Cómo curar una quemadura

Cómo curar una quemadura dependerá del grado de la misma y de la capacidad y elementos que se requieran a la hora de que ocurra un accidente que la ocasione. Lo primero que debes conocer es el concepto y sus tipos. De esta manera podremos saber los pasos a seguir para actuar adecuadamente.

Qué son las quemaduras

Se puede definir esta lesión como una afección en la piel o los tejidos más profundos. Es ocasionada por el sol, líquidos calientes, fuego, electricidad o químicos. Las quemaduras se pueden clasificar según la profundidad de la misma. Y según sus tipos dependerá el método de curación.

Las lesiones de primer grado sólo afectan la capa externa de la piel o epidermis. Los signos o síntomas son dolor, enrojecimiento, inflamación y eritema. Las de segundo grado provocan daño en la epidermis y la capa interna o dermis. Además de producir las características anteriormente expuestas, también se observan ampollas. Y las quemaduras de tercer grado, lesionan la hipodermis, destruye la piel en su total grosor y los nervios ocasionando insensibilidad llegando a causar pérdida de la función y/o de la sensación.

Tratamiento de las quemaduras

El grado de afección de la quemadura condiciona la pregunta sobre cómo curar una quemadura. A continuación ejemplos de tratamientos.
Las de primer grado: son leves y de fácil tratamiento por lo tanto, curarlas resulta sencillo si se tienen ciertas acciones que la sanen rápido y correctamente. Por lo general estas lesiones ocurren mientras se está cocinando.

Cómo curar una quemadura

Quemaduras de primer grado

Entonces, ¿cómo curar una quemadura de primer grado? Se recomienda lavar bien las manos con gel antibacterial para garantizar que la herida no se vaya a contaminar. Se debe guardar la calma. Limpiar la lesión y aplicar frío, nunca hielo. Si hay algún resto o residuo usar solución jabonosa para eliminarlo. Seguidamente se puede aplicar un ungüento que no contenga antibiótico, como por ejemplo la vaselina. También se puede aplicar algún tópico que tenga sulfadiazina de plata como componente. Esto sería ideal ya que previene las infecciones y ayuda a que la zona cicatrice con más rapidez. Se debe cubrir la herida para evitar que rozar la zona y se evita además que se infecte. En las farmacias venden apósitos especiales para esto.

Quemaduras de segundo

Para el caso de cómo curar una quemadura de segundo grado, implica realizar varios pasos detallados. En primer lugar se debe lavar la herida y enfriar la zona quemada con agua a temperatura ambiente aproximadamente unos 4 o 5 minutos. Si la lesión es por sustancias químicas se debe hacer lo que se denomina una ducha de arrastre, la cual debe tener una duración de 30 minutos. Nunca utilizar remedios caseros porque repercuten negativamente. Y se debe acudir al médico para que decida el mejor tratamiento a seguir.

Quemaduras de tercer grado

Por último, para curar una de tercer grado se debe asistir a un médico para que indique medicamentos para disminuir el dolor y prevenir infecciones. Por lo general se requiere de una cirugía para remover el tejido dañado. Se cubre la piel quemada, alivia la presión y mejora el flujo sanguíneo. Además esta acción mejora la apariencia de la piel y reduce cicatrices.

Deja un comentario