Ansiedad y creatina quinasa alta

Las dinámicas cotidianas desajustan un poco al cuerpo. Pensamos que las reacciones al entorno son comunes y elementales, sin embargo poseen alteraciones importantes. Las emociones van ligadas a nuestra personalidad, a lo que pensamos y hacemos. Tener un poco de miedo activa al cerebro y libera en el cuerpo alarmas para la huida. El miedo puede desembocar en ansiedad y creatina quinasa alta, aunque en está última no se presenta un estímulo real, sino futurista e imaginario. La ansiedad también deriva en afecciones físicas, entre esos: taquicardia, úlceras, estrés, tensión muscular. En este último ítem: tensión muscular es donde nos centraremos.

¿Qué tienen en común?

La ansiedad y creatina alta tienen en común la afección muscular que puede producir. La creatina quinasa o CK (por sus siglas en inglés) actúa como catalizadora, acelera una reacción bioquímica. Es decir, es una enzima y se ubica en cerebro, corazón y músculos habitualmente, y en otros tejidos. Esta enzima se encuentra naturalmente en nuestro cuerpo, a diferencia de la creatina de monohidrato y la alcalina.

¿Por qué identificar la creatina quinasa alta alta en el organismo?

Al tener los siguientes síntomas te puedes preocupar por alguna anormalidad en tu cuerpo:

  • Orina demasiado oscura
  • Debilidad muscular (sin identificar lesión)
  • Lesión muscular
  • Inflamación muscular.

Algunas veces los músculos pueden estar destruyéndose por procesos anormales. Al sentir cualquiera de los síntomas mencionados deben acudir al médico. Otra particularidad es que los niveles de CK se disparan cuando se realiza prolongado ejercicio. Si eres un atleta deberías descansar al menos 72 horas antes de evaluarte.

La prueba de CK se utiliza para descartar, principalmente:

  • Distrofia muscular: está enfermedad llegan a ser hereditarias, causan debilidad muscular y desgarres anormales. Suele ser poco común y afecta a los hombres más que a las mujeres.
  • Rabdomiólisis: al desgarrarse un músculo o tener enfermedades que afecten a los mismos.

Enfermedades silenciosas

La ansiedad suele ser una pauta defensiva contra estímulos adversos que se anclan en la imaginación. La tensión muscular y la taquicardia son elementos que a su vez liberan gran cantidad de creatina quinasa en el torrente sanguíneo. Estos dos síntomas también son característicos de la ansiedad. Enfrentarse a tales acontecimientos pueden acelerar el proceso degenerativo de los músculos con patologías previas. La razón de preocuparse son los repetidos acontecimientos que causan ansiedad y creatina quinasa alta. Sumado a esto las enfermedades musculares suelen ser silenciosas y no se le presta tanta atención.

Recurrir a especialistas tanto de la medicina como de la salud mental es importante para predecir y prevenir acontecimientos de daños futuros.

Deja un comentario