Azafrán, beneficios y propiedades

El azafrán es una hierba nacida en Irán, siendo cultivada por primera vez por el mandato del reinado de la edad media, en los años 708-550 AC. Esta planta suele aflorar de su corona varios pistilos alargados, que se denominan hebras de azafrán. Los mismos son de color rojizo o anaranjado y son muy usados como especia.

Origen del azafrán

El azafrán no es más que una especia que se desarrolló inicialmente en la india. Otros datos indican que se utilizó como condimento hace más de cinco mil años en Mesopotamia. Aun así, se estima que Egipto fue el lugar donde más popularidad tuvo esa hierba. Por lo cual, se cree que existen documentos sobre el azafrán desde hace 4000 años de antigüedad.

Los Árabes fueron los que introdujeron el azafrán a España, de allí se propagó por América y Europa. En el período del Renacimiento, fue introducido a Venecia, destacándose años después como comerciantes del azafrán, donde su costo era incluso más alto que el oro. Por motivo del alto costo, se volvió una tentación para las falsificaciones. Por lo cual, se tomaron las medidas de colocar castigos severos a quien lo hiciera.

En el universo antiguo de la edad clásica se vinculaba está hierba con el dios Zeus. Esto debido a que el mismo solía dormir en un lecho de azafrán, ya que le atribuía virtudes afrodisíacas a esta planta. Por lo cual, estaba convencido que con esta práctica, lograba vigorizarse, llenándose de energía y vitalidad sexual.

Flor de azafrán

La flor del azafrán suele florecer al amanecer. La misma, permanece muy poco tiempo en el tallo, debido a que se marchita, perdiendo así su aroma y su color. Por esta razón, su recolección debe ser al amanecer, tratando de que sea antes de las diez de la mañana.

Como dato curioso debe conocer que se necesitan ochenta y cinco mil flores de azafrán, para poder conseguir un kilogramo de esta deliciosa especie. Su recolección es un poco tediosa, ya que debe hacerse de una en una y de forma manual. Por este motivo, la especia para condimentar de azafrán es la más costosa del mundo.

Azafrán como planta medicinal

Aunque no sea una planta milagrosa, te puede ser de gran ayuda para mejorar tus afecciones. Por esta razón, te mencionaremos algunas de sus propiedades:

  • Nivela la presión arterial: en estudios realizados se constató que su consumo habitual, puede contrarrestar los problemas arteriales. Por lo cual, es recomendable que las personas hipertensas, consuman esta magnífica especia regularmente.
  • Cuida la visión: gracias a las sustancias carotenoide que contiene el azafrán, ayuda a que luches en contra de la degeneración macular. La misma que se relaciona con los daños de la luz solar a la vista y con el envejecimiento.
  • Ayuda a la digestión: el azafrán es usado desde hace muchos años atrás para lograr una digestión adecuada. Ya que el mismo es ideal para tonificar el aparato digestivo. Por este motivo, ayuda mejorando la producción de mucosidades gástricas, como ejemplo la bilis, lo que te facilita la digestión.
  • Depresión: ingerir el azafrán o su extracto, es ideal para ayudar a mejorar los estados de ánimo e inclusive sirve para combatir depresiones leves.
  • Dolores menstruales: el consumo del azafrán o de sus extractos es excelente para el alivio de los dolores causados por tus periodos menstruales. El mismo, lo puedes ingerir días antes y de esta manera lograrás prevenir esos molestos síntomas.
  • Dolores externos: aplicando el azafrán en ungüento, también te ayuda a mitigar los dolores externos. Para ello, solo deberás tomar un poco de especia y mezclarlo con un algo de miel. Posteriormente, aplícalo en la zona con dolor dejando actuar por 15 minutos y retirar después con agua tibia. En este sentido, esta especie te ayuda a relajar los tendones y de esa forma reduce las molestias musculares.

El azafrán de raíz

El azafrán de raíz es una planta común en la india, sin embargo, se puede encontrar en Micronesia, el Sudeste Asiático y Polinesia. Su uso es ideal como estimulante sexual y para el comercio. Además de eso, es muy conocido en la cocina desde muchos años atrás, pero su utilidad es mucho más diversa, porque también se emplea en tintes y perfumes.

Diferenciándolo de la flor de azafrán que se usaba para el arroz y las paellas, donde su costo es más elevado debido a su complicado procesamiento, encontramos que la raíz de azafrán es menos costosa y su reproducción es muy sencilla.

Fue descubierta en la época de los viajes de Marco Polo por la India. El mismo descubrió la planta y la trasladó al occidente, debido a que su color, aroma y sabor eran parecidos al de la flor de azafrán. Además de eso, su utilidad era diversa y se obtenía sin muchas complicaciones. En Latinoamérica conocemos la raíz del azafrán como cúrcuma.

Azafrán, beneficios y propiedades

Azafrán como condimento

Según estudios realizados, el aroma del azafrán es parecido a la mezcla de miel con hierbas. Así como también, se cree que su sabor es similar al heno pero con un toque amargo. Adicional a eso, esta especia también es un excelente colorante, que aporta un tono naranja o amarillo a tus comidas. Siendo especialmente usado en el arroz o en las paellas.

Para aprovechar todo el sabor de esta especia, en la cocina debes seguir los siguientes pasos:

  • Infusionarla: esto quiere decir que esta especia debe ser preparada previamente para su utilización, al menos que sea una receta a base de sopa o caldo. Para preparar esa infusión debes usar algún líquido templado o frío. En el caso de preparaciones que no se cocinan, se debe macerar por media hora con agua y aceite, que sean parte de la receta. Cuando se trate de asados, también debes infusionarla, ya que si no lo haces se puede quemar sin brindarnos sus propiedades.
  • Tostarla: aun cuando ya venga tostada se recomienda realizarlo nuevamente antes de su uso. Para esto, solo basta con dejarla un rato sobre el caldero donde estés preparando la receta. Posteriormente, pulverizas con la ayuda de un mortero, agregándole sal y otra especia de tu preferencia. Es recomendable, no mezclar con cuchara de madera, debido, a que se tiñe, haciéndonos perder sabor y color.
  • En la justa medida: el peor error cometido, es añadir grandes porciones de azafrán a las recetas por creer que conseguirás mejor sabor. En las preparaciones que contengan esta fabulosa especia, solo debes colocar pequeñas medidas para su elaboración. Aun cuando, necesites preparar comidas en grandes cantidades.

Algunas contraindicaciones del azafrán

El azafrán es una hierba medicinal y aromática que está muy bien valorada. Ya que no representa ningún peligro para quienes lo consuman moderadamente. Sin embargo, te indicamos algunas recomendaciones a tomar en cuenta:

  • Esta especia cuenta con efectos emenagogo, lo que quiere decir que su uso estimula el útero, pudiéndote causar contracciones e incluso aborto espontáneo.
  • Está comprobado que el azafrán influye en tu estado de ánimo, por lo cual es usado en remedios para la depresión. No obstante, se piensa que este efecto puede ser algo dañino en personas que sufren de trastornos bipolares. Lo que significa que el mismo puede provocar inestabilidad a esos individuos, agravando los síntomas del padecimiento.
  • Las mujeres que sufren de sangrados uterinos tienen contraindicado el consumo de esta hierba. Ya que se cree que la misma puede aumentar las hemorragias.
  • Si te encuentras en tratamientos farmacológicos como hipertensivos, anticoagulantes, antiinflamatorios entre otros. En estos casos, se cree que pueden producir efectos secundarios, por lo cual, se recomienda consultar a su médico tratante. De esta manera, le indicarán las instrucciones adecuadas de acuerdo con su caso.

Deja un comentario