Saltar al contenido

¿Cómo controlar el deseo de comer en la madrugada?

Para controlar los duros deseos de comer por la madrugada debemos de tratar de llevar una alimentación regular durante el día para evitar tener hambre por la noche, por ello debemos tener unas horas fijas para estar despiertos y para acostarnos, para que nuestro cuerpo tenga un ritmo adecuado, y también utilizar técnicas para prevenir el insomnio, como tomar tés que ayudan a dormir. La persona que por lo general ha alterado el horario de las comidas, alimentándose sobre todo por la noche y por la madrugada, podría tener el síndrome de alimentación nocturna. Este síndrome es también llamado síndrome del comedor nocturno y está relacionado con mayores posibilidades de tener problemas como la obesidad y la diabetes.

Consejos para controlar el deseo de comer en la madrugada

Comer en la madrugada

Algunos consejos para controlar el deseo de comer en la madrugada son:

  • Hacer una pequeña merienda antes de dormir, como un yogur descremado y 3-4 galletas sin relleno.
  • Tomar tés para calmarse y facilitar el sueño, como el té de manzanilla o de limón.
  • Llevar aperitivos ligeros como frutas y galletas simples a la cama, para comer en caso despierte con ganas.
  • Hacer actividad física en la tarde, para dejar el cuerpo cansado y facilitar el sueño.
  • Tomar jugo de maracuyá durante la cena.

¿Cómo saber si es el Síndrome de Alimentación Nocturna?

Las personas con síndrome de la Alimentación Nocturna presentan síntomas como:

  • Dificultad para comer en la mañana.
  • Comer más de la mitad de las calorías del día después de 19 horas, con un mayor consumo entre las 22 horas de la noche y las 6 horas de la mañana.
  • Despertarse al menos 1 vez por la noche para comer.
  • Dificultad para conciliar el sueño y permanecer dormido.
  • Alto nivel de estrés.
  • Depresión.

Las personas con ese síndrome también tienden a comer más calorías que las personas sanas, por lo que el riesgo de obesidad es mayor.

El diagnóstico de síndrome de Alimentación Nocturna es difícil de hacer porque se debe observar el comportamiento del individuo y no existe una prueba específica para el diagnóstico. Estos individuos cuando son evaluados generalmente informan que no pueden volver a dormir sin comer y son conscientes de lo que comen.

Todavía no existe un tratamiento específico para el síndrome de la Alimentación Nocturna, pero en general el individuo debe hacer la terapia conductual para mejorar el hábito de levantarse por la noche para comer, y algunos medicamentos pueden ser  utilizados para mejorar el insomnio y el estado de ánimo, lo que reduce los síntomas de la depresión.