¿La sacarina es mala para la salud?

Muchos no saben lo que es la sacarina, pero si la conocen como “edulcorante”. Es simplemente, un sustituto sintético de la azúcar para aquellas personas que evitan consumirla. Sin embargo, este químico tiene algunas características negativas que pueden afectar nuestro organismo. ¿La sacarina es mala para la salud? Lo vemos a continuación.

¿Qué es la sacarina?

Este químico ha sido utilizado desde principios del siglo veinte. Actualmente, algunos se obtienen a través de los derivados del petróleo. Es utilizado en productos dietéticos debido a su alta resistencia al calor y ácidos. Además, es muy popular en los casos de personas que que no deben consumir azúcar. Ya que no es calórico, es el ingrediente clave para la elaboración de productos para diabéticos.

En sus inicios, la prohibieron en Canadá, igualmente pensaron prohibirla en Estados Unidos también. Esto, debido a los efectos cancerígenos que se mostraban en las vejigas de las ratas de laboratorio, al consumirla en altas dosis y frecuentemente. Sin embargo, pasados los años, lograron aprobar su uso y desacreditar esos efectos en los humanos. Además, las campañas de personas que se verían afectadas por no tener un sustituto para el azúcar fueron muchas.

¿Azúcar o sacarina?

Ambas consumidas en grandes dosis son nocivas para la salud, pues ayudan a proliferar ciertas condiciones. La diabetes, el sobrepeso, las caries y enfermedades cardiovasculares son algunas de ellas. El azúcar, igual que la sacarina y otros tipos de edulcorantes, no son 100% nutritivos.

La diferencia entre ambas es que la azúcar aporta calorías, mientras que la sacarina no, porque es artificial. En consecuencia, endulza mucho mas que la azúcar, por lo que se debe consumir con prudencia. Aun así, usada en la comida, deja un sabor amargo. Resulta entonces evidente, que consumir alimentos con sacarina, confunde al organismo y esto puede incrementar el sobrepeso y la grasa de más en el estómago.

¿Cómo afecta la sacarina a nuestro cuerpo?

Contener una dosis alta de sacarina en nuestro cuerpo, dificulta controlar el nivel de azúcar en la sangre. Por ende, aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2. Ya que estos a diferencia de la azúcar, no se digieren y cambian la flora intestinal perjudicándole.

También, tras varias investigaciones, en consumidores de sacarina, sus niveles de la enzima “Alt” son anormalmente altas. Lo que indica un trastorno en el hígado graso de la persona produciéndose daño hepático. Esto evidencia, que la sacarina es mala para la salud de un sector grande de la población.
Finalizando, la sacarina (E954) tiene como base la sulfa, cuyo ingrediente principal es sulfimida benzoico. Algunos de los efectos secundarios que se pueden reportar son los siguientes:

  • Reacciones alérgicas por las sulfonamidas
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Problemas de la piel

Deja un comentario

Completa la siguiente suma *