Saltar al contenido

Infecciones vaginales, Cuales son y como tratarlas

Las infecciones vaginales, son un problema común que frecuentan las mujeres, durante el transcurso de su vida. Sin embargo, muchas no saben qué tipo de infección tienen, pero sienten intensa tortura e incomodidad mientras la padecen. En este artículo, te explicaremos las seis diferentes tipos de infecciones vaginales, que existen y pueden aparecer en tu organismo.

¿Qué es una infección vaginal?

infecciones vaginales causas

Medicamente, se conoce como vaginitis o vaginosis bacteriana, a las infecciones vaginales, que comúnmente atacan el órgano reproductor de las mujeres. Estas enfermedades, son producidas por hongos o bacterias que no son muy bien recibidos en nuestra flora vaginal. De esta manera, cada mujer este o no este activa sexualmente, puede estar expuesta a sufrir de este tipo de dolencias.

Dependiendo del tipo de gérmenes que entren en nuestra vagina, las infecciones vaginales pueden variar, en caso de no atacarse a tiempo, estas pueden empeorar la salud de la paciente. Por lo general, este tipo de problema, es la causa número 1 de la visita al ginecólogo por las mujeres.

La secreción del flujo vaginal

Durante la etapa de pubertad, muchas adolescentes después de su primer periodo menstrual, experimentan por primera vez la secreción vaginal, por lo tanto, es de total normalidad que el flujo vaginal aparezca casi a diario, pero ¿Por qué ocurre este suceso? La secreción vaginal, permite limpiar, purificar y eliminar cualquier tipo de bacteria que pueda involucrarse en la vagina, además permite mantener en constante humedad tu zona íntima.

Sin embargo, la secreción del flujo vaginal puede ocasionar infecciones, si no se tiene un control de higiene correcto. Algunas de las recomendaciones para prevenir infecciones por causa del flujo vaginal son:

  • Usar ropa íntima cómoda, esta no puede ser tan apretada, preferiblemente hecha de algodón.

  • Ducharse a diario y limpiar bien tu vagina (lavando con jabón sin olor, enjuágate y sécate suavemente).

  • No usar desodorante, ni cremas vaginales con olores.

Características de una buena secreción vaginal

Como anteriormente, hemos nombrado, botar flujo vaginal, es algo normal y que las mujeres empiezan a tener desde el inicio de la pubertad. Algunas de las características que debes de saber, si tu flujo vaginal está en perfecto estado son las siguientes: La secreción vaginal no tiene olor y su coloración es blanca o un poco amarilla. Además, el flujo vaginal se hace notar más, durante el ciclo de ovulación, puesto que agarra un color un poco transparente, como si vieras la clara de los huevos.

Ahora bien, existen varios motivos por los cuales las infecciones vaginales aparecen, las más habituales son originarias por hongos, bacterias o tricomoniasis. No obstante, también hay vaginitis producidas por enfermedades sexuales, como la gonorrea. Sin duda alguna, cada infección es totalmente distinta, por lo tanto, deben de tener un cuidado y tratamiento médico distinto.

Las diferentes infecciones vaginales

Infecciones vaginales tratamiento

Actualmente, existen 6 tipos de infecciones vaginales, cada una de ellas se producen por medios diferentes. No obstante al aparecer, sus sintomatologías son muy parecidos. Te explicaremos una por una:

La clamidia vaginitis

Es una infección vaginal, de la cual, no se manifiesta con síntomas, por eso, es muy difícil de detectar. Generalmente, las mujeres que sufren de clamidia tienden a tener flujo vaginal color blanco y un fuerte hedor. El tratamiento para eliminarla, es el uso adecuado de antibiótico, recetado por el médico

La vaginosis bacteriana

Esta infección es muy común es las mujeres, que utilizan ropa interior muy ajustada, entre los síntomas más comunes tenemos que esta suele tener un hedor a pescado y su secreción vaginal es demasiado débil, además produce picazón y ardor al momento de orinar. De hecho, cuando se tiene vaginosis bacteriana, debe ser tratada por un ginecólogo.

Candidiasis vaginal

Mejor conocida como infección a causa de hongos, también una de las más frecuentes en las mujeres. Se manifiestan con inflamación en la zona intima, ardor y picazón abundante. Su flujo cambia, ya que es color blanco pero con forma de queso desmenuzado. Por lo contrario, a las anteriores vaginitis, la candidiasis vaginal, puede extinguirse por sí sola, pero no en todos los casos. Sin embargo, el medicamento más recomendado por los médicos especialistas es el terconazol.