Cómo evitar los principales problemas de piel a causa del verano

La piel es órgano muy frágil cuando se expone al sol y al calor. Por lo tanto, debemos propiciarle cuidados especiales en la temporada veraniega. A continuación, algunas recomendaciones de cómo evitar los principales problemas de piel a causa del verano.

Hablemos de la piel y el verano

En la época de verano las altas temperaturas producen la deshidratación del cuerpo. Lo cual afecta la piel. Asimismo, una sudoración profusa debido al calor. La cual puede originar lesiones como la dermatitis. Esta se caracteriza por ser una irritación de la piel. Si no trata puede infectarse y contaminarse con hongos, entre otros.

Además, se adicionan las exposiciones a la luz solar que producen que la piel envejezca prematuramente. Unido a la pérdida de elasticidad, e incrementando el riesgo de sufrir cáncer de piel. Descubre más consejos y conoce Farmalemon.

Las claves de cómo evitar los principales problemas de piel a causa del verano

Mantener una piel limpia e hidratada

La limpieza y la hidratación conforman la piedra angular del cuidado de la piel. Es muy importante bañarse después de haberse dado un baño en la playa o en la piscina. Igualmente, posterior a una actividad física que implique mucha sudoración. De esta manera podemos evitar las infecciones e irritaciones, incluyendo la deshidratación.

Tomar mucha agua, es recomendable entre 2 y 2,5 litros de agua al día. También, después de cualquier actividad que hace sudar. La hidratación puede ser complementada con cremas o lociones hidratante.

Mucha cautela con el sol

En el verano el tiempo pasa en la piscina o en la playa bajo un sol ardiente. Se suele vestir con ropa más ligera exponiendo muchas zonas de nuestra piel a los rayos ultra violeta.

Cómo evitar los principales problemas de piel a causa del verano

Para prevenir las quemaduras, los especialistas perseveran en la necesidad de utilizar filtros solares. De hecho, a todo sitio donde se vaya a tomar el sol, así sea un simple paseo. Por lo general se recomienda colocar crema de protección solar antes de salir del hogar.

Asimismo, debe colocárselo nuevamente a las 2 horas y posterior a cada baño. Todo se fundamenta en el control de los minutos que nos pasamos bajo el sol. Los baños de sol no pueden superar la media hora. Tampoco se pueden hacer en horario comprendido de 12 a 17 horas. Con este simple pero útil recomendación podemos disminuir el riesgo de la aparición de cáncer de piel.

La alimentación, su importancia

La alimentación es vital para la piel y su cuidado. Una dieta sana, basada en frutas, alimentos con antioxidantes y vegetales De esa forma se podrá mantener una piel cuidada y saludable.

Deja un comentario