Saltar al contenido

Flacidez, un problema más fácil de resolver de lo que crees

La flacidez es la pérdida de firmeza de la piel. Esto se debe principalmente por la disminución de las proteínas que afirman y le dan elasticidad a nuestra epidermis, colágeno y elastina, y se manifiesta cuando ésta empieza verse suspendida. El decaimiento de nuestras partes se puede encontrar principalmente en los brazos, muslos y abdomen.

Razones por las que puedas tener flacidez:

Flacidez

Es comúnmente dicho que la disminución de estas proteínas es propia del envejecimiento pero se puede desarrollar en las personas jóvenes. Otras razones pueden ser:

• Una dieta con baja cantidad de proteínas y rica en azucares y grasas, es decir, una mala alimentación.
• Subir y bajar de peso bruscamente.
• Poca actividad física y el sedentarismo, ya que al llevar este tipo de vida se disminuye la masa muscular.
• Exposición prolongada al sol, debido que las radiaciones UVA actúan profundamente en las fibras encargadas de darle firmeza a la piel.
• Ayunar, porque al no tomar el desayuno el cuerpo decide consumir sus propias proteínas, como las que mencionamos más arriba, y esto va ayudando a reducir la firmeza de la piel. Además, al no desayunar tendrás ansiedad y comerás más de lo debido.

Formas de tratarla:

Hay muchas maneras de corregir la flacidez. Aquí les dejamos las más recomendadas, las más simples y las que mejor se pueden adaptar a cualquier estilo de vida.

Alimentación: Es muy importante tener una alimentación balanceada, rica en proteínas, sin ella no podrás corregir la flacidez. Algunos alimentos ricos en colágenos que se deben incluir en una dieta adecuada son la carne de pollo, pavo, pescado, cerdo; también se deben consumir alimentos que estimulen la producción de esta proteína como son los vegetales, frutos rojos, mariscos, clara de huevo, verduras de hojas verdes y frutas cítricas.

Ejercicio: Como ya se comentó la flacidez puede aparecer en lugares específicos del cuerpo como los brazos y los muslos, por lo cual se debe buscar ejercicios específicos que ayuden a reafirma y a tonificar esas partes del cuerpo. Es muy importante ser constate y tener fuerza de voluntad porque unos brazos flácidos no se tonificaran en tres días.

Hidratación: Mantener el cuerpo hidratado, tanto interna como externamente, trae muchos beneficios. Usar cremas que contengan colágeno o elastina ayudará mucho y al igual que el ejercicio se debe ser constante al aplicarte las cremas, preferiblemente después de ducharte.

Masajes: Es recomendable realizar masajes suaves en las partes flácidas del cuerpo para aportar oxigenación al tejido.

Protegerte del sol: Evitar la exposición prolongada al sol no solo evita la perdida de firmeza sino que eludes la generación de arrugas.

También hay muchos tratamientos para disminuir o eliminar la flacidez como son la radiofrecuencia, el láser IPL, plasma rico en plaquetas, entre otros. Dichos tratamientos consisten en calentar la dermis, sin afectar la epidermis, para así estimular la producción de colágeno.