Cómo lavar la copa menstrual

Las copas menstruales tienen varios años en el mercado, aunque en estos últimos meses se ha escuchado hablar mas de ellas. Han marcado un cambio verdadero en las mujeres en cuanto a comodidad se refiere. Cada vez se unen más a esta maravillosa creación. Sin embargo, para disfrutar por períodos prolongados de sus ventajas, se debe recordar que su higiene es fundamental. Entonces, para un mejor cuidado de tu cuerpo y el producto, te indicamos cómo lavar la copa menstrual y resolvemos algunas dudas.

¿Qué es la copa menstrual?

Conocido también como copa vaginal, es un producto en forma de recipiente elaborado con silicona médica hipoalergénica. Éste se introduce dentro de la vagina de forma similar a la de un tampón, durante el período de menstruación. Su objetivo es recoger en su interior, el flujo segregado. Con su uso te olvidas de preocupaciones pues, ella se adapta a las paredes vaginales sin importar los movimientos que realices. Durante el día puedes llevarla puesta por un máximo de 12 horas antes de vaciarla. Y su uso es ilimitado, pues solo con lavarla puedes usarla y quitarla cuantas veces desees.

Como se trata de un artículo íntimo, el cuidado que se le debe aplicar debe ser lo más cuidadoso posible. La vagina entra en contacto directo con la copa y se deben evitar infecciones u otras enfermedades. Así que veamos cómo lavar la copa menstrual de forma correcta. Descubre decoloresnatur.com para mayor información.

¿Cómo se debe lavar?

Para alargar la vida útil de la copa y proteger tu salud, se necesitan unos cuidados específicos. Si es la primera vez que la usas, una vez que la sacas del empaque se recomienda ponerla en agua hirviendo durante 3 minutos para esterilizar. Evita extender más el tiempo porque la puedes quemar. Este mismo procedimiento se debe realizar una vez cada ciclo, es decir, antes de que la empieces a usar cuando te llegue la menstruación.

Ahora bien, durante el ciclo, entre cada cambio se debe lavar con agua fría. Este paso es importante y muy sencillo. Como lees, sólo con agua, no hagas uso de ningún tipo de jabón o solución porque puedes estropear la silicona y acortar el tiempo de vida de la copa. Al retirarla de tu cuerpo, vacíala en el baño y debajo del grifo le echas abundante agua. Asegúrate con las manos de quitar cualquier rastro que quede en ella.

Después de algún tiempo usándola, es probable que se observe un color amarillento en ella. Si es así, es hora de una limpieza profunda. Para eso se recomienda introducirla en un vaso con agua oxigenada por 12 horas aproximadamente, no más. Esto solo se recomienda hacer cada 6 meses para evitar el desgaste del silicón. Y esto es todo, no hay más trucos ni pasos adicionales sobre cómo lavar la copa menstrual. Si aplicas el cuidado oportuno, te puede durar hasta diez años.

Deja un comentario

Completa la siguiente suma *