aclarar varios tonos de tus dientes en tan solo una consulta. En poco más de media hora podrás lucir esa sonrisa que estabas buscando. Aunque también hay otras alternativas sin pasar por la clínica y sí que tendrás que hacer en casa. Recuerda que estas últimas sí tendrás que esperar más tiempo para poder ver los resultados. 

El primero necesita de un gel que se aplica sobre los dientes y luego, una luz LED especial sobre ellos. Mientras que para la segunda opción, de hacerlo en casa, necesitarás de unas férulas que también tienen un gel blanqueador y que hay que colocarlas encajadas en la boca. De ahí que para ver los resultados llevará algunos días. De todos modos, la apariencia de tu boca va a mejorar de un modo notable como bien comentamos. Pero eso sí, debes mantener un buen cuidado bucal para que se alargue mucho más en el tiempo: El cepillado correcto, las revisiones y todo lo mencionado son partes vitales de tu día a día. 

Deja un comentario