Entrena con barras olímpicas en casa

Las barras olímpicas son cada vez más utilizadas para entrenar en el hogar, aunque también son uno de los ejercicios más practicados en cualquier gimnasio. Por ello, se consideran como uno de los elementos más eficaces para lograr aumentar la masa muscular y fuerza. ¡Entrena duro y lo lograrás!

Entrenar con barras olímpicas en casa ¿cómo hacerlo?

Antes de comenzar, tienes que saber que son ejercicios duros y que pueden llegar a ser complicados sobre todo si eres principiante. Por ello, necesitarás constancia y una gran fuerza de voluntad para conseguir potenciar tus músculos.

¿Qué es la barra olímpica?

Entrena con barras olímpicas en casa

Se trata de algo sencillo, una barra de acero a la cual puedes colocar a ambos lados discos de diferentes pesos y medidas. Conforme vayas cogiendo el ritmo, puedes ir aumentando el peso poco a poco, siempre con cuidado para evitar posibles lesiones.

Entre los modelos de barras disponibles podemos destacar las siguientes:

La barra olímpica, que tiene una medida de 2 metros.

La barra en Z, llamada así por su característica forma, se emplea únicamente para trabajar tríceps y bíceps.

La barra de musculación, la cual presenta asideros internos y así se ejercita el peso muerto.

Sin embargo, esta clasificación no presenta ningún criterio riguroso. De hecho, es habitual referirse a todos estos tipos de barras como olímpicas, aunque lo realmente relevante es que puedas trabajar adecuadamente con ellas las diferentes partes del cuerpo.

¿Cuáles son los beneficios de los ejercicios con barras olímpicas?

Puedes iniciar tu entrenamiento a tu medida, pudiendo colocar los discos de manera progresiva como comentábamos anteriormente.

La intensidad con la que hagas la rutina debe estar adaptada a ti en todo momento. Al comenzar es evidente que no podrás levantar 100 kilos, por ello debes comenzar poco a poco e ir aumentando el peso según la fuerza y resistencia que vayas adquiriendo. Lo ideal es ir empezando poco a poco con una barra olímpica 20kg.

Entrena con barras olímpicas en casa

Con ella, conseguirás potenciar tu musculatura, ya que aunque parezca que solo ejercitas una zona de tu cuerpo en concreto, en realidad es todo tu cuerpo el que está trabajando.

Uno de los mayores beneficios que aporta es que mejora la postura, ya que al ejecutar estos ejercicios se desarrolla la musculatura sinergista y estabilizadora, logrando a su vez que los movimientos que realices sean funcionales y ligeros.

Rutina de ejercicios que puedes seguir con una barra olímpica

Para desarrollar tu fuerza necesitarás ir aumentando de peso, pero siempre siguiendo una serie de ejercicios con los que podrás ver resultados en poco tiempo.

Remo dorsal

Para realizarlo, tienes que agarrar la barra con las palmas hacia arriba, flexionando las rodillas y desplazando el tronco hacia delante manteniendo la espalda recta. Una vez tengas la postura adecuada, coloca los codos hacia arriba muy cerca del tronco y lleva la barra hacia tu abdomen a la altura del ombligo. Ejecuta 20 repeticiones.

Peso muerto

Coge de manera inversa la barra con las palmas hacia ti, agáchate flexionando levemente las rodillas y eleva la barra a la altura de los muslos. Una vez te hayas colocado, baja despacio y sube con más intensidad. Puedes hacer 20 repeticiones de este ejercicio.

Sentadilla

Deja la barra olímpica descansando en el músculo trapecio (debajo del cuello entre ambos hombros). Luego, agarra bien la barra y flexiona un poco las rodillas para subir y bajar. Para este ejercicio, puedes empezar realizando 10 repeticiones.

Es muy importante tener en cuenta nuestras capacidades y limitaciones, por lo que para empezar te aconsejamos que lo hagas de mano de un entrenador profesional. Con él podrás corregir cualquier posible mala postura y evitar el exceso de peso para así no sufrir ninguna lesión.

Deja un comentario