Saltar al contenido

Causas de los ojos rojos y su tratamiento

Todos en alguna o varias ocasiones hemos experimentado esta afección con mayor o menor intensidad. La molestia derivada de la picazón, ardor y lagrimear constante, puede resultar desesperante. Sin embargo, son diferentes las causas de los ojos rojos, y diversos los tratamientos que pueden emplear para mitigarlo. En adelante describiremos las razones más comunes para este síntoma y cómo aliviar su malestar en casos leves.

 ¿Conoce las causas de los ojos rojos?

Causas de los ojos rojos

Como se mencionó anteriormente, los ojos pueden enrojecerse por diversos motivos. Sin embargo, entre los más comunes se encuentran:

Alergias

Las alergias son una de las causas de los ojos rojos más frecuentes. Éstas derivan de la ingesta de algún alimento, bebida o medicamento que ocasiona la reacción desfavorable en la persona. También, resultan de la exposición a elementos presentes en el medio ambiente, como humo, polvo, químicos de determinados productos, etcétera. Cuando el cuerpo percibe alguno de éstos, segrega histamina, para nivelar la inflamación producida por la presencia de los alérgenos. Esta inflamación perturba tanto el sistema respiratorio como los ojos, y por ello tiene lugar el enrojecimiento.

Vista cansada

Usar diariamente y por períodos de tiempo prolongados los teléfonos celulares, tabletas y computadoras puede ocasionar enrojecimiento en los ojos. Esto se debe a que cuando utilizamos estos artefactos, fijamos nuestra vista en las pantallas y pestañeamos menos veces. Esta conducta genera resequedad en los ojos, lo que resulta en picazón, ardor y posterior enrojecimiento.

Conjuntivitis

Es de las afecciones oftalmológicas más frecuentes. La conjuntivitis es una infección viral, que se contrae la tocar algún elemento contaminado y luego tocar nuestros ojos. También, puede derivar de alergias e irritación por algún factor externo, pero en estos casos no es contagiosa. Produce la inflamación y enrojecimiento de la membrana interior de los párpados, conocida como conjuntiva. Estos síntomas provocan la inflamación de los vasos sanguíneos, siendo una de las causas de los ojos rojos.

Conducir y dormir poco

Las personas que conducen por largas horas, como los choferes profesionales, pueden tener ojos rojos. No descansar lo que se requiere también puede causar los ojos rojos. Si se le suma conducir durante toda la noche o por varias horas, este síntoma puede presentarse intensa y prolongadamente.

Resequedad oftalmológica

Éste es un síndrome que padecen muchas personas, cuyos lagrimales no tienen la capacidad de lubricar adecuadamente. Esto produce una sensación de molestia e irritación en los ojos de la persona conocido como el síndrome del ojo seco. También le produce piquiña, dolor o ardor y enrojecimiento, último que se agrava con el frote constante.

¿Cómo aliviar esta molestia?

Causas de los ojos rojos

Una vez determinada la razón el enrojecimiento de los ojos, podemos tomar medidas preventivas o de tratamiento para la afección. Cuando el enrojecimiento es producto del cansancio por abusar de alguna actividad, el mejor tratamiento es el descanso. Aplicar rodajas frías de pepino sobre los parpados contribuye con la relajación en sí y refresca la visión. Esta técnica además contribuye a desinflamar.

Alejarse de las pantallas de los artefactos por un par de días también contribuirá a mejorar el estado de tus ojos. Para la irritación y picazón leve; aplicar lágrimas artificiales o gotas refrescantes de libre prescripción, coadyuva a mitigar el malestar. Una compresa humedecida con agua fría también es una excelente opción casera para reducir la inflamación y el enrojecimiento.

Cuando el enrojecimiento deriva de alergias, es necesario determinar cuál es el elemento que la desencadena. Evitarlo de ser posible y o tomar antiestamínicos son los mejores tratamientos. Cuando se trata de cuadros infecciosos, es preciso tomar antibióticos para combatir la afección.

Es importante resaltar que, si los síntomas son persistentes y agudos, lo mejor es acudir con un especialista.