Rúcula

El sabor tan exótico y peculiar de la rúcula es capaz de convertir un plato sencillo como lo es una ensalada, un sándwich o una salsa, en un exquisito alimento. Lo mejor de esta hortaliza son los abundantes beneficios que proporciona a la salud. Es considerada una de las verduras más integra y por eso dedicamos este artículo a ella, sus propiedades y usos que puedes darle.

Qué es y cuáles son sus propiedades

Como mencionamos antes, la rúcula es una hortaliza, verdura y hoja. Es también conocida por los nombres rugula, ruqueta y arugula. A pesar de su delicioso sabor y sus aportes positivos al organismo, es un vegetal que no es producido a gran escala.

Entre sus propiedades destaca el contenido de sustancias como glucosinolato. Ésta ayuda a prevenir el crecimiento de células cancerígenas, en especial las que tienen cabida en áreas como páncreas, senos y colon. De igual forma, tiene un nivel elevado de antioxidantes y vitamina A que sirven al organismo como método preventivo contra el cáncer si no se padece.

Su color verde es indicador de que posee clorofila, la cual evita que ocurran daños al nivel del hígado. Todo esto le suma a la rúcula puntos en cuanto a la lucha contra el cáncer. Asimismo, protege la piel contra rayos UV, previene la osteoporosis, trata la diabetes, protege la visión y ayuda con desintoxicaciones.

Algunos de sus otros compuestos son la vitamina B, ácido fólico, calcio, minerales como potasio, fósforo e hierro, que bien ayudan a la actividad cerebral, de forma que previene que no inflame o envejezca prematuramente. Las vitaminas C y K fortalecen el sistema inmunológico y las acciones cardiovasculares, respectivamente.

Hasta los momentos no existen contraindicaciones o evidencias de que su consumo ocasione efectos secundarios. Igualmente, es un alimento del cual no se debe abusar y al consumir se debe tener cuidado si se es alérgico o intolerante.

Rúcula

Incluye la rúcula en tus comidas

Se puede consumir cruda o cocida, aunque se recomienda su uso natural, sin cocción, aplicando previa higiene. Su consumo se debe realizar no únicamente por el bajo contenido de calorías sino porque la flora intestinal y digestión mejoran así como causa sensación de saciamiento.

La rúcula es un alimento que se emplea mayormente en la elaboración de ensaladas, de rellenos de sándwiches, baguettes, wraps. Pero no solo eso, en salsas, cremas, sopas, bebidas como smoothies también se aplica. Si nos dirigimos al Mediterráneo, apreciaremos que es muy conocida y la usan como topping en pastas y pizzas luego de cocidas u horneadas.

Su manera de servir resulta sencilla, no necesita de muchos ingredientes para explotar su sabor. Algunas veces es usada como una alternativa de la albahaca para la realización de pesto. Al momento en que estas hojas son cocidas pierden un poco el sabor picante que las caracteriza.

En conclusión, resulta una hortaliza muy versátil y no representa grandes costos. Puede ser cultivada en casa, ya sea en ambientes interiores o exteriores.

Deja un comentario

Completa la siguiente suma *